lunes, 27 de julio de 2015

Helado de coco y plátano (y con chocolate para golosos)

Buenos días!!! Menuda ola de calor que nos acompaña... yo no recuerdo un verano con temperaturas tan altas durante tanto tiempo y, sobre todo... sin llover!! Es que se me hace muuuy raro... Galicia sin lluvia... hasta los campos empiezan a ponerse amarillos!!! Pero bueno, seguro que vuelve pronto la lluvia, de hecho, ya ha llovido un poco... y no me extrañaría que nos viniera un agosto ultratormentoso. Pero de momento hay que soportar el calor y para ello nada mejor que heladitos. Pero mejor sin son caseros y además nos ayudan a mantener la línea, no? Por eso os traigo este helado, en realidad es como el otro que os enseñé de plátano; las variantes de este helado son infinitas, yo os doy algunas ideas, pero atreveos a innovar vosotros que seguro que os salen cosas deliciosas. Lo que más me gusta de estos helados es que no necesitas heladera ni tiempo para prepararlos, con asegurarte de tener la fruta siempre en el congelador ya lo tienes todo solucionado, en 5 minutos te estás comiendo un maravilloso helado natural y bajo en calorías. En este caso dejé una parte del helado solo con plátano y coco, a otra parte le añadí cacao puro en polvo... qué decir... el chocolate me pierde!!! Pero tan sólo con plátano y coco queda genial :D Si no queréis que se note el coco podéis triturarlo hasta hacerlo polvo, bien con una Termomix los que tengáis o con un molinillo de café, así no habrá trocitos y os quedará una textura más suave :)



Ingredientes (1 persona):

-1 plátano grande
-2 cucharaditas de coco rayado
-2 o 3 cucharadas de leche (la que uséis normalmente)
-Edulcorante líquido al gusto (o azúcar invertido o azúcar glass para que no se noten los granitos)
-1 cucharadita de cacao puro en polvo (si lo queréis de chocolate)
-Coco, perlitas de chocolate, sirope... lo que queráis para decorar

Preparación:

Lo primero, como siempre, para preparar este tipo de helados es necesario tener el plátano cortado en rodajas y congelado. Yo tengo una bolsita con plátano siempre en el congelador, así cuando me apetece helado es triturar todo y listo ;)

Ponemos el coco y la leche en el vaso de la batidora, añadimos un pelín de edulcorante o azúcar y el plátano. Trituramos todo hasta que nos quede una crema densa, de textura de helado de tarrina, homogénea y compacta.

Así ya tendríamos el helado listo. Como os decía, podéis triturar antes el coco para que quede más fino. Y si queréis hacerlo con chocolate tenéis que añadirlo ahora y mezclar con una cuchara (os hará falta más edulcorante en este caso, ya que el cacao al ser puro amarga un poco).

Si lo queréis de dos colores, dejáis la mitad de la mezcla en el bol, lo lleváis al congelador, añadís el cacao al resto de la mezcla y removéis bien con una cuchara o con la batidora hasta que se mezcle por completo. Se lo ponéis al bol de nuevo y listo.

En esta ocasión metí el helado, ya en el bol, al congelador durante 5 minutos, mientras fregaba y recogía la cocina (y mientras preparaba todo para sacar las fotos, jeje). Así se aguanta un poco más con textura de helado, sobre todo en días de taaaaanto calor ;)

lunes, 20 de julio de 2015

Banana cheesecake smoothie (batido de plátano y queso)

Empezamos la semana con fuerza y energía!!! Os traigo un super batido ideal para recuperarse después de haber hecho deporte o simplemente para refrescarse y empezar bien el día. Me encanta para desayunar, aunque a cualquier hora entra de maravilla, sobre todo si lo preparamos con antelación y lo dejamos en el frigorífico para que esté bien fresquito. El plátano es de mis frutas preferidas y en batidos queda genial, por eso a menudo lo añado en los que hago. Este smoothie es fresco, pero a la vez contundente por el yogurt y el queso, con un regusto a cheesecake pero sin resultar empalagoso. Un pequeño truco, si lo hacéis para desayunar y lo preparáis la noche anterior podéis añadir algunas semillas de chia para que adquiera una textura más sólida, a mí para los desayunos me gusta hacerlo así, y lo como con cuchara ;)



Ingredientes (1 batido):

-1/2 plátano
-100gr queso fresco batido 0%
-125gr yogurt desnatado edulcorado (o uno normal)
-Edulcorante líquido (al gusto, o azúcar)

-1/2 plátano en rodajas
-Sirope de chocolate (o lo que queráis)

Preparación:

Ponemos en el vaso de la batidora el plátano, el queso fresco, el yogurt y el edulcorante. Batimos muy bien hasta que no queden grumos y esté todo bien integrado. Probamos de dulzor y rectificamos si es necesario. Servimos en nuestro tarro o vaso. Si lo vais a dejar listo para la mañana siguiente podéis añadirle ahora las semillas de chia y remover bien, así se solidificará un poco, por eso en la foto las rodajas de plátano se aguantan en la superficie y no se van al fondo ;)

En el momento de comerlo le ponemos las rodajas de plátano, sirope, gotas de chocolate, coco, frambuesas... lo que se os ocurra y os guste. Espero que lo disfrutéis!! :)

viernes, 17 de julio de 2015

Tortitas de queso fresco

Buenos días!! Hoy os traigo un desayuno digno del fin de semana que entra, delicioso e ideal para coger fuerzas! Aunque quien dice desayuno dice merienda o... cena! Que fue lo que hice yo el otro día tras un antojazo brutal de tortitas me metí estas que veis en la cena, y tan ancha que me quedé :P Son ideales para tomar con algo de fruta fresca, aunque siempre podéis acompañar estas tortitas de queso fresco con sirope de chocolate, dulce de leche o... helado! Porque con estos calores apetecen y mucho cositas frías, yo lo acompañé de un batido de frutas bien fresquito ;) La receta es sencillita, como siempre, esta vez incluso la hice con la batidora, así que ya no puede daros nada de pereza hacerlas. Y como siempre, si tenéis una plancha o sartén grande podéis hacer varias tortitas a la vez, con lo que en 10 o 15 minutos podéis tener las tortitas listas para comer :D



Ingredientes (6-8 tortitas):

-4 claras de huevo (o 2 huevos pequeños)
-100gr harina de avena
-20gr salvado de avena
-5gr stevia o 2 cucharadas de azúcar
-1 cucharadita de aroma de vainilla
-50gr queso fresco batido 0%
-2 cucharaditas de levadura

Preparación:

Podéis hacerlos de dos formas, bien poniendo todos los ingredientes en el vaso de la batidora (dejando para el final la harina de avena) y batiendo todo muy bien hasta que nos quede una masa homogénea y algo espesa. O bien en un bol con una varilla de mano, batiendo primero las claras con la stevia o el azúcar y añadiendo el resto de ingredientes de uno en uno hasta tener una masa lisa y homogénea, sin grumos y espesa.

Cuando tengamos la masa lista preparamos una plancha, la ponemos a fuego medio alto y le echamos un poco de aceite o mantequilla, algo de grasa para que no se nos peguen las tortitas. Cuando esté caliente bajamos a fuego medio o medio bajo, echamos un par de cucharadas de masa, siempre en el centro y alisamos un poco la superficie, ya que al ser una masa tan espesa necesitamos ayudar a la tortita a que coja la forma. La dejamos que se haga por ese lado un par de minutos, hasta que veamos que los bordes están cocidos, entonces con ayuda de una espátula le damos la vuelta y dejamos que se haga otro par de minutos por el otro lado. Repetimos el mismo proceso con el resto de la masa.

Para servir las tortitas es ideal que las hagamos al momento, es como mejor saben,  acompañadas de un poco de fruta fresca y miel os aseguro que son una auténtica delicia :)

lunes, 13 de julio de 2015

Tortilla de vegetales

Buenos días!! Hoy toca recetilla salada. Estos días atrás estuve de experimentos y ante un antojo de tortilla pero en el que no tenía patatas (ni ganas de freírlas la verdad) me dispuse a hacer esta tortilla sin patatas y con vegetales. Básicamente sustituí las patatas por berenjena y pavo, y le añadí un poco de queso y cebolla para darle más sabor. Queda muy muy buena, obviamente no es una tortilla de patatas ni tiene ese sabor, pero tampoco tiene nada que envidiarle. Además, es una buena forma de incluir vegetales, sobre todo los que tengáis niños a los que les cueste comerlos o incluso a vosotros, yo no soy muy fan de la berenjena pero comidas como esta me permiten incluirla de vez en cuando en mi dieta ;) Así que sin más os dejo con la receta, espero que probéis a hacerla!!



Ingredientes (2 tortillas pequeñas):

-1/2 berenjena
-1/4 cebolla (yo puse cebolla morada)
-5 huevos
-5 lonchas de pavo
-20gr de queso (yo de oveja curado)
-Sal
-Pimienta
-Orégano
-Aceite
-1 chorrito de leche
-1 cucharadita de harina (maizena mejor) aunque es opcional

*Podéis utilizar otros vegetales (calabacín, zanahoria...), otras especias, no añadirle queso... las posibilidades son infinitas, ajustad los ingredientes a vuestro gusto y listo

Preparación:

Cortamos la berenjena en lonchas muy finitas, si tenéis mandolina os resultará más fácil. Ponemos una plancha al fuego, echamos un chorrito de aceite y ponemos las lonchas, espolvoreamos con sal y pimienta y doramos por ambos lados hasta que tomen un tono marroncito (a mí me gustan bien hechas). Cuando hayamos hecho todas las lonchas las dejamos en un plato.

Ahora echamos más aceite en la sartén, calentamos, cortamos la cebolla en cuadraditos pequeños y la doramos, yo de nuevo la dejé bien crujiente. Cuando esté hecha la ponemos en el plato de la berenjena.

Las lonchas de pavo las cortaremos en cuatro o cinco trozos, las ponemos sobre la plancha con más aceite y dejamos que se doren ligeramente por los bordes. Llevamos al plato de las berenjenas.

En un bol ponemos los huevos, una pizca de sal, pimienta, un poquito de orégano, la harina y un chorrito de leche y batimos hasta que quede todo bien mezclado. Cuando lo tengamos añadimos la berenjena y el resto de ingredientes que tenemos reservados.

Para hacer las tortillas seguimos la forma tradicional, ponemos una sartén con aceite para que no se pegue, echamos la mitad de la mezcla (o todo si sólo queréis una tortilla) y dejamos que se vaya cuajando a fuego medio-alto. Cuando veamos que por ese lado se ha cuajado y está doradito le damos la vuelta sobre un plato, volvemos a echar un pelín de aceite en la sartén y cuajamos por el otro lado, ahora a fuego medio-bajo, para que se tueste poco a poco mientras se hace por dentro.

A mí me gustan poco cuajadas, por eso la he dejado chorreando huevo, pero podéis hacerla más si la ponéis con el fuego más bajo durante más tiempo. Eso a gusto de cada uno ;)

lunes, 6 de julio de 2015

Tarta de queso y toffe

Buenos días!!! Hoy empiezo la semana con un super desayuno... esta tarta que os traigo hoy!! Y tan feliz, porque es una tarta de queso baja en calorías y sin azúcar, como lo oís. Aunque también podéis hacerla con azúcar y con queso philadelphia si no tenéis que controlar las calorías ;) tenemos opciones para todos los gustos!! El caso es que no sabía si esto saldría bien... así que ayer me puse a experimentar en la cocina qué pasaría al tratar de hacer una cheesecake fitness y el resultado es este, es una tarta básica, de tal forma que cambiando el aroma podéis tener tantas tartas como se os ocurran, además, podríamos añadirle frutas o trocitos de frutos secos por en medio, seguro que quedan genial. La textura es super cremosa y el sabor a toffee es bastante sutil pero muy rico. Si no os gusta el toffee o no tenéis este aroma podéis poner vainilla o incluso ralladura de limón, que quedará super bueno también. Se hace en un periquete, sin necesidad de montar claras ni nada, así que es genial para cuando tienes solo un ratito para cocinar. Además, luego es meterla al horno y dejarla ahí una hora, así que mientras se hacía yo me puse a trabajar un rato... eso sí... con el temporizador al lado que si no.... jejeje. Animaos a prepararla porque os aseguro que está super rica ;)



Ingredientes (molde 18 cm):

-150gr galletas (yo utilicé integrales sin azúcar y sin sal)
-1 cucharadita de margarina
-2 cucharadas de agua

-8 claras de huevo
-300gr queso fresco batido 0%
-125gr yogurt natural desnatado edulcorado
-40gr stevia (también vale otro edulcorante o 130gr de azúcar)
-2 cucharadas de harina de avena (o cualquier otra que tengáis)
-1 cucharadita (o 2 ) de aroma de toffee (o vainilla o el que prefiráis)

Preparación:

Empezamos por la base de la tarta, picamos las galletas hasta dejarlas echas polvo (no importa que queden algunos trozos más grandes), yo lo hago metiéndolas en una bolsa y aplastándolas con un rodillo.

Mezclamos en un bol las galletas con la margarina y el agua, amasamos hasta conseguir una textura de arena mojada, compacta.

Yo cubro la base del molde con papel de hornear antiadherente, para que me resulte más fácil sacar la tarta. Ponemos sobre toda la base una capa de galletas, subiendo un poco por el borde, para que haga de contenedor.

Para el relleno ponemos en un vaso de batidora grande las claras, la stevia (o azúcar), el queso, el yogurt, el aroma y la harina. Removemos un poco y pasamos todo por la batidora, debe quedar una crema de consistencia más bien líquida, sin grumos y ligera. Tenemos que batir bien la mezcla.

Una vez la tengamos, la echamos sobre la base de galletas y llevamos al horno a 160º (precalentado) durante 1 hora aproximadamente, pasado el tiempo, pinchamos con una brocheta, debe salir limpia, o con restos de masa pero cuajada, no líquida. La tarta debe moverse un poco, estilo flan, pero debe estar cuajada, es muy importante no dejarla cruda. Entonces entreabrimos la puerta del horno un poco y dejamos la tarta dentro, con el horno apagado, hasta que se enfríe por completo.

Cuando esté fría la pasamos a la nevera (dentro del molde siempre) y la dejamos hasta el día siguiente. Entonces podemos desmoldarla y comerla ya mismo ;)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails