lunes, 23 de octubre de 2017

Hamburguesas vegetales de alubias

Buenos días!! Hoy cambiamos de tercio y nos pasamos del dulce al salado, que ya iba tocando. Si seguís mi blog sabéis que me gustan mucho las hamburguesas, y no solo las de carne!! Las hamburguesas me parecen una forma estupenda de comer cosas de una forma diferente, ya lo he probado en diversas ocasiones, aquí os enseñaba unas de mis favoritas, las hamburguesas de brécol, y aquí las de zanahoria que sin duda son las grandes triunfadoras entre mis comensales. También hice mis pinitos con el tofu aquí. Pero para mí las mejores son las que os traigo hoy: hamburguesas de alubias con curry. Me encantan porque la textura es perfecta para mi gusto, crujiente por fuera pero cremosa por dentro, el sabor a curry me vuelve loca (y ni os cuento con un poquito de ketchup!!) y se hacen en un periquete!! Y también me gustan mucho porque se pueden adaptar de múltiples formas, las que os enseño hoy llevan pimiento, cebolla y zanahoria, pero podéis cambiarlos por cualquier otro vegetal: calabacín, calabaza, berenjena... lo que más os guste! Solo espero que os animéis a hacerlas porque son muuuuuy sencillas y el resultado no os dejará indiferentes ;)


Cómo hacer hamburguesas vegetales con alubias


Ingredientes (8 hamburguesas):

-300gr alubias rojas cocidas
-1 o 2 dientes de ajo (al gusto)
-1 huevo M
-150gr verduras cocidas o asadas (yo puse cebolla, zanahoria y pimiento rojo)
-Sal
-Pimienta
-Curry (bastante, aunque esto es cuestión de gustos)
-Pimentón dulce (un poquito, tan solo para darle color)
-4 o 5 cucharadas colmadas de harina de espelta (o trigo, avena, arroz… la que queráis)

Preparación:

En un robot de cocina ponemos las alubias cocidas con los dientes de ajo crudos y trituramos muy bien hasta formar una pasta. Pasamos esta pasta a un bol amplio.

Cocemos o asamos el pimiento (yo tenía ya el pimiento asado de otra comida y el resto lo cocí al vapor), la zanahoria y la cebolla hasta que estén al dente (a mí el pimiento me gusta que quede bien cocinado, pero la cebolla y la zanahoria al dente quedan mejor). Lo ponemos en el robot de cocina, añadimos la sal, la pimienta, el curry, el pimentón y el huevo y trituramos todo junto hasta tener una pasta más bien líquida. La añadimos al bol que teníamos con la otra pasta.

En el bol añadimos 3 cucharadas de harina (yo utilicé de espelta pero podéis utilizar la que más os apetezca) y empezamos a mezclar con una cuchara, vamos añadiendo harina y mezclando poco a poco, nos tiene que quedar una masa espesa y ligeramente pegajosa.

En la mesa de trabajo espolvoreamos más harina, ponemos una bola de masa y echamos un poco más de harina por encima, formamos la hamburguesa con las manos y la envolvemos en papel film para que mantenga la forma (solo si no las vamos a comer en el momento, en ese caso no hace falta envolverlas).

Hacemos lo mismo con el resto de masa hasta formar las 8 hamburguesas. Podemos hacerlas al momento, pasándolas por la sartén con un poquito de aceite vuelta y vuelta, un par de minutos por cada lado. O las podemos guardar en la nevera o incluso congelarlas. Si las congelamos, para cocinarlas no hace falta quitarlas antes del congelador para que se descongelen, podemos hacerlas tal cual os he explicado antes.


Están deliciosas!! Y el aspecto por fuera hasta parece que son de carne. No saben para nada a alubias, saben mucho a curry y quedan con una textura ideal. Espero que os animéis a prepararlas y me contéis qué os han parecido :D

lunes, 16 de octubre de 2017

Crema de chocolate y avellanas con calabaza (sin azúcar)

Buenos días!! Seguimos con recetas que tienen como protagonista a la calabaza!! Me encanta aprovechar los productos que están de temporada para cocinar con ellos. Y si hay algo que está en auge ahora mismo es la calabaza, en todas sus versiones!! Yo la utilizo para muchos platos, desde la ensaladilla rusa, pasando por el guiso de carne con vegetales hasta, cómo no, los postres. En general, suelo utilizarla sobre todo para panes y bizcochos, ya que aporta una textura jugosa y deliciosa a estas preparaciones, sin embargo en esta ocasión se me ocurrió ir un paso más allá. Ya había visto utilizar la calabaza para este tipo de cremas en más ocasiones, pero no sabía si realmente quedaría bien, me imaginaba que iba a dar algo de sabor... pero no!! La calabaza aporta su dulzor natural, su textura jugosa y nada de sabor!! Así que adapté mi receta de crema de chocolate y avellanas al natural, sin azúcares ni edulcorantes añadidos, añadiéndole calabaza. Además, en esta ocasión es sin lactosa, ya que como la calabaza aporta una textura cremosa, he utilizado agua para dejar la consistencia que a mí más me gusta en estas cremas. Solo espero que os animéis a probarla porque está... mmmmmmmmm!! Deliciosa!! :D



Cómo hacer crema de chocolate y avellanas con calabaza (sin azúcar ni edulcorantes)


Ingredientes (1 bote enooooorme y un poquito más):

-40gr cacao puro en polvo
-125gr avellanas
-300gr calabaza cocida (al vapor o asada, sin agua)
-120gr dátiles (yo utilizo medjoul)
-300ml agua (al gusto, se puede cambiar por leche o bebida vegetal)

Preparación:

Trituramos las avellanas hasta que se forme una pasta. Reservamos.

Ponemos la mitad del agua en una olla junto con el cacao, con una varilla removemos mientras se calienta la mezcla y se disuelve el cacao por completo.

Apartamos del fuego y añadimos los dátiles y la calabaza. Trituramos todo bien con ayuda de una batidora hasta que no queden grumos. Añadimos entonces la crema de avellanas y mezclamos de nuevo.

Ahora es el momento de ir añadiendo el resto del agua hasta conseguir la textura que más nos guste. Tened en cuenta que luego cuando la llevemos a la nevera aún quedará algo más densa.

Cuando esté a nuestro gusto la ponemos en los botes que hayamos elegidos y la dejamos enfriar, cerramos los botes con las tapas y a la nevera. Se mantiene en buen estado alrededor de una semana guardada siempre en frigorífico.

lunes, 9 de octubre de 2017

Bizccho de calabaza y chocolate especiado

Buenos días! Ya estamos a tope con la temporada de la calabaza. Adoro el verano (y la primavera si viene con buen tiempo) y lo paso fatal cuando se termina esa estación... pero entonces entra el otoño y trae cosas maravillosas como la calabaza, el pumpkin spice, las comidas con "bien de salsa" calentitas... Especialmente la calabaza me chifla, si seguís este blog sabéis que he publicado ya bastantes recetas de bizcochos, panes, brioches, muffins o cupcakes con calabaza, y es que aporta una textura super jugosa y deliciosa a las masas. Hoy traigo una nuevas versión de un bizcocho con calabaza, de chocolate porque el antojo me pudo, y super mega especiado: jengibre, canela, clavo y nuez moscada han sido mi elección para este bizcocho, pero si no os gustan podéis omitirlas, cambiarlas o poner solo alguna de ellas. Y mirad qué huevos he utilizado para prepararlo... huevos blancos!! Sí... no son una novedad... pero aquí en Galicia era imposible encontrarlos en los supermercados... hasta el otro día!! Y yo tan feliz, porque quedan preciosos en las fotos :)


¿Y solo eso? Pues no, porque siguiendo en mi línea de no tomar tanto azúcar, sal, alimentos procesados, etc., he decidido endulzar este bizcocho de manera natural, y para ello he utilizado dátiles. Os aseguro que no os imaginaríais que este bizcocho no lleva ni una pizca de azúcar añadido porque ha quedado super dulce!! Al menos para mi paladar! jeje La textura me encanta, no es un bizcocho de gran miga, es bastante compacto pero tierno en la boca, por su textura es ideal para preparar tartas de varios pisos ya que aguantará sin problemas lo que le pongamos. Así que venga, manos a la masa y vamos a la receta :D



Cómo hacer bizcocho de calabaza y chocolate sin azúcar


Ingredientes (1 bizcocho pequeño):

-30gr aceite de oliva
-175gr datiles medjoul sin hueso
-2 huevos
-150gr puré de calabaza
-50gr harina de trigo
-50gr harina de espelta
-30gr cacao
-2 cucharaditas de levadura
-1/4 cucharadita de jengibre
-1/4 cucharadita de clavo
-1/4 cucharadita de canela
-1/4 cucharadita de nuez moscada
-Pepitas de chocolate al gusto

Preparación:

Batir los huevos con el aceite hasta que se mezclen bien.

Triturar dátiles y calabaza. Añadir a los huevos y batir

Añadimos la levadura, el cacao y las especias y batimos de nuevo hasta que se integren por completo.

Ahora añadimos la harina de espelta y mezclamos bien.  Por último añadimos la harina de trigo y batimos bien hasta que nos quede una masa cremosa.

Ahora podemos añadir trocitos de chocolate a la masa, removemos bien y ponemos la masa en el molde que hayamos elegido, yo utilicé el típico molde de cake pero de silicona, para no pelearme a la hora de desmoldar ;)

Llevamos al horno a 180º precalentado durante 40-50 minutos. Cuando esté listo lo dejamos reposar hasta que esté casi frío (o frío del todo) y desmoldamos. Lo mejor es guardarlo en un recipiente hermético para evitar que se seque.


Espero que os guste y disfrutéis del intenso sabor a chocolate y el toque delicioso de las especies :D

lunes, 2 de octubre de 2017

Tortitas de zanahoria (carrot pancakes)

Buenos días!! Vuelvo con una receta de tortitas!! Parece mentira que con lo mucho que me gustan haya tardado tanto en traeros una nueva receta!! Lo cierto es que la falta de tiempo (y un poco de ganas) hacían que preparara desayunos más sencillos o que llevan menos tiempo de elaboración por la mañana... Pero aquí estoy de vuelta! A tope de energía y más con estas tortitas de zanahoria! La verdad es que la foto no les hace justicia... están mucho más buenas de lo que parece!! Pero era muuuy pronto y un día muuuuy gris y lluvioso, vamos, ideal para despertar con este desayuno ;) La receta está sacada de un libro que desempolvé hace poco: Comer en la oficina (ed. NGV), en realidad es para hacer gofres, pero yo hice tortitas y quedaron maravillosas. Me pareció una receta estupenda, con harina de espelta que da un toque muy especial y jugoso tanto a bizcochos como en este caso a tortitas. Y añadiendo zanahoria y manzana, que aportarán todos sus nutrientes y vitaminas y aportarán un dulzor natural, sin necesidad de añadir mucho más... Lo mejor es que si tenéis una batidora o picadora la masa se hace en un periquete, todo dentro y a triturar hasta que quede una masa cremosa, vamos, que no tenéis excusa para no prepara estas tortitas de zanahoria para desayunar :D


Cómo hacer tortitas de zanahoria con harina de espelta sin azúcar


Ingredientes (2 personas):

-60gr harina de espelta
-1 cucharadita de levadura
-1 huevo
-25gr mantequilla
-50gr zanahoria
-50gr manzana
-1 cucharada de coco rallado
-30ml leche
-1 cucharada de miel (opcional)

Preparación:

Como os he dicho, lo mejor es tener una picadora o utilizar la batidora, nos ahorramos el paso de tener que rayar la zanahoria y la manzana. Así que lo que hice fue derretir la mantequilla un poco en el microondas, la quito justo cuando ya empiezan a derretirse los bordes, así termino de mezclarla y queda como en punto pomada, sin estar líquida ni muy caliente.

Pongo la mantequilla en una trituradora junto con el huevo, la manzana y la zanahoria y trituro todo hasta que queda una masa más o menos homogénea. Entonces añado la levadura, la harina y el coco y trituro de nuevo para que se mezcle. Añado el coco y la leche y volvemos a triturar.

Nos debe quedar una masa líquida pero ligeramente espesa. Ponemos la sartén o plancha a calentar, utilizo un spray de aceite para engrasarla. Cuando esté caliente (fuego medio o medio-alto) ponemos un par de cucharadas de masa y vamos haciendo las tortitas, cuando burbujee y los bordes hayan cuajado le damos la vuelta con una espátula. Repetimos hasta terminar con toda la masa.

En esta ocasión acompañé las tortitas de un té y como topping un poco de mermelada de ciruelas casera que combina femonenal con ese toque ácido que tiene :D

lunes, 25 de septiembre de 2017

Tarta de queso, yogurt y kiwi berries

Buenos días!! Hoy traigo postre "exótico" por así decirlo ya que los kiwi berries todavía son algo "nuevo", especialmente para los que vivimos en Galicia, donde todos los alimentos tardan mucho más en llegar... si es que llegan! La combinación de sabores de esta cheesecake de kiwi y yogurt me encanta, el yogurt le da un punto más fresco que si fuera solo de queso, el sabor de los kiwi berries es mucho más dulces que los normales, así que quedan genial en esta tarta, y al utilizar productos bajos en grasa esta cheesecake es mucho más suave, ligera y fresca que otras. Vamos, un postre ideal para cuando nos apetece algo dulce pero no queremos sentirnos pesados después.


Sobra decir que podéis utilizar kiwis normales en lugar de kiwi berries, incluso podéis cambiar el kiwi por otra fruta de vuestra elección. También podéis hacer una cheesecake más cremosa utilizando productos que no sean bajos en grasa, será una tarta más pesada pero mucho más cremosa. En esta ocasión me he decantado por los productos con menos grasa porque quería conseguir una tarta con el mismo sabor pero mucho más ligera, la textura es casi de panna cotta o similar, tipo flan de huevo incluso. La base de galletas para mí es imprescindible, pero siempre podéis hacerla sin base si preferís que sea todavía más ligera y fresca. Vamos, que hay muchas versiones posibles de esta tarta ;)


Cómo hacer una cheesecake de yogurt con kiwi berries


Ingredientes:

-1/2 paquete de galletas tipo Digestive
-40gr mantequilla
-3 cucharadas de agua
-1 pizca de sal

-250gr queso philadelphia light
-250gr yogurt griego light
-3 cucharadas de miel u otro endulzante (o más si lo queréis bien dulce)
-150ml leche
-4 láminas de gelatina
-Kiwi berry para poner encima

-Láminas acetato para hacer los moldes (podéis hacer una tarta más grande con un molde tradicional)

Preparación:

Trituramos las galletas con la pizca de sal hasta hacerlas polvo, yo las pongo en una bolsa y las aplasto con un rodillo.

Derretimos la mantequilla, le añadimos las tres cucharadas de agua, mezclamos y lo echamos a la bolsa de las galletas. Mezclamos bien con las manos (podéis hacerlo en un bol si os resulta más fácil, yo así lo hago más rápido y mancho menos, jeje), debe quedar una textura de arena mojada.

Poner la gelatina con agua fria a remojar.

Batir el queso y el yogurt en un bol.

Calentar la leche hasta que hierva, separar del fuego y añadir las láminas de gelatina (ya blandas) escurridas, remover bien hasta que se disuelvan por completo. Añadir al bol del queso. Dejar reposar en la nevera hasta que espese un poco

Poner en una bandeja una lámina de papel antiadherente, coger el acetato y cortar tiras de la altura que queramos para las cheesecake. Enrollarlas y fijar con celo, colocarlas sobre el papael antiadherente y rellenar con base de galletas presionando bien para que quede firme la base (paso imprescindible para que no queden huecos por los que se os salga la crema de queso luego).

Sacamos la crema de queso de la nevera, batimos un poco y la añadimos por encima de la galleta, dejamos reposar en la nevera hasta que cuajen (unas 2 horas son más que suficientes).

Desmoldar las mini tartas de queso, cortar los kiwi berry y colocarlos por encima para decorar.


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails