lunes, 29 de abril de 2013

Crema de chocolate y avellanas sin lactosa

Buenos días! Hoy os traigo una actualización de receta, es la de crema de chocolate y avellanas inmejorable, esta vez sin lactosa, con leche de soja, quería probar cómo quedaba el experimento y ha resultado magnífico. La leche de soja le aporta un sabor especial, que no resalta mucho pero que está ahí, como ya os he comentado otras veces cada leche de soja sabe diferente así que usad aquella que más os guste a vosotros para aseguraros que el resultado es óptimo. Además, también he mejorado la forma de prepararla, ahora mucho más simple y sencillo así que ya no tenéis escusa para no prepararla, además, también podéis hacer la versión sin azúcar, que no es más que cambiando el azúcar por edulcorante y utilizando chocolates sin azúcar :)



Ingredientes (800ml aprox.):

-150gr chocolate negro
-150gr chocolate con leche
-300ml leche de soja
-3 cucharadas de azúcar
-200gr avellanas tostadas

Preparación:

Ponemos en un cazo la leche y los chocolates troceados, llevamos a fuego lento removiendo constantemente hasta que se fundan.

Añadimos entonces el azúcar y removemos un poco hasta que se funda. Añadimos las avellanas, removemos y apagamos el fuego. Entonces enchufamos la batidora y la metemos en el cazo hasta triturar todas las avellanas por completo y que nos quede una pasta suave. Cuando la tengamos sólo nos queda meterla en botes y la dejamos enfriar, sin cubrir. Cuando esté fría cerramos los botes y la guardamos en la nevera.

Pero hoy no quiero despedirme sin antes enseñaros algo, más bien a alguien. Si pincháis aquí descubriréis a Ana de A freír espárragos, una chica estupenda, majísima, que si no recordáis mal ha sido mi AIG y que es un auténtico encaaaaaaanto! Pero más allá de cómo es como persona, hoy quería hablaros de su blog, su nuevo blog o nueva etapa. Ahora tiene dominio propio y se ha planteado el blog como un recetario para todos, desde principiantes a grandes chefs, con trucos, paso a paso muy eficaces, recetas clásicas y también innovadoras, un diseño de blog preciosísimo y muuuuuchas ganas de aprender, enseñar y ayudar a los demás. Sólo espero que después de estas pocas palabras os decidáis a pinchar en el enlace, eso sí, os advierto: una vez que veáis su blog no podréis dejar de seguirlo!!! :D

viernes, 26 de abril de 2013

Cupcakes de chocolate sin lactosa

Buenos días! Hoy entrada deliciosa y apta para intolerantes a la lactosa, con leche de soja, la cual aporta un sabor particular y bien rico a estos cupcakes, así como una cobertura sin lactosa muy especial y sobre todo muuuy fácil de hacer, para que nadie tenga razones para no hacerlos ;) La base es deliciosa, aunque bien es cierto que el bizcocho es algo más seco que cuando lo preparamos con leche de vaca o con mantequilla, aún así... es absolutamente suave, delicioso y chocolatoso! Así que os recomiendo probarlos y así opináis :)



Ingredientes (20 cupcakes):

-110gr margarina
-2 huevos M
-250gr harina
-180ml leche de soja
-180gr azúcar
-20gr cacao puro en polvo
-1 cucharadita de levadura
-1 cucharadita de bicarbonato

-150gr chocolate negro
-20gr margarina
-60gr miel

Preparación:

Empezamos por el bizcocho, para ello batimos la margarina con el azúcar hasta que nos quede una pasta suave y cremosa. Añadimos los huevos uno a uno y batiendo entre cada adición. A continuación añadimos la levadura, el bicarbonato y el cacao y batimos para incorporarlo. Todo el proceso lo hago con una varilla de mano, pero podéis hacerlo con batidora de varillas eléctrica.

Añadimos la mitad de la harina y batimos, mitad de la leche y batimos, repetimos el proceso. Cuando tengamos la masa lisa y homogénea la repartimos en nuestros moldes para cupcakes y horneamos a 180º durante 15-20 minutos. Cuando estén hechos los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para la cobertura derretimos los tres ingredientes juntos al microondas (con cuidado de que no se queme, a tiempos pequeños) o bien al baño maría. Cuando esté todo fundido lo mezclamos bien y dejamos templar (ojo! no enfriar, que endurece mucho! sólo templar).

Cuando la cobertura esté más templada y por tanto algo más cuajada, cubrimos los cupcakes con ayuda de una espátula, decoramos y dejamos que la cobertura endurezca por completo. No queda dura como el chocolate pero sí que endurece, no os preocupéis, queda super rica así :)

martes, 23 de abril de 2013

Muffins de plátano y Nutella

Buenos días! Aquí estamos de nuevo con un bocado perfecto para el desayuno o la merienda, para comer en casa o llevar al parque ahora que hace buen tiempo, para los peques y los no tan peques ;) Su sabor es increíble, con la combinación del plátano con la Nutella. La textura es compacta pero que se deshace, perfecta para llevar porque sabes que no se aplastará, pero al comerlo no resultará una piedra. Y para mojar en un vaso de leche es toda una delicia. Además, bastante sano ya que no lleva muchas grasas, lleva fruta y hombre... la Nutella no es lo más sano del mundo, pero si quisiésemos llevar una dieta super sana ya no prepararíamos estas cosas, así que, a la cocina y a disfrutar :)



Ingredientes (6-8 muffins):

-1 yogurt natural azucarado
-1 plátano
-2 cucharadas de aceite de oliva
-100gr harina normal
-100gr harina integral
-1 cucharadita de levadura
-80gr azúcar
-1 huevo
-Nutella

Preparación:

Ponemos las harinas con la levadura y la sal en un bol y removemos bien.

En otro bol batimos el huevo con el azúcar, añadimos el yogurt y batimos de nuevo, añadimos el aceite de oliva y el plátano chafado con un tenedor y batimos.

Agregamos los líquidos sobre los sólidos y removemos bien hasta tener una masa homogénea, en un máximo de 15 movimientos aproximadamente.

Ponemos la masa en los moldes, llenados hasta un poco más de la mitad, no os paséis. Encima de cada masa ponemos una cucharadita de Nutella y con un palillo hacemos como una espiral por toda la superficie.

Horneamos en horno precalentado a 180º durante 20 o 30 minutos, depende del tamaño de los muffins, estos eran muy grandes.

jueves, 18 de abril de 2013

Zebra pound cake

Vamos a empezar el día con esta receta de bizcocho. Parece que empieza a hacer buen tiempo, pero todavía no hace un calor excesivo así que encender el horno no resulta una idea descabellada, jeje. Además, para los desayunos o meriendas resulta una delicia porque es jugoso, compacto, se deshace en la boca y con un dibujo de lo más original que triunfará ante niños y mayores. Los ingredientes sencillos, de los que solemos tener por casa, así que no hay complicaciones. Para más inri tenéis dos versiones con y sin lactosa, podéis utilizar margarina para hacer esta receta (como hice yo), o utilizar mantequilla si no tenéis problemas de intolerancia a la lactosa.



Ingredientes:

-4 huevos M
-200gr azúcar
-250gr margarina blanda
-200gr harina normal
-100gr harina integral
-1 cuchardita de vainilla
-2 cucharaditas de levadura
-2 cucharadas de cacao puro en polvo

Preparación:

Para esta receta os recomiendo especialmente realizar la mise en place, es decir, colocar todos los ingredientes pesados y medidos antes de empezar a hacerla, recordad separar dos cucharadas de la harina normal para incorporar más tarde a la mezcla y que cuando separemos la masa en dos boles la consistencia sea la misma para ambas.

Batimos el azúcar y la margarina hasta que consigamos una pasta cremosa. Añadimos los huevos de uno en uno y batiendo entre cada adición.

Añadimos la levadura y la vainilla y batimos de nuevo. Añadimos toda la harina (normal e integral, excepto las dos cucharadas que separamos) y batimos bien hasta integrarla, es mejor ir añadiéndola poco a poco.

Repartimos la masa en dos boles, a uno le añadimos las dos cucharadas de harina y a otro el cacao. Batimos ambas masas hasta que queden uniformes.

Untamos con margarina el molde de cake, lo espolvoreamos con harina para que no se pegue el bizcocho. Ahora vamos añadiendo un par de cucharadas de masa amarilla y encima otro par de masa marrón, siempre en el centro del molde para que se vaya creando el dibujo. Podéis poner cada masa en una jarra o en una manga pastelera para que os resulte más cómodo.

Cuando ya tengamos toda la masa en el molde lo llevamos al horno precalentado a 180º durante 45 minutos aproximadamente, cuando pasen 25-30 minutos podéis comprobar si se dora mucho la superficie, en cuyo caso podéis cubrirlo con papel de aluminio hasta terminar la cocción.

Cuando el bizcocho esté listo (al pinchar con un cake tester éste salga sin restos de masa) lo desmoldamos con cuidado y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

lunes, 15 de abril de 2013

Tortitas de soja

¿Qué tal si empezamos la semana con un buen desayuno? Yo creo que bien, ¿no? Y mejor todavía si está suuuuuuper rico :) Creo que estas son las tortitas definitivas, al menos para mi gusto. Son gorditas y super esponjosas, con un ligero sabor a vainilla que todavía se acentúa más por la leche de soja (sí... depende mucho de las marcas, algunas, con los aromas que le echan a la leche de soja, recuerdan ligeramente al sabor de la vainilla), suaves, nada pesadas y además no llevan muchas calorías. Veis que hago una parte de harina normal y otra de integral, más algo de salvado de avena, esto es para incorporar fibra a mi dieta y no aportar sólo las calorías vacías de la harina de trigo refinada, además, la textura que le aporta la harina integral es estupenda y el sabor también :) Otra ventaja de estas tortitas es que las pueden comer los intolerantes a la lactosa y aquellas personas que por cuestiones varias no pueden tomar leche de vaca, así que ganamos todos :D Y qué deciros... ya sabéis que yo siempre con mermelada de kiwi, café y zumito de naranja, pero las posibilidades de acompañamiento son infinitas, así que sacad partido a vuestra imaginación y a meterse en la cocina!



Ingredientes (8 tortitas aprox.):

-80gr harina normal
-70gr harina integral
-2 cucharadas de azúcar
-2 cucharaditas de levadura
-1 huevo
-150ml leche de soja
-1/2 cucharadita de aroma de vainilla
-20gr salvado de avena

Preparación:

Mezclamos en un bol las harinas, el salvado, el azúcar y la levadura. En otro bol batimos el huevo, la vainilla y la leche de soja hasta que esté todo bien mezclado. Vamos incorporando poco a poco el líquido al sólido batiendo bien con una varilla de mano hasta que quede una masa homogénea y espesa. 

El hecho de que quede espesa es lo que va a hacer que la tortita quede tan gorda, si añadiésemos mayor cantidad de líquidos la masa al ponerla en la plancha tiende a extenderse por ella, al ser tan gorda o espesa no tiene tanto movimiento y quedan unas tortitas más gordas.

Y pasamos a hacerlas. Ponemos la plancha a calentar. Tenemos que engrasarla, podemos utilizar mantequilla, margarina o aceite, yo utilizo aceite de oliva que aunque a mucha gente le extrañe no da sabor a las tortitas.

Una vez tenemos la plancha engrasada y caliente echamos una o dos cucharadas de masa, dejamos que se haga a fuego medio (si lo ponéis muy alto se quemará y no se hará por dentro), cuando los bordes estén ya un poco hecho y salga alguna burbuja por la superficie le damos la vuelta con una espátula. Dejamos que se haga por el otro lado. Tened en cuenta que al ser tan gorditas les lleva su tiempo hacerse por dentro.

Al contrario que en otras tortitas en estas no se ven mucho las burbujas (si no hiciste tortitas nunca has de saber que con otras recetas al poner la masa al fuego comienzan a salir burbujas por la superficie y es lo que te indica cuándo debes dar la vuelta), por eso es necesario fijarse en los bordes y cuando comiencen a estar cocidos dar la vuelta a la tortita. 

Cocinamos todas las tortitas hasta terminar la masa, según las vamos haciendo las ponemos en un plato una sobre otra para que guarden mejor el calor. ¡Y listas para comer!

jueves, 11 de abril de 2013

Galletas espiral de coco y chocolate

Son las galletas en espiral definitivas. ¿Por qué? ¡Porque salen perfectas! Desde la primera hasta la última (quitando los bordes, claro) salen todas redondas, espirales, maravillosas... pero bueno, no sólo se come con la vista (¿o si?) así que de sabor también están riquísimas. La receta, por supuesto, no es mía (¡más quisiera!) es de El Pastelito Valiente, la vi hace meses, concretamente en noviembre, y desde entonces la tenía guardada en marcadores y siempre en mi cabeza, asomando de vez en cuando, esperando a tener más tiempo y menos pereza. Y hace pocas semanas las hice, qué gran idea, porque ver tanta perfección hecha realidad me hizo muy feliz, el único defecto... la masa que debía saber a coco no sabe casi nada a coco, pero todo tiene arreglo, o bien añadir más coco o unas gotitas de aroma de coco :)



Ingredientes (25 galletas aprox.):

-250gr mantequilla
-100gr azúcar
-1 pizca de sal
-500gr harina
-1 huevo
-2 cucharadas de coco rayado
-25gr cacao puro en polvo

Preparación:

Batimos el azúcar, la sal y la mantequilla hasta que esté cremoso.

Añadimos el huevo y batimos de nuevo.

Añadimos la harina tamizada poco a poco, la vamos integrando, y al final amasamos con las manos hasta tener una masa homogénea y no pegajosa.

Separamos en dos la masa. A una le añadimos el coco y a otra el chocolate, amasamos bien hasta incorporarlo por completo. Si no tenéis práctica puede que os resulte complicado incorporar el cacao, pero con un poco de paciencia sale, así que no os preocupéis, amasad, amasad, amasad hasta que quede una masa bonita y uniforme.

Extendemos las dos masas, procurando que tengan el mismo tamaño. Colocamos una sobre otra y las enrollamos. Para esto también se necesita un poco de práctica, hay que enrollarlas bien y que no queden espacios para que el centro no quede con un hueco. Una vez tenemos formado el rollo lo envolvemos con papel film y lo dejamos enfriar en la nevera toda la noche.

Al día siguiente lo desenvolvemos y cortamos las galletas, ya os digo, me salieron 25, aunque algunas quizá eran un poco gordas, yo creo que bien pueden salir 3 galletas.

Una vez cortadas las ponemos sobre la bandeja de horno con papel antiadherente y las horneamos a 180º (precalentado) durante 10-12 minutos (o 15 si son gorditas), en cuanto empiecen a dorarse los bordes las quitamos, si os gustan las galletas crujientes entonces podéis dejar que se doren más. Una vez hechas las dejamos enfriar sobre una rejilla y listo :)

lunes, 8 de abril de 2013

Torrijas al horno

Buenos días! Os pongo la última de las recetas preparadas en Semana Santa, unas torrijas bien ricas, hechas al horno y con muuuucho anís! La verdad es que hasta hace bien poco no sabía que las torrijas eran típicas de Semana Santa, pues en mi casa se comían todo el invierno. Tampoco había visto nunca lo de hacerlas con un pan preparado exclusivamente para hacer torrijas, siempre que las hacemos aprovechamos el pan de días anteriores. Y tampoco las había visto nunca con tantos sabores distintos, en mi casa siempre siempre siempre con anís (que me encanta!), así que hoy os dejo la receta de torrijas que se prepara en mi casa, espero que os guste y os animéis a probarla :)



Ingredientes:

-Restos de pan de los días anteriores (o un pan hecho/comprado para la ocasión)
-Huevos
-Anís
-Leche
-Manteca de vaca
-Azúcar

Preparación:

Los ingredientes varían en función de la cantidad del pan del que dispongamos, para estas torrijas he utilizado una barra de pan, 3 huevos, un tercio de botella de anís y unos 250ml leche. Pero vamos, que esto es orientativo, así que nos os desesperéis con cantidades que son muy fáciles de hacer y no tienen complicaciones ;)

Empezamos cortando el pan en rebanadas de un dedo de grosor aproximadamente.

Ponemos los huevos en un bol y los batimos bien.

Ponemos la leche en un cazo y la llevamos a hervir, separamos del fuego y añadimos el anís, removemos bien. Yo suelo echar medio vaso de la mezcla de anís y leche en los huevos, lo mezclamos bien y empezamos a preparar las torrijas.

Pasamos el pan por la leche hasta que quede blandito (pero cuidado que no se os rompa), a continuación lo pasamos por el huevo batido, finalmente lo ponemos sobre una bandeja de horno. Ahora sólo nos queda poner un trocito de manteca sobre cada rebanada de pan y espolvorear azúcar por encima. Repetimos estos con todas las rebanadas de pan.

Cuando tengamos todas listas las llevamos al horno a 180º (precalentado) y las horneamos unos 20-30 minutos (en función de lo tostadas que os gusten), las dejamos enfriar y listas para comer :)

viernes, 5 de abril de 2013

Hot cross buns

Buenos días! Os escribo esta entrada mientras espero a que vengan los fontaneros. De nuevo fontaneros en mi casa, esto parece la pesadilla de nunca acabar... Pero habrá que ponerle nueva cara al mal tiempo y a los malos sucesos, y para ello os dejo estos bollos que preparé hace justamente una semana, porque son unos bollos típicos de Semana Santa, se preparan el Viernes Santo en Reino Unido para desayunar y son una auténtica delicia. Al principio no me convencían por las especias... la canela no es mi fuerte, las pasas en los panes no me entusiasman... pero vamos... que estos son para repetir, os lo prometo, una auténtica delicia, como más me gustan: abiertos a la mitad, untados de margarina y mojaditos en café... ñam ñam, se me hace la boca agua! :) La receta, por supuesto, adaptada de la de Liliana, un ángel repostero :D



Ingredientes (10 bollos):

-250gr harina de fuerza
-100ml leche
-1 huevo
-25gr mantequilla a temperatura ambiente
-50gr azúcar
-10gr levadura fresca
-1 pizca de sal
-Canela y nuez moscada
-Esencia de limón
-Ciruelas pasas sin hueso y cortadas en trocitos

-1 huevo batido
-100gr harina
-125ml agua

Preparación:

Ponemos la harina en un bol, mezclamos con la sal, el azúcar, la canela y la nuez moscada (estas dos al gusto del consumidor).

Hacemos un volcán y en el centro ponemos el huevo, la mantequilla, la levadura desmenuzada, la esencia de limón y la leche. Amasamos. Quizá necesitéis algo más de harina, para mí con 20gr más fue suficiente. Añadimos las ciruelas pasas y amasamos un minuto más. Dejamos levar la masa en el bol tapada con un trapo.

Pasado el tiempo (debe doblar su volumen, yo la hice a mediodía y la dejé toda la tarde) desgasificamos y cortamos diez porciones, las boleamos y las ponemos sobre la bandeja de horno con papel antiadherente y los dejamos doblar el volumen. Yo los dejé toda la noche a temperatura ambiente (bastante frío...) pero no es lo más aconsejable porque si la temperatura es agradable las masas subirán más de lo debido, así que con 45 minutos o una hora a una temperatura cálida sería más que suficiente.

Cuando ya hayan crecido los pintamos con huevo batido, preparamos la masa de la cruz con 100gr de harina y 125ml agua. Mezclamos hasta tener una pasta homogénea, la metemos en una bolsa o manga pastelera, cortamos la esquinita y hacemos las cruces sobre los bollos.

Horneamos a 180º (precalentado) durante 20 minutos. Enfriamos en una rejilla y listos para comer :)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails