jueves, 29 de enero de 2015

Pound cake de fresas

Buenos días!! La lluvia parece que ha vuelto para quedarse... pero ya tenemos aquí las primeras fresas!!! Y eso parece que ya nos acerca un poco más a la primavera. Qué ganas tengo de cambiar de estación, que los días vuelvan a ser largos, tener muuuucho sol y una temperatura "normal", jeje. Peeeeero, mientras no llega habrá que hacer algún bizcochito para calentarse el cuerpo, no? Pues este de fresas está genial, las fresas le dan un toque muy chulo, aunque su sabor no es predominante. El color... es todo de las fresas!! No hay colorante ninguno aquí ;) Y la humedad que le aporta al bizcocho es genial! Rico para tomar así solo, con un café, un té o para preparar una tarta. Espero que os animéis que es muy facilito :)



Ingredientes:

-250gr harina
-125gr mantequilla
-180gr azúcar
-3 huevos M
-2 cucharaditas de levadura
-100ml de puré de fresas*

*Simplemente triturad las fresas con una batidora, podéis colar el puré o dejarlo tal cual si os gustan las semillitas (yo dejé las semillas :D)

Preparación:

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una crema, en este bizcocho este paso es fundamental, así que mejor hacedlo con una batidora de varillas.

Cuando lo tengamos, añadimos los huevos de uno en uno, no añadiremos el siguiente hasta que el anterior se haya incorporado.

Ahora añadimos la harina y la levadura, mezclamos a potencia más baja hasta que se mezcle todo.

Por último añadimos el puré de fresas, batimos hasta incorporarlo y listo.

Preparamos nuestro molde untándolo de mantequilla y espolvoreando harina (o bien forrándolo con papel antiadherente). Echamos la masa y llevamos al horno a 180º (precalentado) durante 30-45 minutos. Vigilad a partir de los 20-25 minutos, si se dora cubridlo con papel de aluminio hasta que se termine de hacer. Cuando al pincharlo con una brocheta ésta sale limpia es que está listo.

Lo dejamos enfriar 10-15 minutos y luego desmoldamos con mucho cuidado, lo dejamos enfriar en una rejilla y cuando esté frío ya lo podremos disfrutar :)

sábado, 24 de enero de 2015

Galletas de chocolate amargo, jengibre y canela

Buenas tardes!! Cambiamos de tercio y os traigo receta dulce! Hoy tocan unas deliciosas galletas, ideales para tomar en estos días invernales, aprovechando antes de que se acabe el frío... porque la primavera está a la vuelta de la esquina!! Son unas galletas super crujientes, deliciosas y nada empalagosas, esto se debe a que son poco dulces, resalta sobre todo el sabor a chocolate amargo, las especias tan sólo combinan ligeramente su sabor, claro está que si queréis que se note más el jengibre o la canela no tenéis más que duplicar su cantidad. Pero si queréis unas galletas para tomar con el café/infusión o así solas, tal y como os traigo la receta quedan genial. Volaron en el despacho!! Así que no os digo más ;)

Me encanta este sello. Y me encanta dejar los bordes así, le da un toque super rústico que me parece precioso. Hoy sábado es día ideal para meterse en la cocina, yo saldré a correr un rato aprovechando que nos acompaña el sol y luego... pan y galletas!!! Disfrutad del finde!! :D



Ingredientes:

-100gr margarina
-180gr harina
-20gr cacao puro en polvo
-1 pizca de sal
-1/2 cucharadita de jengibre
1/2 cucharadita de canela

Preparación:

Batimos el azúcar y la margarina hasta que quede cremoso. Añadimos la canela, el jengibre, la sal y el cacao. Batimos hasta incorporarlos totalmente.

Ahora añadimos poco a poco la harina y amasamos hasta obtener una masa uniforme, que no se deshace. La envolvemos en papel film y la llevamos a la nevera 30 minutos.

Pasado el tiempo dividimos la masa en porciones de 20-30gr en función del tamaño de las galletas, esto sólo si las vais a hacer con un sello, como yo, si no, simplemente estirad la masa con un rodillo como soléis hacer entre dos papeles de hornear.

Cuando tengamos la masa dividida en bolas cogemos una y la ponemos sobre papel de hornear, ya encima de la bandeja del horno. Cogemos el sello y lo espolvoreamos de harina, quitando el exceso y aplastamos la bola de masa procurando que el sello quede centrado. Repetimos igual con el resto de masa.

Cuando tengamos las galletas listas las llevamos al horno a 180º (precalentado) unos 15-20 minutos, hasta que veáis que los bordes empiezan a dorarse. Entonces las sacamos del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla.

Espero que las disfrutéis tanto como nosotros :D

lunes, 19 de enero de 2015

Lasagna (lasaña) de espinacas y nueces

Buenos días!! Cómo hemos pasado el finde! Los gallegos pasados por agua... aunque el viernes el tiempo dio una tregua y la tarde quedó fabulosa :) Pero el sábado ya no... así que encerradita en casa me decidí por prepararme algo ligerito, sano y rico para comer. Así que ni corta ni perezosa me levanté por la mañana y me puse a preparar pasta fresca, hacía mucho tiempo que no la preparaba y la verdad es que es algo que me encanta, me resulta entretenido y nada pesado, tengo que hacerla más a menudo! Y para el relleno de la lasagna me decanté por hacerla de espinacas, la verdad es que no me gustan mucho, pero hay que comer de todo, así que decidí acompañarlas de unas nueces (que contrastan muy bien y camuflan su sabor) y una cremita de queso para que la lasagna quedara jugosa. Por encima lo clásico: bechamel y queso :D Una idea fácil y rica para introducir el verde en nuestra alimentación ;)



Ingredientes (3 personas):

-100gr harina (en este caso usé integral)
-1 huevo M
-1/4 cucharadita de sal (no es necesaria)

-200ml nata
-80gr queso (yo puse de oveja y san simón da costa)
-100gr nueces (al gusto)
-1 cebolla francesa
-1 diente de ajo
-300gr espinacas frescas

-1 cucharada de harina
-1 o 2 vasos de leche
-Sal
-Pimienta

-Queso al gusto, unos 50gr aprox. (yo de oveja)

Preparación:

Empezamos preparando la pasta, si no tenéis tiempo/ganas podéis usar la comprada sin problema.

En un bol ponemos la harina con la sal, removemos, añadimos el huevo y amasamos hasta que se forme una bola uniforme y no pegajosa, pero que no quede excesivamente seca, es decir, que no se caigan trozos de la bola, debe quedar compacta pero manejable. La dejamos en el bol cubierta con film y a la nevera media hora.

Pasado el tiempo cortamos la bola en dos, espolvoreamos la mesa de trabajo con harina y también un trozo de la masa, lo ponemos en la mesa de trabajo y estiramos con el rodillo hasta que quede lo más fina posible, casi como un folio. Cortamos en cuadrados o rectángulos y los ponemos sobre un trapo estirado y limpio. Hacemos lo mismo con el resto de la masa. Dejamos reposar hasta que vayamos a hacer la comida.

Pasado el tiempo, ponemos una olla con agua al fuego, sin sal, cuando hierva añadimos las espinacas y dejamos cocer unos 5 minutos.

Mientras, en una sartén ponemos un chorrito de aceite y echamos la cebolla y el ajo bien picaditos, añadimos sal y dejamos que se pochen. Cuando ya esté pochado añadimos las espinacas escurridas, salteamos unos segundos y añadimos medio vaso del agua de las espinacas, dejamos que reduzca.

Entonces ponemos a cocer unas cuantas láminas de pasta, en la misma agua de cocer las espinacas, echamos tantas como nos hagan falta para hacer la base de la lasagna.

En la sartén de las espinacas echamos la nata, sal, pimienta y el queso cortado en cubitos pequeños, removemos bien hasta que se deshaga el queso. Entonces añadimos las nueces picaditas, removemos y ya está el relleno listo.

La pasta tarda unos 3-5 minutos en cocerse, así que no os despiteis, cuando estén cocidas las primeras láminas las sacamos y echamos otras tantas en el agua. Cogemos una fuente de horno, untamos el fondo con aceite de oliva y ponemos una capa de pasta cocida. Añadimos encima un poco del relleno de espinacas, cuando las siguientes láminas de pasta estén listas se las ponemos por encima y repetimos el proceso tantas veces como capas de lasagna queramos hacer, yo hice tres. Recordad que debemos empezar y terminar con una capa de pasta.

Cuando ya tengamos la lasagna montada, en una sartén ponemos un chorrito de aceite, cuando esté caliente ponemos la cucharada de harina, la tostamos, entonces empezamos añadir leche poco a poco y removiendo constantemente intentando que no nos queden grumos, añadimos la sal y la pimienta. Cocinamos y removemos hasta que espese y ya tendremos la bechamel lista. La ponemos encima de la lasagna, rayamos el queso y se lo ponemos encima. Sólo queda llevar la lasagna al horno unos 15 minutitos a 200º para que se dore el queso y se caliente todo y lista para comer :)

domingo, 4 de enero de 2015

French silk pie (pastel de seda francés)

Buenos días!! Aún nos quedan algunos días festivos, algunos días de vacaciones o algunos días para seguir cebándonos con cositas ricas, así que no voy a desaprovechar la oportunidad de enseñaros este delicioso pastel. Estas Navidades lo he preparado en dos ocasiones, Nochebuena y Fin de año, ambas con los mismo ingredientes pero con diferentes preparaciones. Yo os voy a enseñar la receta de fin de año, porque queda mejor para presentar y a todo el mundo le gustó mucho, a mí, sin embargo, me gustó todavía más la otra, así que seguiré practicando hasta que quede como yo quiero para traérosla al blog ;)



Ya hemos empezado el año, ahora toca cumplir todos los propósitos... yo empiezo practicando más deporte, de hecho, saldré a correr en un ratín si se despierta mi hermano y consigo sacarlo de la cama, si no, iré sola, que tampoco se está mal :) Y después a intentar comer sanote y preparar el roscón de reyes de mañana!! Qué ganas de meter las manos en la masa, jejeje. Espero que los reyes os traigan muchas cosas, y si no es así, que por lo menos os dejen muchas sonrisas en vuestras casas :D



Ingredientes:

-180gr harina
-30gr salvado de avena
-80gr margarina
-1 cucharada de azúcar
-1 huevo M
-1 cucharada de agua o 2 si veis que la masa queda un pelín seca

-180gr margarina
-250gr azúcar
-250gr chocolate negro (yo 55% cacao)
-3 huevos M

-400ml nata
-Azúcar al gusto (yo 4 cucharadas)
-Bastón de caramelo o lo que nos guste para decorar

Preparación:

Empezamos por la masa quebrada, ponemos en un bol la harina, el salvado y el azúcar. Removemos y echamos la margarina un poco blanda, mezclamos con las manos hasta que nos quede textura arenosa. Cuando la tengamos añadimos el huevo y amasamos, debe quedar una masa homogénea y que no se rompe, si es así añadimos un par de cucharadas de agua para que deje de romperse y listo. Hacemos una bola, envolvemos en papel film y a la nevera 15 minutitos.

Mientras troceamos el chocolate y lo derretimos, reservamos.

En una batidora eléctrica con pie echamos al bol la margarina y el azúcar, comenzamos a batir, primero a velocidad baja y luego vamos subiendo, tenemos que conseguir que el azúcar casi se disuelva, procurar que se note lo menos posible.

Mientras eso bate ya se habrá enfriado la masa quebrada, así que la sacamos de la nevera, la estiramos entre dos papeles de horno antiadherentes, con un diámetro un poco mayor que el del molde. Colocamos la masa en el molde y le vamos dando la forma, para los bordes podéis ver cómo los hice aquí, es un vídeo de Instagram. Cuando la tengamos la pinchamos con un tenedor, hay que pinchar bien hasta el fondo para que no se formen burbujas de aire. La llevamos al horno precalentado a 180º durante 15-20 minutos, hasta que veamos que empieza a dorarse, entonces la quitamos y la dejamos enfriar sobre una rejilla (desmoldar con mucho cuidado, si tenéis miedo de que rompa dejadla en el molde, no pasa nada).

Seguimos con la crema, cuando el azúcar ya no se note o no se note mucho añadimos el chocolate que ya estará frío, sin parar de batir, hasta que se mezcle por completo. Entonces añadimos los huevos de uno en uno, y no añadimos el siguiente hasta que el anterior esté completamente integrado en la masa. Cuando hayamos añadido todos los huevos debemos comprobar que no se note el azúcar, si todavía se nota seguid batiendo (os puede tardar 15 minutos o más tranquilamente, dependiendo de la batidora, la mía es viejita y tardó bastante). Cuando ya no se note el azúcar tendremos terminada la crema. Reservamos a temperatura ambiente (en un sitio donde no haga calor).

Para terminar montamos la nata con el azúcar hasta que esté bien firme. Reservamos.

Para montar la tarta solo tenemos que esperar a que la masa quebrada esté fría, entonces cubrimos con la crema de chocolate, alisamos un poco la superficie, y cubrimos con la nata, podéis dejarla lisa, hacer picos o dejarla rollo rústico como yo. Terminamos metiéndola en la nevera al menos 4 horas. Podéis meterla sólo con el chocolate y la nata ponérsela en el último momento, así no corréis el peligro de que se baje. Lo mismo con la decoración, ponedla en el último minuto porque si es de caramelo, al contacto con la nata, pierde el color ;)

Espero que os guste y os atreváis a hacerla, no tiene mucha complicación :)

jueves, 1 de enero de 2015

Estonian Kringle de chocolate

Buenos días! Cómo habéis empezado el año? Mucha resaca? :P yo este año genial, ayer no celebré, me acosté pronto y hoy me siento de maravilla, tomándome un zumito os escribo esto. Para salir a corre después con el propósito de continuar todo el año (y toda mi vida) practicando deporte, comiendo con cabeza y llevando una vida más sana en general... Sin lloros ni quejas por los problemas que surjan, afrontándolos sin más (promesas que se hacen y ahora toca cumplirlas, jeje).

Hoy os traigo una receta que me quedó en el tintero el año pasado y no quería dejar pasar otro año para publicarla porque merece la pena de verdad. La receta es una adaptación del libro de Iban Yarza (los que me leéis asiduamente ya sabéis que soy super fan de él... en todos los sentidos :P). Sus recetas siempre salen de maravilla, es super relajante cocinar algo creado por él, fácil, sencillo y super rico, incluso modificando algunas cosas, como es el caso. Esta corona fue un regalo para unos amigos, que con el paso del tiempo se han hecho más amigos, y por lo que me dijeron la disfrutaron mucho, a ver si me da tiempo de repetirla en este año que entra para poder catarla de nuevo :D
Espero que tengáis un fantástico comienzo de año y que todo salga mejor que en el anterior :)




Ingredientes:


-225gr harina de fuerza
-50gr harina integral
-80gr leche
-1 huevo M
-15gr miel
-10gr azúcar
-25gr mantequilla
-12gr levadura fresca
-Nutella

Preparación:

Empezamos mezclando en un bol la harina, la harina integral, el azúcar, la levadura, la leche, la miel, el huevo y la mantequilla (que debe estar blandita, sacadla un rato antes de la nevera). Mezclamos todo hasta que nos quede una más ligeramente pegajosa, no echéis toda la leche al principio, id añadiéndola poco a poco a medida que os vaya haciendo falta, pero debe quedar algo pegajosa.

Cuando la tengamos la dejamos reposar 10 minutos (lavamos los cacharros, nuestras manos, recogemos...). Pasado el tiempo la sacamos sobre la mesa o superficie de trabajo y amasamos 10-15 min (dependiendo de la maña) hasta que la masa esté homogénea y lisa, veréis que se vuelve menos pegajosa con el amasado. La dejamos en el bol cubierta con un trapo una hora para que fermente.

Pasado el tiempo la estiramos sobre la mesa con un grosor de algo menos de un dedo, debemos formar un rectángulo. Untamos la Nutella por toda la superficie de nuestro rectángulo, la cantidad al gusto, pero no os paséis porque si ponéis mucha se saldrá por todas partes, jeje.

Cuando tengamos toda la superficie untada, enrollamos el rectángulo como si fuese un brazo de gitano, por la parte más larga, al terminar de enrollarlo sellamos la masa para que no se despegue. Cuando lo tengamos cortamos el cilindro por la mitad, a lo largo, de tal forma que se vea el relleno de Nutella a lo largo. Debemos cortar todo menos una de las puntas, a partir de esa punta enrollamos los dos brazos dejando que el relleno quede para arriba y se vea. Sellamos el final de masa y juntamos o n la otra punta haciendo una corona. Sellamos de nuevo y dejamos reposar hasta que más o menos doblé el volumen, hora y media o dos horas nos debería llegar.

Cuando haya crecido la horneamos (horno precalentado a 200 grados) durante 30 minutos aproximadamente. Yo los primeros 10 minutos la dejos a esa temperatura y luego bajó a 180 para que no se tueste en exceso. Cuando esté lista la sacamos del horno y la dejamos enfriar antes de comerla. Está deliciosa!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails