lunes, 15 de septiembre de 2014

Salmón con salsa de cebolla

Buenos días!! Volvemos a la carga, y ya que la última semana tocó carne, esta toca pescado... pero no cualquier pescado... un salmón delicioso. Es una receta de mi madre, adoro cómo prepara el salmón, queda super rico y la salsa de cebolla no tiene un sabor demasiado fuerte. Queda fenomenal! De todas las formas en las que como el salmón esta es, sin duda, mi favorita. En esta ocasión lo acompañé de patatas chips (de paquete...) pero lo ideal es hacerlas caseras, y un poco más gorditas, para que se tuesten los bordes pero el centro quede ligeramente blandito... ñammmm Además, es muy facilito de hacer, incluso podríamos hacer la salsa el día anterior y así nos ahorramos tiempo cuando queramos cocinarlo, así que animaos, seguro que muchos no conocíais esta forma de prepararlo :)



Ingredientes (2 personas):

-2 rodajas de salmón grandecitas
-2 cebollas grandes
-1 pastilla de caldo de verduras
-Sal
-Pimienta
-Aceite de oliva
-Vino blanco
-4 lonchas de jamón serrano

Preparación:

Salpimentamos el salmón por ambos lados y reservamos.

Pelamos y picamos la cebolla, un poco fina, aunque tampoco es necesario porque luego trituraremos la salsa.

Ponemos un chorro de aceite de oliva en una olla, debe cubrir el fondo. Echamos la cebolla, una pizca de sal y dejamos que se poche moviendo de vez en cuando. Cuando esté ya casi pochadita le añadimos la pastilla de caldo de verduras, la deshacemos bien, añadimos un chorrito de vino blanco y dejamos reducir unos minutos. Si vemos que mientras se pocha la cebolla se queda sin aceite le añadimos un poco más, pero sin pasarnos, lo justo para que se termine de pochar.

Cuando ya haya reducido el vino pasamos la cebolla al vaso de la batidora y batimos hasta que se triture por completo. Tiene que quedar espesita, pero si veis que queda como un puré añadid un chorrito de agua.

Ahora cogemos una bandeja de horno y ponemos dos lonchas de jamón en el fondo, encima de cada loncha colocamos una rodaja de salmón, encima de cada una de ellas colocamos otra rodaja de jamón. Cuando tengamos el pescado colocado echamos la salsa de cebolla por encima, procurando que el jamón no se cubra todo de salsa para que se tueste en el horno.

Llevamos al horno precalentado a 190º durante 20-30 minutos, hasta que el salmón esté hecho. El tiempo también dependerá de cómo os guste el pescado, si más o menos hecho. Echadle un vistazo a partir de los 15-20 minutos para controlar que quede a vuestro punto.

Para acompañarlo lo ideal son unas patatas cortadas en rodajas finas y fritas, si no tenéis o no tenéis tiempo podéis recurrir a unas patatas chips de bolsa.

Espero que os guste!!

lunes, 8 de septiembre de 2014

Hamburguesa de buey con doble de queso

Buenos días!!! Hoy os traigo una receta brutal!!! Creo que la mejor hamburguesa de las que he hecho hasta ahora! Se trata de una hamburguesa de buey con queso de oveja viejo... rellena de queso de arzúa-ulloa :D Vamos, impresionante, jugosa, con ese queso de oveja que le da tanto sabor, y con el relleno de arzúa-ulloa que se deshace en la boca... ñaaaaaammmmm! Yo la acompañé como hago siempre ahora, mayonesa y queso viejo de oveja, no necesito más. Pero vosotros podéis acompañarla como más os guste. Son facilísimas de hacer y si tenéis un molde para hamburguesas ya salen perfectas, si no, con las manos se les da la forma sin ningún problema. Así que animaos a hacer las hamburguesas en casa, no sólo porque están mucho más ricas que las compradas, si no porque les podéis echar lo que a vosotros os apetezca ;)



Ingredientes (5-6 hamburguesas gorditas):

-450gr carne picada de buey
-40gr queso viejo de ovella rayado
-40gr copos de avena
-5 o 6 trocitos de queso arzúa-ulloa*
-1 cebolla pequeña
-1 diente de ajo
-Sal
-Pimienta
-1 huevo

*Sólo si las queréis con el relleno de queso, si no omitidlo

Preparación:

Picamos bien la cebolla y el diente de ajo, lo más finito que podamos. Los añadimos a un bol y echamos el queso rayado y la avena, la sal, la pimienta y la carne picada. Ahora cascamos el huevo y se lo añadimos. Mezclamos todo bien con las manos hasta obtener una masa uniforme donde todos los ingredientes se hayan repartido por igual.

Ahora colocamos una cucharada de masa en el molde de hamburguesa, colocamos un trozo de queso arzúa-ulloa en el centro, cubrimos con más carne y prensamos. Hacemos lo mismo con el resto de la carne hasta tener las 5 o 6 hamburguesas.

Si no tenéis la máquina cogéis una cucharada de carne, le dais forma de hamburguesa finita, le colocáis el queso en el centro, hacéis otra hamburguesa finita y se la colocáis encima, presionáis los bordes bien y ligeramente el centro y ya la tendréis lista.

Para cocinarla yo primero le doy una vuelta por cada lado a fuego fuerte durante un minuto o algo menos, luego pongo fuego medio y termino de cocinar unos 3 o 4 minutos por cada lado, tened en cuenta que son gorditas y necesitan tiempo para hacerse por dentro.

Preparamos la hamburguesa como más nos guste y servimos. Ya sólo queda disfrutar!! :D

martes, 26 de agosto de 2014

Ensalada de aguacate y tomate con huevo escalfado

Buenos días!! Hoy no es el mejor día para publicar una ensalada... porque llueve... llueve... llueve... llueve un poco más... está nublado y esto parece Mordor. Pero si no la publico ahora puede que no la publique nunca!! No, es broma, pero dicen que el fin de semana hará mejor tiempo así que yo os dejo esta ensaladita ahora para que vayáis comprando los ingredientes para el fin de semana. La receta... de mi tía! Me la preparó un día en su casa... yo era reacia por eso del aguacate... pero está de muerte!! La he preparado tres veces más desde que me la hizo probar en su casa, así que tenía que enseñárosla sí o sí. La acompañamos de huevo escalfado, poniéndolo sobre la ensalada y justo antes de comerla lo cortamos, para que la yema líquida impregne toda la ensalada... mmmmmmmmmmm... y con un poco de carne, esta vez tocó cerdo, pero podéis poner pollo, pavo... lo que más os guste :)



Ingredientes (2 personas aprox.):

-2 o 3 tomates (depende del tamaño)
-1 aguacate
-1 cebolla pequeña
-1/2 diente de ajo
-2 huevos
-1 filete de cerdo (pollo, pavo...)
-1/2 lima (o limón)
-Sal
-Pimienta
-Sésamo

Preparación:

Salpimentamos el filete, ponemos un poco de aceite en la plancha a calentar, cortamos el filete en cubitos y lo salteamos hasta que esté doradito.

Ponemos un cazo con agua y sal al fuego. Esperamos a que hierva

Mientras cortamos la cebolla y el ajo muy muy finos. Cortamos el tomate a cubos y hacemos lo mismo con el aguacate. Ponemos todo en un bol o ensaladera. Exprimimos la lima (o el limón) y echamos el jugo sobre la ensalada, removemos bien y añadimos una pizquita de sal (casi nada).

Cuando el agua hierva bajamos el fuego para que se mantenga el hervor bajo, cascamos un huevo sobre el agua y dejamos que se haga un par de minutos. Lo quitamos con una espumadera y lo escurrimos y ponemos sobre la ensalada. Hacemos lo mismo con el otro huevo.

Cuando la carne esté casi hecha añadimos unas semillas de sésamo en la sartén. Removemos un poco para que se peguen a la carne y servimos.

Como la ensalada va aliñada con limón el aguacate no se oscurecerá, así que podemos preparar esta ensalada por la mañana y llevarla de picnic para comer a medio día, no recomiendo hacerla de un día para otro, con lo poquito que se tarda compensa hacerla en el momento.

Para degustar, como os decía al inicio de la entrada, lo mejor es cortar el huevo con un cuhillo y remover un poco la ensalada, así cogerá el jugo de la yema líquida y quedará deliciosa :)

lunes, 18 de agosto de 2014

Tarta de ricotta y capuccino

Ahora que el buen tiempo por fin nos acompaña es hora de poner algo fresquito para el postre, no? Y además, con este calor, mejor que sea ligero. Y ya si es con café... inmejorable! Así que aquí os traigo esta tarta de queso, de ricotta para ser exactos, un queso italiano que me encanta tanto para salado como para dulce, y en esta ocasión combinado con un capuccino que hará las delicias de todos a la hora de tomar el postre, o a la tarde para la merienda :) Es sencillita de hacer y mejor si se hace de un día para otro, podéis hacerla por la noche y a la mañana siguiente estará lista para servir, o a mediodía o a la noche siguiente ;) Los ingredientes aunque no solamos tenerlos en casa (no siempre tenemos ricotta o los sobres de capuccino) se encuentran en cualquier super, así que no tenéis excusa para no poneros manos a la obra!! La suavidad de la tarta, su textura, lo fresquita que resulta y ese suave sabor a café no podéis dejarlos pasar :D



Ingredientes:

-95gr mantequilla
-150gr galletas digestive
-1 pizca de sal

-250gr ricotta
-200ml nata
-150gr azúcar
-6 o 7gr de gelatina en hojas
-1 sobre de capuccino
-100ml leche

Preparación:

Preparamos el molde cubriendo la base y laterales con papel antiadherente para que nos resulte más fácil desmoldar la tarta.

Hacemos la base de galleta, para ello tritutamos las galletas metiéndolas en una bolsa y aplastándolas con un rodillo, o bien con una picadora, como os resulte más cómodo o tengáis a vuestra disposición. Mezclamos las galletas trituradas con la sal y la mantequilla hasta que quede una pasta. Cubrimos la base del molde con la pasta de galletas cubriendo toda la superficie y procurando que quede nivelada.

Montamos la nata con 50gr de azúcar hasta que esté firme.

Ponemos la gelatina a remojar en agua,

Ponemos la leche con el resto del azúcar, el queso y el sobre de capuccino en un cazo al fuego, debe hervir, en ese momento bajamos el fuego al mínimo, añadimos la gelatina escurrida y cocinamos uno o dos minutos más hasta que la gelatina se haya disuelto y la mezcla coja un pelín de cuerpo.

Sacamos la mezcla del fuego y la ponemos en un bol, damos un par de vueltas para que se enfríe un poco y comenzamos a añadir la nata montada, a cucharadas, y con movimientos envolventes para procurar que no se pierda el aire que le hemos incorporado.

Una vez que tengamos una mezcla cremosa y homogénea la echamos en el molde y llevamos a la nevera un mínimo de 2-4 horas, aunque lo idea es hacerla de un día para otro. Podéis hacerla al final de la tarde y meterla en la nevera toda la noche, así la tendréis lista para el día siguiente.

Espero que os guste!! :)

lunes, 11 de agosto de 2014

Tortitas de chocolate, con harina de arroz y maíz

Buenos días!!! Hoy os traigo un desayuno de muerte!! Quien dice desayuno dice merienda, cena o lo que queráis!! El caso es que los que me seguís por instagram y twitter ya visteis el pedazo desayuno de tortitas que me comí el sábado, pues resulta que ahora mucha gente no tolera bien el trigo (sin llegar a ser celíacos), así que me propuse probar a hacer tortitas pero sin trigo. Y aquí están, la primera prueba, facilitas, sin harinas raras para que todo el mundo pueda probarlas: harina de arroz que encontráis en Mercadona y en muchos otros supermercados fácilmente, harina de maíz (Maizena de toda la vida) y cacao en polvo. Fácil fácil :D En esta ocasión utilicé un cacao de agricultura ecológica y comercio justo, por eso quedan con ese tono clarito, si usáis cacao de marca Valor os quedarán mucho más oscuras y con más sabor a chocolate ;) En cuanto a la diferencia con las de trigo... son un pelín más secas, pero quedan igual de esponjosas y suuuuuper ricas, así que animaos a prepararlas, yo seguiré probando nuevas versiones :D



Ingredientes (8-10 tortitas):

-70 harina de arroz
-60 harina de maíz maizena
-20 cacao puro en polvo
-150 leche desnatada*
-2 cucharaditas de levadura**
-1 huevo M
-2 cucharadas de azúcar
-1/2 cucharadita de aroma de vainilla

*si no podéis tomar lactosa (o no os gusta la leche de vaca) podéis usar leche de soja, de avena... la que más os guste, no cambiará el resultado, tan sólo un poco el sabor, pero quedarán muuuy ricas :)
**para hacer las tortitas sin gluten aseguraos de que la levadura es sin gluten, super importante!!

Preparación:

En un bol batimos el huevo y el azúcar, cuando esté bien mezclado añadimos la levadura y el aroma de vainilla. Batimos de nuevo.

Añadimos la harina de maíz y removemos bien, añadimos la mitad de la leche y batimos de nuevo. Añadimos la harina de arroz y batimos hasta integrarla, añadimos el resto de la leche y batimos otra vez.

Ya sólo nos queda poner una sartén antiadherente al fuego o una plancha. Ponemos un poco de aceite y calentamos, a fuego alto. Cuando la sartén esté caliente bajamos a medio fuego, añadimos un par de cucharadas de masa y ya veis cómo coge forma redonda ella sola. Empezará a burbujear y a ponerse los bordes más altos y redonditos, cocidos. Es el momento de darle la vuelta con una espátula ancha. Dejamos que se cocine por el otro lado un par de minutos y ya tendremos la tortita lista. Repetimos con el resto de la masa.

Para comerlas podéis acompañarlas de mermelada de kiwi (como yo, me chifla!!!!), siropes, miel, otras mermeladas, nata, helado... lo que queráis!!! Y con un buen café o té será un desayuno perfecto :D

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails