domingo, 29 de abril de 2012

Pane in casetta

Buenos días de domingo! Algunos estamos en pleno puente, estos días no andaré mucho por aquí... aunque últimamente ya no es que anduviese bastante porque no tengo tiempo para nada. Pero visito vuestras cocinas para no perderme nada ;)


De momento parece que tenemos buen tiempo... pero no creo que dure, así que para aprovechar este puente os dejo otra receta panarra, esta vez de pan de molde que me llamó mucho la atención por estar hecho con harina normal, es decir, sin harina de fuerza. Una receta ideal para cuando nos quedamos sin provisiones en la despensa, y que os aseguro que el pan sale genial... aunque en las fotos no se demuestre... pero es que llevamos dos semanas con lluvia y a penas hay luz... :( (y no soy buena fotógrafa... para qué engañarnos! jaja)




La receta no es mía, la vi en Bloc de recetas y al momento quise prepararla, me llamó mucho la atención el detalle de la harina y además necesitaba pan para el desayuno así que tenía que prepararlo sí o sí, cambié la manteca, yo usé de vaca y quedó muuuuy rico con un aroma genial en la cocina, nunca la había probado y la verdad es que quedó genial en el pan :D Por cierto, si no conocéis Bloc de recetas pasaos a echar un vistazo porque tiene recetas geniales y además es un encanto y te soluciona las dudas al momento :D




Ingredientes:

-60ml agua
-13gr azúcar
-20gr levadura fresca

-345ml agua
-50gr manteca de vaca
-750gr harina normal
-6'5gr sal

Preparación:

Mezclar los tres primeros ingredientes teniendo la precaución de disolver por completo la levadura. Dejar reposar 15 minutos.

Pasado el tiempo, ponemos la harina y la sal en un bol, removemos bien. Añadimos la manteca desmenuzada y removemos, hacemos un hueco en el centro y añadimos la primera mezcla y los 345ml de agua (echadla poco a poco, puede que os sobre o que os haga falta más... eso depende de la marca de la harina). Vamos amasando poco a poco con las manos, integrando todos los ingredientes. Tenemos que conseguir una masa no pegajosa y fácil de trabajar. Una vez la obtengamos la dejamos reposar en un bol cubierta con un trapo durante 1 hora o hasta que doble su volumen. Yo la dejo en el horno templado pero apagado.

Desgasificamos la masa y con un rodillo estiramos la masa hasta formar un rectángulo. Doblamos el lateral izquierdo sobre el centro y luego el derecho sobre el centro. Estiramos de nuevo con el rodillo hasta conseguir un largo considerable y que el ancho sea más o menos el de nuestro molde (yo uso de plum cake). Entonces enrollamos como si fuese un brazo de gitano y ponemos dentro del molde que habremos enharinado previamente. De nuevo lo dejamos reposar hasta que doble su tamaño (yo en el horno templad y apagado).

Pasado el tiempo horneamos a 180º durante 50 o 60 minutos, eso depende del horno. A mitad de cocción si veis que se dora mucho la superficie podéis cubrirlo con papel de aluminio. Para saber si el pan está listo: se ve más o menos a ojo, pero si lo desmoldamos y le damos la vuelta, debemos tocar con los nudillos sobre el pan como si llamásemos a una puerta, si suena a hueco está listo, si no, debemos meterlo al horno nuevamente.

jueves, 26 de abril de 2012

Risotto al pomodoro

Hoy os traigo un riquísimo risotto, me acabo de dar cuenta de que sólo tengo uno publicado en el blog... y eso que los risotto me gustan mucho, así que aquí os traigo otro, esta vez con tomate que le da un gusto muy rico y además es para participar en el concurso que está organizando Mis Migas con Locura y que lleva por título "Italia: mucho más que pasta y pizza", ya sabéis lo mucho que me gusta Italia así que tenía que participar como fuera.


Iba a preparar algo dulce... pero el experimento salió mal, no siempre se puede probar con algo nuevo y que salga bien a la primera, es una pena... pero entonces me vino la inspiración y me dije que un risotto nunca falla, y dicho y hecho, ha quedado como a mí me gusta, bien jugoso y espesito, una delicia :D

Si queréis que el sabor a tomate sea aún más dominante podéis añadir 2 cucharaditas de concentrado de tomate, eso le dará mucho sabor y muy buen gusto. También se puede añadir albahaca fresca y queda tremendamente delicioso. Y una última opción es añadirle queso rallado por encima cuando lo vamos a servir, ojo, no cualquier queso, uno bueno ;)

Ingredientes (1 persona):

-3 puñaditos de arroz
-1/2 tomate grande o 1 normal
-1/2 pastilla de caldo (vale de carne, pescado, verdura...)
-1 cebolla francesa
-40gr mantequilla
-50ml nata
-Agua (cantidad necesaria)

Preparación:

Picamos bien la cebolla en trozos pequeños. Ponemos la olla al fuego y le añadimos 2/3 partes de la mantequilla. Cuando se funda añadimos la cebolla y dejamos que se poche.

Mientras cortamos el tomate en dado no muy grandes. Cuando la cebolla esté pochada añadimos el tomate y cocinamos durante 1 minuto.

Añadimos la mitad de la pastilla de caldo desmenuzada, añadimos el arroz y removemos bien hasta que se vuelva transparente. Ahora le añadimos agua hasta cubrir el arroz y un poquito más. Dejamos cocinar el arroz 20 minutos aproximadamente, removiendo de vez en cuando y teniendo la precaución de que el agua no se evapore por completo.

Cuando el arroz esté listo veremos que queda espesito, cremoso, eso es lo que queremos conseguir. Añadimos el resto de la mantequilla y el chorro de nata, removemos bien y apagamos el fuego. Servimos y a disfrutar :)


lunes, 23 de abril de 2012

Galletas linzer

Buenos días a todos! Comenzamos la semana y yo lo hago con una receta muuuuuy especial, ya que es una propuesta que me hizo María (La niña pimiento :D) cuando me envió los regalitos a casa que os enseñé aquí. Me mandó algo que no os enseñé... jejeje... una receta escrita a mano en unas tarjetitas preciosas para hacer estas galletas, porque también me regaló el cortador de galletas y la mermelada hecha por ella :)


Así que me propuso que ambas preparásemos la receta y la publicásemos el mismo día, y aquí estamos, tanto ella como yo, un lunes por la mañana con nuestras galletas linzer que saben a gloria bendita, jejeje, no sé si por las galletas o por su mermelada que es deliciosa :)




Además son muy fáciles de hacer y no se tarda mucho, podemos dejar la masa preparada de un día para otro en el frigorífico y así nos ahorramos la espera de que endurezca. Si las vais a comer con la mermelada en medio resultan deliciosas, yo algunas las dejé sin mermelada y me parecieron demasiado dulces, así que si no les vais a poner mermelada reducid un poco la cantidad de azúcar ;)




Muchas gracias María, de nuevo, por los regalitos y por proponerme estas galletas que ya sabes que estas cosas a mí me encantan :D Y aquí podéis ver sus galletas :)

Ingredientes:

-200gr harina
-100gr mantequilla a temperatura ambiente
-70gr azúcar glass
-10gr azúcar vainillado
-1 yema
-Mermelada de fresa

Preparación:

Batir la mantequilla hasta que esté cremosa, añadimos los azúcares y batimos de nuevo hasta integrarlos por completo y tener una mezcla cremosa.

Incorporar la yema y batir, ahora incorporar la harina poco a poco e ir amasando hasta obtener una masa lisa y uniforme. Hacemos una bola con ella, la envolvemos en papel film y la llevamos al frigorífico mínimo 1 hora.

Pasado el tiempo estiramos la masa y cortamos las galletas, las ponemos sobre nuestra bandeja de horno con papel antiadherente y horneamos a 160º durante 10 o 12 minutos, deben estar hechas pero no doradas.

Cuando estén hechas las ponemos a enfriar sobre una rejilla. Ya frías, colocamos un poco de mermelada sobre una galleta sin agujero. Espolvoreamos azúcar glass sobre las galletas con agujero y ponemos éstas sobre la mermelada. Y ¡listas para comer! :D

jueves, 19 de abril de 2012

Baguettes

Pues al final me he decidido por publicar hoy un post panarra, que tengo varios en la reserva y con este tiempo vendrán más, porque con la lluvia lo que más apetece es encender el horno, y si es para hacer pan mucho mejor :D


La receta de hoy es de Manu con alguna ligera modificación mía, os diré que salen unas baguettes de miga esponjosa deliciosas, perfectas, me falta perfeccionar un poco la forma, pero me encantaron y seguro que las repito pronto porque tengo en mente probar alguna cosilla (jijiji).




Es una receta que lleva su tiempo pero por los levados más que nada, veréis que yo no sigo exactamente el mismo método de amasado y levado que hace Manu, básicamente porque me lié y no era plan ponerse a la una de la mañana a hacer dobleces al pan cada 15 minutos, jeje, así que cambié un poco la forma de hacerlo, pero veréis que el resultado sigue siendo fantástico :D

Ingredientes:

-2gr levadura fresca
-125ml agua templada
-125gr harina de fuerza

-300gr harina de fuerza
-5gr sal
-2gr levadura fresca
-140ml agua templada
-1'5 cucharadas de aceite de oliva

Preparación:

Empezamos por el poolish, diluimos los 2gr de levadura en los 125 de agua, añadimos la harina, removemos hasta mezclarlo todo y dejamos reposar 8 horas.

Pasado el tiempo empezamos a hacer el pan. Diluimos los otros 2gr de levadura en el agua y reservamos.

En un bol ponemos la harina junto con la sal y removemos, hacemos un volcán en medio y añadimos el aceite, el pollish y el agua con la levadura, removemos hasta tener una masa manejable y entonces comenzamos a amasarla con las manos hasta tener una masa uniforme y no muy pegajosa.

Una vez tenemos la masa yo la dejé en un bol tapado en la nevera toda la noche, levando.

A la mañana siguiente saqué la masa de la nevera y la dejé a temperatura ambiente una hora.

Pasado el tiempo desgasificamos un poco la masa y la dividimos en tres porciones más o menos iguales.

Cogemos una porción, la estiramos hasta formar un rectángulo, plegamos los lados del rectángulo hacia el centro, y luego el frente y la parte de atrás también los plegamos hacia el centro (Manu lo explica con imágenes en su blog). Le damos la vuelta y dejamos reposar cubierto por un paño 15 minutos, hacemos lo mismo con las otras dos porciones.

Pasado el tiempo cogemos una porción de masa, la estiramos de nuevo y plegamos solamente los lados hacia el centro, hacemos rodar la masa por la mesa para que tome forma de baguette y la dejamos reposar sobre nuestra bandeja para baguettes 30 minutos, hacemos lo mismo con las otras dos porciones de masa.

Pasado el tiempo horneamos a 180º durante 20 o 30 minutos con el horno precalentado y con un bol con agua dentro para que produzca vapor.

Cuando estén hechas las dejamos enfriar sobre una rejilla o sobre la misma bandeja para baguettes que ya tiene agujeritos.

Con un trozo de queso san simón este pan está de muerte... pero haciendo tostaditas con nutella ya es lo más! jeje ;)

lunes, 16 de abril de 2012

Galletas de cupcakes (III)

Pues sí, la tercera entrega de galletas de cupcakes, si os habéis perdido las anteriores tenéis aquí la primera y aquí la segunda. Adoro el cortador de galletas en forma de cupcakes y lo estoy explotando todo lo que puedo y más, tanto que hasta habrá una cuarta entrega... bueno... si nadie me lo impide! jeje


En esta ocasión es muy fácil, no tiene apenas complicación, tan sólo un poco de maña para que no se nos despeguen las dos partes pero os aseguro que es muy fácil, hice como unas 50 galletas y sólo se me despegó una después del horneado, así que preocupaciones cero ;) Son tan sencillas que os dejo ya con "la receta", éstas fueron para un doble cumpleaños de unas amigas y la verdad es que gustaron mucho, o al menos eso me pareció a mí!




Ingredientes:

-Masa de galletas
-Glasa
-Plantilla*

*Para la plantilla no tenemos más que coger un trozo de cartulina o cartón y recortar un rectángulo de 5 por 15 centímetros, por uno de los bordes largos recortamos ondas, el tamaño a nuestra elección, eso será la parte de abajo del frosting, así que cada uno que haga las ondas como más le guste.

Preparación:

Una vez que tenemos la masa lista y teñida con los colores elegidos estiramos un trozo de un color, ponemos el cortador encima y marcamos el lugar donde queremos hacer las ondas, colocamos la plantilla de las ondas y cortamos con un cuchillo por donde están las ondas, así, nos quedará una masa de galletas estirada y con la parte superior (si es para la base del cupcake) o inferior (si es para el frosting) llena de ondas.

Hacemos lo mismo con la masa de otro color, una vez cortada ponemos las ondas de esta masa con las ondas de la otra masa haciendo que coincidan, presionamos un poco para juntarlas si fuese necesario. Una vez las tenemos unidas pasamos el rodillo para fijar la forma y que no se despeguen en el horneado.

Ahora tenemos una masa de dos colores unidos por una forma de ondas, pues bien, colocamos nuestro molde de cupcakes a la altura que más nos guste que tenga las ondas y cortamos cupcakes.

Los pasamos a la bandeja de horno y los horneamos, enfriamos en rejilla y decoramos con glasa a nuestro gusto.

Con la masa que nos sobre volvemos a hacer lo mismo, si hay cachos de dos colores intentamos despegarlos, no cuesta mucho, y así no desperdiciamos masa. Además, con los restos podemos hacer un cupcake de colorines como el que veis en la foto, aquí no se tira nada ;)

viernes, 13 de abril de 2012

Pan blanco simple

Buenos días! Y lluviosos días... sé que hacía falta... pero ya me había acostumbrado a tanto sol y a no llevar el paraguas a todas partes, jeje. Bueno, y ya que el finde se presenta también frío y lluvioso qué mejor que meterse en la cocina a hacer pan para la comida, la cena, los bocadillos o el desayuno de toda la semana. Últimamente he hecho bastante pan, he retomado mi afición por él, cuánto lo echaba de menos!!


Sin duda, el pan hecho en casa es infinitamente mejor que el comprado, ya no sólo porque es más natural, si no porque sabe mejor y lo podemos hacer a nuestro gusto. A mí me encanta ver cómo de una mezcla de harina, sal, agua y levadura sale una masa que luego crece y crece sin final para terminar convirtiéndose en un pan, a día de hoy me sigue pareciendo algo mágico :)




Y la receta de hoy de nuevo es de Hilmar, en cuestión de panes su blog es un referente y además de calidad, sabes que si preparas una de sus recetas saldrá bien, el riesgo es cero, así que un fin de semana que tenía poco tiempo me decidí por hacer este delicioso pan suyo que luego desayuné durante la semana con mi nutella casera :P

Ingredientes:

-500gr harina de fuerza
-7gr levadura fresca
-30gr azúcar
-4gr sal
-280 o 300ml agua (empezamos añadiendo 250ml y aumentamos lo que sea necesario)

Preparación:

Mezclamos la levadura con el agua y el azúcar y removemos hasta que se disuelva la levadura. Reservamos.

Ponemos la harina en un bol, añadimos la sal y mezclamos, hacemos un hueco en el centro e incorporamos el líquido. Amasamos hasta que nos quede una masa uniforme y elástica, nos puede llevar a mano unos 15 minutos. Una vez conseguida la textura de la masa dejamos reposar la masa en un bol tapada con un trapo durante 1 hora o hasta que doble su volumen.

Pasado el tiempo desgasificamos la masa, le damos un par de amasados y dejamos reposar 15 minutos tapada con un trapo.

Yo ahora la corté en dos y le di la forma de hogaza, podéis hacer sólo un pan, bollitos, barritas... Ponemos nuestro o nuestros panes sobre la bandeja de horno con papel antiadherente y dejamos reposar hasta que doblen su volumen (una hora aprox.) tapados con un trapo.

Por último horneamos a 200º durante 20 minutos (más tiempo si hacéis sólo un pan con toda la masa). Si no queréis que se os dore tanto podéis hornearlo a 180º. Una vez hecho lo ponemos a enfriar sobre una rejilla.

Para saber si el pan está hecho lo único que hay que hacer es darle la vuelta y golpear con los nudillos como si llamásemos a una puerta, si suena a hueco es que el pan está hecho ;)

martes, 10 de abril de 2012

Galletas petit écolier

Buenos días! Ya sé que ando desaparecida, pero es que esta semana es así, con mucho lío. Pero no podía dejar pasar la oportunidad de enseñaros estas galletitas, en realidad no tienen nada de especial, es una galleta de mantequilla con una cobertura de chocolate, pero el poner la cobertura en forma de chocolatina no sólo queda precioso si no que da otro sabor, no es igual que bañar la galleta en chocolate.




Supongo que muchos (si no todos) conoceréis estas galletas, a mí me encantan y antes las compraba mucho... pero a partir de ahora me da que las voy a hacer yo siempre porque quedan fenomenales, jeje, y además sin conservantes ni aromas ni nada, simplemente una galleta de mantequilla y chocolate a nuestro gusto, en esta ocasión chocolate negro (que me encanta!), pero ya me las imagino con chocolate con leche, blanco, con fresas... ñammm

Por supuesto la receta de las galletas podéis usar la que queráis, yo os pongo la que hago casi siempre porque me encantan y además no llevan huevo, no son dulces en exceso y con ese toque de sal ya me vuelven loca, vamos, que es coger la primera y no parar. Os dejo la receta y vosotros decidís si hacerlas o no ;)

Ingredientes:

-125gr mantequilla
-250gr harina
-62gr azúcar glass
-5 cucharadas de leche
-Sal al gusto
-Chocolate para fundir (en mi caso negro)

Preparación:

Ponemos la harina en un bol junto con la sal, cortamos la mantequilla (que puede estar a temperatura ambiente o no) y la echamos en el bol con la harina, ahora añadimos las 5 cucharadas de leche y amasamos con las manos como deshaciendo la mantequilla hasta que nos quede una mezcla harinosa, llegados a este punto amasamos la masa hasta formar una bola uniforme y lisa. Envolvemos en film y llevamos a la nevera mínimo 45 minutos.

Pasado el tiempo estiramos la masa entre dos papeles film y cortamos con cortapastas, ponemos las galletas sobre la bandeja de horno con papel antiadherente y horneamos a 180º (precalentado) unos 12 minutos (depende del horno y tamaño de las galletas). Cuando los bordes estén dorados las sacamos y las dejamos enfriar sobre una rejilla.

Mientras fundimos el chocolate, rellenamos nuestro molde de chocolatinas (o el que tengamos) y dejamos solidificar (bien a temperatura ambiente o en la nevera). Cuando el chocolate esté sólido y las galletas frías derretimos otro poco de chocolate, ponemos una gota en el centro de la galleta y ponemos una chocolatina encima, dejamos que solidifique el chocolate para que se quede pegada la chocolatina y listo, ya tenemos nuestras galletas terminadas :)

sábado, 7 de abril de 2012

Pizza San Simón para el #7Adiadelquesosansimon

Buenos días a todos!! Ya estamos aquí, ya ha llegado el #7Adiadelquesosansimon :D Qué ganas tenía de que llegara este día para celebrarlo con todos los que os habéis animado a hacer una receta con queso San Simón, y a los que no habéis podido porque no habéis encontrado el queso a tiempo también hay que incluiros porque os lo merecéis sólo por querer participar :)


Yo os traigo una pizza, sabéis que me encantan, y que me encantan como ésta, con masa hipergordita, un relleno de lo más cremoso gracias al queso san simón, y además con la cecina ya es todo un lujo ;) Como siempre os digo, lo de la masa es a gusto de cada uno, al que no le guste gordita... que la estire mucho!! jeje estirándola hasta dejarla fina y suprimiendo el segundo levado conseguimos una pizza de masa fina y con todo el sabor de mi pizza San Simón :D




Si aún no sabes de qué va todo esto del #7Adiadelquesosansimon puedes pasarte por estas dos entradas: la primera (que ha tenido muchísimo éxito!!), y la segunda. Así te enterarás de este evento y también de un poquito de la historia de este queso gallego tan exquisito. Y para no aburriros más y que podáis ir a ver las recetas de todos mis compañeros blogueros os dejo con la receta ya mismo :D




Ingredientes:

-5gr levadura fresca
-100gr harina de fuerza
-50gr harina integral
-50gr harina normal
-100ml agua
-1 cucharada de aceite de oliva
-1/2 cucharadita de sal
-Queso San Simón
-Cecina
-Orégano
-Salsa de tomate

Preparación:

Diluimos la levadura en el agua, reservamos.

En un bol ponemos las harinas junto con la sal y removemos, hacemos un volcán en el medio y echamos el aceite y el agua con la levadura. Removemos y empezamos a amasar, amasaremos hasta tener una masa lisa y uniforme. Una vez conseguida la dejamos reposar tapada con un trapo y en un sitio cálido una hora mínimo (mejor si es hora y media o dos horas). Como siempre yo la he puesto a levar dentro del horno calentado a menos de 30º y ya apagado.

Mientras leva podemos ir cortando el queso en lonchas un poco finas y la cecina en cuadraditos, mi cecina era en lonchas así que corté las lonchas en cuadraditos. Reservamos.

Pasado el tiempo desgasificamos la masa amasando durante un minuto. Luego la estiramos, ya sabéis, ahora la dejáis más fina o más gruesa en función de vuestros gustos, una vez estirada la colocamos en la bandeja de horno (con papel antiadherente, lámina de silicona...). Una vez estirada y con una forma bonita ponemos la salsa de tomate, luego el orégano, por encima ponemos el queso san simón y por último la cecina. La dejamos levar media hora (si queréis pizza de masa fina y más crujiente no hagáis este levado) como antes, en el horno caliente pero apagado o en un sitio cálido sin corrientes.

Pasado el tiempo la horneamos, sin precalentar el horno, con ella dentro ponemos a 180º y horneamos hasta que los bordes estén dorados y el queso totalmente derretido.

Os aseguro que es una auténtica delicia, digna de este #7Adiadelquesosansimon :D

miércoles, 4 de abril de 2012

Bruschetta San Simón

Buenos días! Últimamente ando algo desaparecida pero es que tengo bastante trabajo. Aún así no podía dejaros sin la siguiente receta dedicada al queso San Simón, así que aquí tenéis la segunda entrega, unas magníficas bruschettas que ya habéis visto por este blog, pero en esta ocasión con quesito san simón y os aseguro que quedan deliciosas, vamos, que desde que las probé con este queso ya no las hago con otro :D




Según cuenta la leyenda, los orígenes de este queso se remontan a la cultura castreña asentada en las zonas próximas a los montes de las sierras de A Carba y O Xistral. En la edad media se pierde la pista sobre este queso porque no se conserva ninguna fuente escrita. Más tarde, en 1857, en la exposición estatal celebrada en Madrid los empresarios lucenses muestran una gran suma de productos diversos y entre ellos destaca el queso San Simón. En 1892 el ayuntamiento de Villalba aprueba la adquisición de 2 quesos San Simón por importe de 20 pesetas para enviar a la Exposición de Chicago. Y en 1913 el rey Alfonso XIII se interesó por los detalles de su fabricación.

Estos son sólo algunos detalles anecdóticos sobre el queso San Simón, un poco de su historia, ya que vamos a promocionarlo qué mejor que conocer algunos detalles que los consumidores no solemos conocer, así que gracias al CC de San Simón que nos cedió toda esta información y mucha más sobre su queso os puedo contar estas cosas, y si queréis saber más no tenéis más que visitar su página web ;)

Ingredientes:

-Pan (mejor si es un pan de pueblo, con mucho sabor)
-1 tomate
-Orégano
-Sal
-Aceite
-Ajo
-Queso San Simón

Preparación:

Empezamos cortando el pan en rodajas, y las tostamos en la tostadora (o bien en el horno si no tenemos tostadora). Cuando estén tostadas las frotamos con el ajo sólo por una cara. Reservamos.

Ahora cortamos el tomate a dados más bien pequeños y los vamos poniendo en un bol. Echamos en el bol una pizca de sal, orégano al gusto y un buen chorro de aceite, removemos para que se mezcle todo bien.

Ahora cortamos el queso san simón en lonchas lo más finas que podamos y reservamos.

El tomate lo podemos tener preparado del día anterior o de unas horas antes, tendrá más sabor, pero podemos prepararlo también justo antes de comer y estará igualmente delicioso.

Para montar las bruschettas ponemos las rodajas de pan en una bandeja de horno, con la parte frotada con ajo hacia arriba. Ponemos el tomate encima, un poco escurrido, llenamos bien las rodajas con el tomate. Finalmente ponemos el queso san simón por encima.

Llevamos la bandeja al horno a 180 o 200º durante unos minutos (horno precalentado) hasta que se funda el queso y el tomate quede más blandito. Cuando esté listo sacamos con ayuda de una espátula y servimos :)

domingo, 1 de abril de 2012

Huevos en cocotte San Simón

Sí sí, habéis leído bien, san simón, y no porque hoy sea san simón, si no por una marca de queso, el queso San Simón Da Costa y que podéis consultar su página web pinchando aquí. El caso es que ésta es una de unas cuantas recetas que os voy a presentar utilizando como ingrediente, si no principal sí muy importante, este queso, que es una auténtica delicia, de sabor ahumado, suave... vamos, que si no lo habéis probado os lo recomiendo ya!!



Y estas recetas preceden al 7 de Abril, desde ahora #7Adiadelquesosansimon que es el hashtag con el que se mueve esta iniciativa en twitter y que consiste en nada más y nada menos que cocinar una receta que llevo este queso y publicarla el 7 de Abril que es la fiesta del queso San Simón, aunque ya llevan una semana o algo más con su concurso de tapas :)




Para lo que no lo conozcáis este queso tiene su origen en Terra Chá (Lugo) y se hace con leche de vaca, su toque ahumado se lo da la madera del abedul, tan típico de allí, y además, ¡este queso ya es denominación de origen protegida! Este queso tiene una forma muy típica de la zona, como piramidal, por fuera es de un color ocre con partes más oscuras y muy brillante... y el olor... vamos... es ese ahumado... es alucinante, yo soy una fanática del queso porque me gustan (casi) todos, pero es que éste me encanta. Así que ya os iré contando más cositas en próximas entradas y ahora os dejo con la receta :D

Ingredientes (1 persona):

-2 huevos
-1 lata pequeña de guisantes cocidos
-2 lonchas de cecina
-1 cebolla francesa
-100ml tomate frito
-100ml nata de cocina
-1/2 vaso de vino blanco
-Aceite
-Sal
-Queso San Simón (al gusto, para mí muuuucho :P)

Preparación:

Picamos la cebolla en trocitos más bien pequeños, echamos aceite en la sartén y cuando esté caliente pero no echando humo añadimos la cebolla, echamos una pizca de sal y dejamos pochar. Mientras cortamos la lonchas de cecina en cuadraditos, y se las echamos a la sartén con la cebolla. Dejamos que la cebolla se termine de pochar y la cecina se quede doradita y crujiente.

Llegados a ese punto añadimos los guisantes bien escurridos, damos un par de vueltas y añadimos el vino blanco a la sartén, dejamos que se evapore.

Cuando el vino se haya evaporado añadimos el tomate, removemos bien, cocinamos 2 minutos y sacamos del fuego. Ponemos el conjunto de guisantes, cebolla y cecina con su salsita en una cocotte (o dos si son pequeñas como las mías), aplanamos la superficie para que quede recta. Ponemos un huevo encima del relleno (o los dos si lo ponemos en una sola cocotte, cubrimos las claras con la nata (la yema no!) y echamos por encima unos granitos de sal (tanto en la clara como en la yema).

Cortamos el queso san simón con un rallador y lo ponemos por encima de la yema y un poco por encima de la clara. Llevamos la cocotte al horno precalentado a 180º durante 15 o 20 minutos hasta que el huevo esté hecho. Cuanto más tiempo las dejéis más se hará el huevo, cuajará por completo, si las quitáis con menos tiempo del horno la yema aún estará líquida, esto ya a gusto del consumidor ;)

Cuando estén a nuestro gusto los sacamos y servimos.... están para chuparse los dedos! No digo más :D

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails