lunes, 30 de marzo de 2015

Magdalenas de frutos rojos (bajas en grasa y sin azúcar)

Buenos días!! Ya estamos más que metidos en tiempo de pascua, llegan las comidas con familiares, con amigos, las cenas y... los postres!! Hoy os traigo algo básico pero con un toque especial, el de los frutos rojos, en este caso los he usado liofilizados (tranquilos, si no los encontráis... son los que vienen en las cajas de cereales con frutos rojos!! :P). Además, sigo con las recetas light o "fitness", así que son bajas en grasa y sin azúcar, usando stevia en su lugar que me encanta cómo endulza y cómo queda en los postres aportando 0 calorías :) Estas magdalenas de frutos rojos son muy fáciles de hacer y quedan muy esponjosas y ricas, si queréis un sabor bien intenso de frutos rojos aconsejo añadir un poco de aroma, ya que la fruta por sí sola no le da excesivo sabor. Y si lo queréis con más color... un poquito de colorante!! Que ya veis que los frutos rojos le dan una notalidad rosa/malva muy mona, pero si queréis un super rosa recurrid al colorante y listo! La próxima entrada será, espero, un típica receta de este tiempo... con muuuuchas calorías! :P



Ingredientes (8-10 magdalenas):

-5 claras (yo pasteurizadas)
-150gr harina de avena
-10gr frutos rojos liofilizados
-15gr stevia
-2 cucharaditas de levadura
-60ml aceite de oliva
-60ml leche (vegetal, de vaca...)

Preparación:

Batimos las claras con la stevia en un bol hasta que espumen (no es necesario montarlas, es sólo que blanqueen un poco y formen espuma, un par de minutos). Añadimos entonces los frutos rojos en polvo (yo los machaqué con un mortero pero si tenéis un molinillo aún tardaréis menos) y la levadura. Batimos hasta integrarlo.

Añadimos la mitad de la harina y batimos, añadimos el aceite y batimos. Añadimos el resto de la harina y batimos de nuevo. Por último añadimos la leche y volvemos a batir, nos debe quedar una mezcla homogénea y más bien líquida.

Ponemos la masa en los moldes y llevamos al horno precalentado a 180º durante 15-20 minutos, hasta que al pinchar con un palillo éste salga sin restos de masa.

Si los queréis conservar más tiempo, metedlos en una bolsa o tupper hermético cuando aún están tibios, así conservarán toda la humedad y quedarán tiernos más tiempo ;)

jueves, 26 de marzo de 2015

Revuelto de huevos y patatas fritas

Buenos días!! Hoy vamos a darle un gustazo al cuerpo con este revuelto de huevos y patatas fritas que está para chuparse los dedos!! La receta está sacada del libro de Jamie Oliver's: Comfort Food. Impresionante! No se puede decir más! Las patatas, tal y como las prepara él, quedan super crujientes si las queremos para mojar en salsas o acompañar otros platos, y luego en medio del revuelto se vuelven tiernas y blanditas... con el huevo medio cuajado... ñammmm y ese toque de perejil que le queda de maravilla!! Además, se hace relativamente rápido, y huevos y patatas es algo que solemos tener siempre en la despensa, con lo que esta receta nos sacará de más de un apuro seguro! Aún estáis a tiempo de prepararla para comer hoy, a qué esperas??



Ingredientes (2 personas):

-2 patatas medianas-grandes
-1 cebolla
-4 huevos
-Perejil fresco
-Aceite
-Sal
-Mayonesa (opcional, a mí me encanta mojar en un poquito de mayonesa las patatas)

Preparación:

Lavamos bien las patatas con un cepillo, ya que no las vamos apelar. Las cortamos en gajos, como más nos guste, yo las dejo no muy gordas. Cortamos la cebolla en trocitos pequeños.

Ponemos agua a hervir, cuando esté casi hirviendo añadimos las patatas y las cocemos durante 8 minutos. Pasado el tiempo escurrimos y sacamos del agua.

Ponemos aceite de oliva a calentar en una sartén, la cantidad suficiente como para que cubra las patatas (yo las frío en dos tandas). Cuando el aceite esté caliente freímos las patatas. Cuando estén doraditas y crujientes las sacamos y las escurrimos en un plato con papel absorvente. Freímos la cebolla, lo justo para que se haga y se dore pero con cuidado de que no se queme.

Ponemos una sartén con un chorrito de aceite (casi nada) al fuego, añadimos los huevos y un poco de sal y hacemos un revuelto, cuando empiece a cuajarse añadimos las patatas y la cebolla y removemos todo bien hasta que se cuaje el huevo (a mí me gusta que quede un pelín crudo), añadimos el perejil al gusto y removemos. Servimos inmediatamente y a disfrutar!!!

lunes, 23 de marzo de 2015

Crema de chocolate, avellanas y queso (bajo en grasa y sin azúcar)

Buenos días!!! Comenzamos la semana con energía... y para eso nada mejor que empezarla con chocolate!! Y si es con una crema de chocolate, avellanas y queso fresco batido ya ni os cuento ;) Si habéis probado alguna vez Chocobó de Quescrem os sonará esta mezcla, ya que son los ingredientes base de una de sus cremas de untar con chocolate. La he comprado muuuuchas veces, porque me gusta mucho y me resulta muchísimo menos pesada que la nocilla/nutella, así que para untar en las tostadas del desayuno me encantaba. Así que me decidí a hacerla en casa, malo sería que saliera mal, no? Pues para nada, no salió mal, salió genial!! Lo único que le falta es la textura, que al no tener una máquina pontente (o molinillo) para triturar las avellanas pues no me queda una textura tan fina, pero de sabor está impresionante! Y como con la comercial... nada pesada, incluso menos que la crema de chocolate y avellanas que suelo hacer yo (receta aquí), será porque el chocolate que lleva es cacao puro, la leche es vegetal y el queso es sin grasa. El caso es que esta crema está deliciosa y además es super light como veis. Y lo mejor... es que se hace en 5 minutos, lo juro!! Todo a la batidora y a triturar!!!!!!!!! :D



Ingredientes (2 botes de mermelada enteros):

-150gr avellanas (tostadas o sin tostar)
-200gr queso fresco batido 0%
-30gr stevia (o más, al gusto, id probando el dulzor hasta llegar al punto que más os guste)
-6 cucharadas de cacao en polvo (o menos, id probando también hasta conseguir la intensidad de sabor a chocolate como más os guste)
-Leche (yo usé de arroz, la cantidad... puede ser 0 si os gusta una crema espesa, como la nutella o unos 100ml si queréis una crema muy untable, añadid poco a poco hasta conseguir la textura que más se ajuste a vuestras necesidades)

Preparación:

Si tenéis un molinillo o algún aparato que triture muy bien, meted ahí las avellanas y trituradlas hasta conseguir una crema muy finita, luego mezclad todo y batir con una batidora hasta conseguir una crema.

Si, como yo, no tenéis molinillo ni picadora ni nada... Meted las avellanas en el vaso de la batidora junto con el queso fresco batido y triturad hasta que quede una masa espesa, paciencia, que poco a poco se tritura. Luego añadid el azúcar, el cacao y la leche y triturad de nuevo hasta mezclarlo todo y conseguir una crema homogénea.

Como lleva el queso no aguanta tanto en la nevera como otras cremas, así que intentad consumirla en el menor tiempo posible (siempre podéis hacer feliz a alguien regalándole un bote), aunque con lo buena que está... creo que no os va a sobrar mucha :P

viernes, 20 de marzo de 2015

Gofres de avena y queso fresco batido (bajos en grasa y sin azúcar)

Buenos días!!! Hoy os escribo un poco tarde... pero aquí es festivo así que he aprovechado para madrugar un poco y preparar estos gofres deliciosos!! Sigo con mi rollo "fitness", así que la receta es light, gofres de avena con queso fresco batido, sin azúcar y sin trigo!! Se hacen en un periquete, lo único que tarda es el tiempo de horneado (sí, los hago con los moldes de silicona... qué pasada lo bien que quedan y no se ensucia nadita!!). Aproveché para hacer la masa temprano, son cinco minutitos mezclarlo todo, y luego salí a correr, al volver me duché y metí los moldes al horno, entre secarme el pelo y demás ya estaban horneados, les di la vuelta y los dejé dorarse un poco mientras cortaba la fruta... y desayuno listo!! Esta vez los acompañé con miel y fruta... pero ya estoy pensando en unos acompañados de sirope de chocolate... ñammmmm!!! La textura es genial, los bordes están doraditos... pero el resto está super tieeeerno y esponjoso!!!! Os pongo la receta ya mismo, así tendréis tiempo para prepararlos este fin de semana, venga, es hora de darse un capricho... y más si es light y sanote!! :D



Ingredientes (3 gofres y un pelín más):

-3 claras de huevo (yo pasteurizadas)
-100gr queso fresco batido 0% (compro los que vienen en paquetitos individuales de Carrefour)
-5gr stevia
-100gr harina de avena
-1 cucharadita de levadura
-1 cucharadita de aroma de vainilla (u otro que os guste)
-2 cucharadas de leche (yo de arroz, pero poned la que queráis/tengáis en casa)

Preparación:

Ponemos las claras y la stevia en un bol, batimos hasta que se blanquee la mezcla y espume (un minuto, no es necesario montar las claras). Luego añadimos la levadura y el aroma de vainilla, batimos de nuevo para incorporarlo. Añadimos el queso fresco y batimos.

Ahora añadimos la avena, en dos veces, y batiendo bien después de cada adición. Cuando la tengamos bien mezclada añadimos las dos cucharadas de leche y batimos de nuevo. Debe quedar una mezcla homogénea y bastante líquida.

Ponemos la masa en los moldes, deben cubrirse los cuadraditos. Llevamos al horno (precalentado a 190º) durante 12 minutos, pasado el tiempo sacamos la bandeja del horno. Ponemos papel de hornear sobre ella y le damos la vuelta a los gofres, los quitamos del molde y los ponemos cara abajo, con la parte con dibujitos hacia arriba, y volvemos a meter al horno otros 5 minutos o hasta que se doren por ese lado.

Cuando estén listos los servimos y a comer inmediatamente, los gofres como más ricos están es en caliente!! Podéis acompañarlos de miel y frutas, como hice yo... pero si no estáis a dieta o queréis meteros más calorías en el cuerpo... con nata, chocolate y plátano tienen que estar de vicio!!! :P



Ya veis que la masa no lleva trigo, pero si los vais a preparar para alguien celíaco tened en cuenta que la levadura debe ser sin gluten!! Fundamental!! Y que el resto de productos que elegís también estén libres de trazas ;)

lunes, 16 de marzo de 2015

Bizcochitos de avena y algarroba (bajos en grasa y sin azúcar)

Buenos días!!!! Arrancamos la semana con una super receta!!! Unos bizcochos que está que te mueres! Suuuuper ricos, suuuuuper tiernos y suuuuuuper sanos!!!! Porque apenas tienen grasa, no tienen azúcar y no son de chocolate... son de algarroba!! Sí, sí, eso que se parece al chocolate y que toman los veganos... y dicho sea de paso... que tiene un saborcillo peculiar y muy rico :D El caso es que como estoy introduciendo ciertos cambios en mi alimentación, estoy investigando sobre postres más sanos. Y también se dio el caso de que una amiga en estos momentos hay muchas cosas que no puede comer, así que para mi investigación y suplir sus ganas de dulce me propuse hacer estos bizcochos. Están muy ricos y no son nada pesados, esto es lo que más me gusta de ellos. Además, yo les puse chocolate por encima (hay cosas que nunca cambian... jejeje), pero con trocitos de fruta o frutos secos tienen que estar también buenísimos. Se hacen en un plis plas y presentados de forma individual quedan monísimos :D Además, si conseguís una levadura sin gluten pueden ser aptos para celíacos, y como no llevan lácteos también para gente con intolerancia a la lactosa, vamos, que estos sí que son unos bizcochos para todos!! :D



Ingredientes (2 bizcochitos):

-4 claras de huevo
-150gr harina integral de avena
-1 cucharada de algarroba
-10gr de stevia en granos
-2 cucharaditas de levadura
-50ml aceite de oliva
-50ml leche vegetal (de almendra, de coco y arroz... la que más os guste)
-Pepitas de chocolate, frambuesas, frutos secos... para decorar

Preparación:

En un bol batimos las claras con la stevia, hasta que las claras empiecen a espumar. No hace falta usar batidora, con una simple varilla de mano en uno o dos minutos tendremos las claras espumosas, no queremos que monten.

A continuación añadimos la levadura y la algarroba, batimos de nuevo para integrarlo todo. Añadimos el aceite y volvemos a batir.

Ahora es el turno de añadir la harina, la echaremos en dos veces y batiremos después de cada adición. Cuando la mezcla sea homogénea añadimos la leche y volvemos a batir. Nos quedará una masa homogénea y bastante líquida.

Ponemos la masa en nuestros moldes, nunca llenándolos más de 3/4 partes. Ponemos por encima lo que nos apetezca, en este caso chocolate negro porque le da un toque delicioso, pero con frambuesas también quedan muy buenos. Aunque aquí las posibilidades son infinitas, desde frutos secos a cualquier otra fruta que os guste ;)

Llevamos al horno precalentado a 190º durante 20 minutos. Al pinchar con una brocheta el centro del bizcocho, ésta debe salir sin restos de masa líquida, significa que ya está hecho. Los sacamos del horno y los dejamos enfriar sobre una rejilla.



Al no llevar yemas ni mucha grasa (más allá del aceite) es un bizcocho que se seca más que los normales, lo ideal es hacerlo para comerlo en el día. Pero un truco para que se mantenga tierno de un día para otro es meterlo en un tupper hermético o en una bolsa de plástico amplia. Cuando los tengamos cocidos, los sacamos del horno y los dejamos enfriar unos 3 o 4 minutos, que se vaya el calor fuerte, entonces los metemos en una bolsa de plástico (o tupper hermético) y la anudamos, dejando aire dentro de la bolsa; el calor que soltarán los bizcochos creará una atmósfera húmeda que evitará que el bizcocho se seque, así los podéis hornear a la noche y desayunarlos por la mañana como si fueran recién hechos :D


viernes, 13 de marzo de 2015

New York Cheesecake

Buenos días!!! Aprovechando todos estos días de buen tiempo que nos anuncian que la primavera está cerca os pongo esta tarta de queso, la mítica new york cheesecake, la receta la he modificado de esta de Joy of Baking, junto con esta de La Receta de la Felicidad. Resulta una tarta deliciosa, fresca, para nada pesada... vamos, una auténtica delicia. Super esponjosita y con el coulis de frambuesas queda de maravilla, aunque podéis ponerle lo que queráis, una mermelada que os guste, sirope de chocolate... eso a gusto de cada uno. Además, se hace relativamente rápido y fácil, y se manchan pocos cacharros... qué más podemos pedir?? jeje Venga, vamos con la receta que seguro que este fin de semana más de uno/a la preparáis ;)


Ingredientes (molde 22cm):

-170gr mantequilla
-140gr galletas digestive
-1 pizca de sal

-900gr de queso crema
-3 cucharadas de harina
-200gr azúcar
-1,5 cucharaditas de aroma de vainilla
-Corteza de 1/2 limón
-2 cucharaditas de zumo de limón
-3 huevos
-200ml crème fraiche

-150gr frambuesas
-2 cucharadas de azúcar

Preparación:

Para la base, trituramos las galletas, mezclamos con la mantequilla, cubrimos el fondo del molde y un poco los laterales.

Para la crema de queso, batimos el queso crema y sin dejar de batir añadimos el azúcar, la crème fraiche, la vainilla, el limón (zumo y corteza) y la harina. Terminamos añadiendo los huevos de uno en uno. Echamos la masa en el molde y llevamos al horno a 150º durante 50 minutos, al pinchar no debe estar líquida por dentro, pero tampoco la debemos dejar tanto tiempo como para que se quede dura.

PPara cubrirla haremos un coulis, ponemos las frambuesas trituradas con el azúcar en un cazo, echamos un par de cucharadas de agua y dejamos que reduzca y caramelice un poco. Echamos por encima de la tarta cuando esté hecha.

martes, 10 de marzo de 2015

Solomillo en salsa de piña

Buenos días!!! Os traigo otra receta salada, para ir alternando un poco y no empacharnos con tanto dulce :P Esta vez un solomillo que está pa chuparse los dedos... literalmente!!! Porque lo mejor de este plato es la salsa... de piña! Os puedo asegurar que no habrá nadie a quien no le guste, porque no tiene un sabor super dulce, ni ácido... todos los sabores se entremezclan a la perfección dando como resultado una salsa ideal para acompañar carnes, he elegido solomillo porque me gusta mucho, pero podría ser otra carne que os guste, creo que incluso con carne de caza quedaría exquisita :D Además, se hace en un periquete!! Y los ingredientes casi seguro que los tenemos en casa, así que ya tardáis en preparar este plato para mañana o para el fin de semana, si tienes invitados a comer seguro que los sorprendes ;)




Ingredientes (2 personas):

-1 solomillo de cerdo
-200gr cebolla
-240gr piña fresca
-120gr mantequilla
-1 cucharadita de sal
-2 cucharadas de azúcar moreno
-Pimienta
-Aceite
-250ml agua
-2 cucharadas de bovril

Preparación:

Ponemos la mantequilla en un cazo al fuego, añadimos la cebolla y la piña troceadas. Pochamos añadiéndole la sal y el azúcar.

Cuando casi esté, añadimos el bovril, removemos. Añadimos el agua y dejamos que hierva y reduzca un poco (esto dependerá de lo espesa que os guste la salsa, pero hay que dejarla un pelín menos espesa porque luego seguiremos cocinando en ella).

Cortamos el solomillo en rodajas de algo menos de dos dedos de grosor, los salpimentamos y los pasamos por la plancha a fuego medio-alto para que se doren (no tienen que hacerse, solo dorarse).

Cuando la salsa haya reducido la trituramos. Volvemos a poner al fuego y añadimos el solomillo, dejamos cocer hasta que el solomillo se haga por dentro y quede la carne tierna (tan solo unos minutos, porque el solomillo está cortado en trocitos pequeños y ya lo hemos pasado un poco por la plancha, así que con 3 o 4 minutos es más que suficiente).

Servimos con patatas paja fritas (o las que más os gusten). Ya veréis lo rico que queda!!

viernes, 6 de marzo de 2015

Tortitas de avena con claras de huevo

Buenos días!!! Hoy os traigo un rico desayuno ideal para preparar este fin de semana. Creo que los que me seguís a estas alturas ya debéis saber lo que me gustan las tortitas... además, ahora estoy intentando comer mejor, más sano, menos grasas, etc. Y aunque me cuesta, porque no quiero renunciar a muchas de mis comidas... intento hacer pequeños cambios que me permitan mejorar mi alimentación sin renunciar a nada de lo que quiero :) Así que aquí vienen estas tortitas, más lights (si cabe) que las que ya hacía, con claras de huevo (nada de yema, que aporta colesterol) y con harina de avena, que al parecer este cereal es la bomba y aporta un montón de cosas beneficiosas para nuestro organismo, sobre todo para los que practicamos deporte :D Además, al estar hechas con harina de avena exclusivamente son aptas para celíacos (ojo con la levadura, tendríais que usar una sin gluten). Y como no llevan lactosa también es apta para los que tengan problemas con ella. Así que tenemos unas tortitas aptas para todos!!!! Creo que ya estás tardando en ir a la cocina a buscar los ingredientes :P



Ingredientes (8 tortitas):

-3 claras de huevo (yo pasteurizadas)
-120gr harina de avena
-20gr salvado de avena
-2 o 3 cucharadas de leche de arroz y coco*
-1 cucharada de azúcar moreno**
-1 cucharadita de aroma de vainilla (u otro que os guste)
-2 cucharaditas de levadura

*Podéis usar leche de avena, de almendra, leche de vaca... la que tengáis en casa. Yo usé esa porque de las vegetales es una de las que más me gusta y, sobre todo, mejor me sienta ;)
**Podéis echar 2 cucharadas, para que quede una masa algo más dulce, también podéis usar edulcorante o endulzantes naturales si lo preferís :)

Preparación:

Necesitamos un bol y unas varillas de mano. Ponemos en el bol las claras y el azúcar, batimos enérgicamente con las varillas hasta que se forme una espuma, queda como si fuera la espuma de un cappuccino.

Añadimos entonces la harina de avena y batimos de nuevo hasta integrarla por completo. Ahora añadimos el salvado de avena y la levadura y batimos de nuevo.

Por último añadimos el aroma de vainilla y la leche, batimos y ya tenemos la masa lista. Podéis preparar las tortitas al instante, aunque quedan más esponjosas si esperamos un rato y dejamos la masa reposando en la nevera. Yo suelo preparar la masa antes de ir a correr, al volver me ducho y luego hago las tortitas, veréis que la masa ya tendrá un montón de burbujas porque la levadura ha hecho efecto mientras nosotros estábamos fuera. Otra opción muy cómoda, sobre todo si las queremos comer por semana, es preparar la masa de noche y hacer las tortitas a la mañana. La masa nos puede aguantar unos 3 días en la nevera.

Para hacerlas necesitamos una plancha o sartén antiadherente. Echamos unas gotitas de aceite, lo repartimos por la sartén y echamos un par de cucharadas de masa, la sartén debe estar ya caliente, a fuego medio o medio-alto. La masa se distribuye sola formando un círculo así que no tenemos que extenderla nosotros. Si sois mañosos o tenéis experiencia haciendo tortitas podéis hacerlas de 3 en 3 si os caben en la sartén, así acabaréis antes ;)

Cuando la superficie de la tortita empiece a burbujear y los bordes estén cocidos le damos la vuelta con una espátula, cocinamos un par de minutos por el otro lado y listo. Repetimos con el resto de la masa hasta hacer todas las tortitas.

Las podéis servir con lo que queráis, estos días estoy optando por miel, para que le dé más dulzor y fruta fresca que me encanta con las tortitas calientes :D

martes, 3 de marzo de 2015

Tarta de cacao amargo y frambuesas

Buenos días!! Hoy toca día dulce... pero tampoco empalagoso... hoy toca un día chocolatoso!!! Os traigo una tarta que ha gusto mucho, mucho no... muchísimo!! Las veces que la he preparado no han quedado ni las migas! Y es que es una tarta deliciosa, no muy pesada, contundente pero no empalagosa porque no es nada dulce. Está hecha con cacao amargo y además con frambuesas, que aportan un toque ácido. Lleva el punto de azúcar justito para que no resulte desagradable, lo que la convierte en una tarta muuuy especial. Además, presentada con unas frambuesas frescas se convierte en una auténtica delicia para la vista, no me digáis que no :D Y lo mejor... se hace en un periquete!!! Así que vamos a por los ingredientes y a darle al lío ;)



Ingredientes (molde 15cm, para una tarta de tamaño normal doblad las cantidades):

-2 huevos M
-125gr azúcar
-125gr margarina
-100gr harina
-25gr cacao puro en polvo
-1 cucharadita de levadura
-1/2 cucharadita de bicarbonato
-1/4 cucharadita de sal
-Frambuesas frescas al gusto

-180ml nata para montar
-200gr chocolate negro 70%*
-Frambuesas frescas para decorar

*Probé varios chocolates, con el de la marca Lindt queda maravillosa tanto de sabor como de aspecto. Con el de la marca Valor queda rica... pero no tanto como con el Lindt y además se reseca y le salen manchas al chocolate al estar al aire, cosa que con el Lindt no me pasa nunca.

Preparación:

-Batimos la margarina blanda con el azúcar hasta que quede una textura como de crema. Añadimos a continuación los huevos, de uno en uno y batiendo después de añadir cada uno.

Ahora añadimos la sal, la levadura el bicarbonato y el cacao, batimos bien. Por último añadimos la harina y batimos hasta integrarla por completo.

Forramos nuestro molde con papel antiadherente y echamos una capa de masa como de un dedo de grosor, ponemos frambuesas por encima, bien repartidas. Ponemos otra capa de masa y repetimos con frambuesas encima, lo hacemos tantas veces como nos de la masa (unas 4). La última capa debe ser de masa de bizcocho. Alisamos la superficie y llevamos al horno precalentado a 180º durante 50 minutos aproximadamente. El tiempo dependerá del horno, del tamaño del molde, etc.

Cuando esté lista, lo sabremos al pinchar con una brocheta y que ésta salga seca, sacamos del horno, desmoldamos con cuidado y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Es posible que la parte del centro, por la superficie se os hundiera un poco o se creara un hueco, esto es por las frambuesas. Estos frutos son todo agua, al cocinarse pierden el agua y es como si se deshicieran, así que nos queda una agujerito en medio. No pasa nada, con la cobertura lo disimularemos ;)

Para la cobertura hervimos la nata, la sacamos del fuego y le añadimos el chocolate troceado. Removemos hasta que el chocolate se deshaga y dejamos que enfríe un poco hasta que coja textura untable. Cuando tenga esa textura y el bizcocho esté frío comenzamos a echar la cobertura por los bordes. Daremos unas dos o tres capas, a vuestro gusto. En mi opinión está más buena con una capa fina de chocolate, pero eso a gusto de cada uno. Decoramos con las frambuesas frescas y listo. También podéis mojar las frambuesas con un chorrito de miel para que brillen, quedarán más bonitas a la vista :)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails