lunes, 22 de mayo de 2017

Lingote de chocolate intenso (sin gluten)

Buenos días!! Hoy os traigo una receta solo apta para los verdaderos amantes del chocolate! Se trata de una versión sin gluten de un bizcocho de chocolate que hice hace muuuucho tiempo, el black cake al microondas de Julie Andrews. En esta ocasión he hecho una versión de este bizcocho de chocolate al microondas sin gluten, apta para celiacos... y además esta receta la haremos esta misma tarde en A Curtidoría, porque vamos a dar un curso de cocina sin gluten y yo, como no podía ser de otra forma, llevo el postre!! ;)

Si me seguís o conocéis este restaurante sabréis que todos los años por el Día Nacional del Celiaco (27 de mayo) hacen alguna acción para conmemorarlo, los últimos dos años fue un concurso de postres sin gluten (podéis ver las recetas que presenté aquí y aquí). Este año han querido hacer algo diferente, decantándose por dar un curso de cocina sin gluten para celiacos o personas que estén en contacto o familiarizadas con la celiaquía. Estoy segura de que va a ser una tarde muy divertida, interesante y sobre todo deliciosa, así que no me enrollo más y os dejo la receta. Es un pastel delicioso, una explosión de chocolate que acompañada con un buen helado de vainilla y unas fresas o frambuesas frescas es lo más!! Os recomiendo probarlo, tanto si sois celiacos como si no, porque es una auténtica delicia y lo mejor es que se prepara en un periquete :D



Cómo hacer un lingote de chocolate intenso al microondas


Ingredientes (1 molde de plum cake):

-150gr chocolate negro 70% (Yo he utilizado marca Valor)
-125gr mantequilla
-50gr harina de trigo sarraceno
-80gr sirope de coco (si no lo tenéis también vale miel)
-3 huevos M

-Helado de vainilla
-Fresas o frambuesas frescas

Preparación:

Derretimos el chocolate junto con la margarina en el microondas, por tandas con cuidado de que no se queme.

En un bol batimos los huevos con el sirope. Cuando el chocolate se haya derretido se lo añadimos batiendo constantemente para que no se cuajen los huevos.

Añadimos ahora la harina de trigo sarraceno y batimos bien para incorporarla.

Engrasamos nuestro molde para el microondas con margarina y añadimos la masa. Aquí os recomiendo poner un poco de harina encima de la margarina en el fondo, en los laterales del molde no es necesario porque sale perfectamente pero el fondo se pega un poco. Si es de silicona, como en mi caso, no debería hacer falta que le pongáis nada.

Llevamos al microondas a 700W durante 3 minutos. Dejamos que repose sin abrir la puerta 5 minutos. Lo ponemos otros 3 minutos más y dejamos que repose de nuevo otros 5 minutos sin abrir la puerta. Pasado el tiempo comprobamos si está hecho pinchando con un palillo y si todavía no está lo ponemos un par de minutos más. Ojo porque, al igual que con los hornos convencionales, cada microondas es un mundo y puede que necesitéis menos tiempo de cocción.



Cuando lo tengamos listo lo desmoldamos con cuidado y lo dejamos templar un poco. Se puede servir todavía caliente con un poco de helado y frutas, aunque frío está igualmente delicioso!! Veréis que la textura es alucinante, como un lingote, de ahí el nombre. Extra chocolatoso, que no se deshace en migas, que quede como una barra de chocolate que se funde en la boca... vamos, que tenéis que probarlo!!


lunes, 15 de mayo de 2017

Ensalada con crujiente de jamón ibérico, queso de cabra y vinagreta de dátiles y miel

Buenos días!! Por fin la lluvia nos da un respiro y volvemos a ver algún que otro rayo de sol por Galicia. Las temperatura estos días parece que van a ser elevadas, así que para afrontar este tiempo no se me ocurre nada mejor que esta ensalada, plato frío pero con el punto caliente del queso y el jamón. Esta receta ha sido pura inventiva... hacía tiempo que no me pasaba... Me explico, muchas de las recetas de mi blog son inspiración divina, fruto de un momento en el que me apetece cocinar, voy al supermercado o de tiendas gastro y en función de los ingredientes que veo mi cerebro empieza a desarrollar un plato/postre... pues bien, la semana pasada volvió a ocurrir y fruto de esa experiencia aquí os traigo esta deliciosa ensalada con queso de cabra, crujiente de jamón y vinagreta de dátiles y miel que está para chuparse los dedos... y lo digo porque en una semana ya la he preparado 3 veces!! Así que creedme, que merece muy mucho la pena. Además, aunque pueda parece que es muy laboriosa no lo es para nada, solo necesitamos un poco de tiempo, pero no estaremos cocinando tooodo el tiempo. Al fin y al cabo "cocinar" lo que se dice cocinar solo se cocina el queso, el jamón se hace solo al horno y la ensalada yo ya la compro de bolsa, jejeje. Espero que os animéis a probarla, os aseguro que la combinación del dulce de la miel y los dátiles con el salado y sabor fuerte del jamón y el queso de cabra no tiene desperdicio :D



Cómo hacer ensalada de jamón ibérico, rulo de queso de cabra y vinagreta de dátiles y miel


Ingredientes (1 persona):

-100gr ensalada variada (la que más os guste)
-1 loncha de rulo de queso de cabra (40gr aprox)
-2 dátiles medjoul
-2 lonchas de jamón ibérico
-Aceite de oliva, vinagre de módena y miel (cantidades al gusto)

Preparación:

Empezamos preparando el jamón, que es lo que más tiempo lleva. Precalentamos el horno a 250º. Cogemos un trozo de papel de hornear y lo doblamos a la mitad, colocamos las dos lonchas de jamón serrano en una de las mitades, procurando que queden separadas y bien estiradas. Doblamos el otro lado del papel de hornear sobre el jamón, que quede bien tapado. Ponemos esto sobre la bandeja de horno y encima una fuente de cristal pesada para que el jamón se quede bien estirado, también podéis poner otra bandeja de horno encima si os caben en el horno las dos juntas.

Cuando el horno esté caliente metemos el jamón y bajamos la temperatura a 200º, dejamos que se haga durante 10-15 minutos, el tiempo es orientativo ya que depende de lo curado o fresco que esté el jamón, cuanto más curado menos tiempo necesita así que andad con ojo. Lo quitaremos cuando esté bien dorado y crujiente.

Mientras se hace el jamón yo preparo el plato de la ensalada colocándola bien y haciendo un poco de hueco en el centro.

También preparo la vinagreta, corto los dos dátiles en cuadraditos. En un vasito mezclo una cucharada sopera de aceite de oliva con unas gotitas de vinagre de módena y una cucharada o algo más de miel. Bato todo bien con un tenedor para que se mezcle e incorporo los dátiles. Removemos bien y vinagreta lista.

Cuando el jamón casi esté ponemos una sartén al fuego con un poco de aceite de oliva, cuando esté caliente (fuego medio-alto) ponemos el queso y dejamos que se dore por un lado uno o dos minutos, le damos la vuelta con ayuda de una espátula y mucho cuidado (comprad un buen queso, de lo contrario se deshará en la sartén y tendréis un revuelto de queso en vez de un queso de rulo de cabra tostado) y dejamos que se dore por el otro lado uno o dos minutos más.

Mientras se hace el queso quitamos el jamón del horno, lo ponemos sobre una tabla de madera y lo cortamos en trocitos (opcional), lo añadimos a la ensalada.

Cuando el queso esté dorado lo quitamos del fuego y lo colocamos en el centro de la ensalada.

Por último añadimos la vinagreta con los dátiles y servimos.



Os aseguro que está deliciosa y si la probáis quiero escuchar vuestras opiniones!! :D

lunes, 8 de mayo de 2017

Crema de cacao y avellanas natural, sin azúcar ni edulcorantes

Buenísimos días!!! Hoy no os traigo una receta... os traigo una recetaza!!!! En el blog ya he puesto unas cuantas recetas de cremas de chocolate y avellanas (como ésta, ésta otra o ésta con queso)... pero la que os traigo hoy es la definitiva!! Si sois seguidores de mi blog ya sabréis que ha habido un gran cambio en el mismo... de una etapa (larga ya...) hasta ahora he cambiado mi alimentación hacia algo más saludable, menos dulces, menos grasas... pero en esa transformación ha sido inevitable incluir nuevos alimentos, como la harina de avena o los edulcorantes (ya que he decidido reducir al máximo el azúcar añadido). El caso es que ahora voy a dar un paso más en esta nueva etapa y quiero tender hacia una alimentación más natural (el menor número de químicos posible), por lo que para mis dulces tendré que buscar alternativas a los edulcorantes. Es el caso que os traigo hoy: una crema de chocolate y avellanas 100% natural, sin azúcares añadidos ni edulcorantes. Tan solo lleva leche, cacao, avellanas y dátiles!! Y os aseguro que no tiene nada que envidiar a ninguna de las otras versiones que he publicado en el blog. Cierto es que no es baja en calorías, pero no se trata de eso, no la hago para crear una versión light, sino una versión saludable de un dulce que me encanta para desayunar, tomado con moderación en una dieta equilibrada y acompañada de ejercicio es algo que nos podemos permitir sin duda alguna :D


Hace tiempo que veo recetas de postres y dulces donde incluyen dátiles para aportar dulzor sin necesidad de añadir azúcar o edulcorantes... pero qué queréis... no terminaba de convencerme la idea. En mi mente todavía guardaba el recuerdo de esos dátiles de Navidad pequeños, duros, con la rama que parecía plástico y de sabor... mejor no hablamos. Pero no, los dátiles que hay que utilizar son unos dátiles Medjool a poder ser, más caros pero que de sabor os alucinarán. También hay otras variedades un poco más económicas (pero infinitamente mejores a los que os comentaba ahí arriba) que también funcionan muy bien (en Directo al paladar tienen un artículo muy chulo sobre las variedades de los dátiles). Así que para hacer la receta solo os pido buena materia prima, tanto de dátiles como de cacao y avellanas, que son los ingredientes principales. Si tenéis eso el éxito está asegurado, así que vamos allá! :D


Cómo hacer crema de chocolate y avellanas 100% natural, sin azúcares ni edulcorantes añadidos


Ingredientes (1 bote bien grande):

-40gr cacao puro en polvo
-150gr avellanas
-300ml leche (yo desnatada sin lactosa peor podéis usar bebida vegetal o leche normal)
-100gr dátiles (yo mezclé Medjool y Deglet Noor)

Preparación:

Si tenéis una buena picadora os facilitará mucho el trabajo, la mía no tiene mucha potencia así que es un poco más engorroso el proceso, pero vamos, que es muy fácil ;)

Lo primero es picar las avellanas con la picadora. Como os decía, si tenéis una muy potente directamente se convertirán en una crema al desprender su aceite. Si os pasa como a mí y no es potente simplemente las trituraremos todo lo que podamos hasta convertirlas en polvo.

El siguiente paso es deshuesar los dátiles, cortarlos en trozos y añadirlos a la picadora junto a las avellanas. Trituramos de nuevo hasta que se deshagan por completo.

Ahora ponemos en un cazo la leche y el cacao, llevamos al fuego (a fuego medio o medio alto vigilando que no hierva ni se queme la mezcla) y removemos hasta que el cacao se haya deshecho y la mezcla esté caliente. Cuando lo tengamos añadimos las avellanas con los dátiles, removemos todo bien y vemos el espesor, si os gusta así perfecto, si la queréis más líquida añadid más leche. Para mí con estas cantidades queda perfecta. Podéis probar de dulzor, para mí está bien así, aunque si estáis acostumbrados a cosas muy dulces puede que os resulte amarga, probad a añadir una o dos cucharadas de miel y remover de nuevo ;)

Separamos del fuego y guardamos en un bote. Cuando se haya enfriado la guardamos en la nevera. Como no tiene conservantes de ningún tipo tendremos que consumirla en un plazo de 4-6 días (no sé si aguanta más porque a mí no me dura más días, jeje).

Espero que os guste y os animéis a probarla!!!

lunes, 24 de abril de 2017

Ensalada de canónigos con uvas, queso y nueces

Parece que el buen tiempo ha llegado para quedarse, al menos en Galicia. Aunque esta semana anuncian una ligera bajada de temperaturas, el sol y el calor de estos días ha comenzado a abrir nuestro apetito por platos más frescos, sobre todo por las ensaladas. Hoy os traigo una que probablemente se haya convertido en mi favorita: ensalada de canónigos con uvas, queso y nueces. Ya es conocido eso de que uvas y queso saben a beso, no? Pues no puedo estar más de acuerdo, especialmente las uvas moradas en combinación con un queso bien curado con un sabor fuerte... delicioso! Y si ya le sumas un toque crunchy con las nueces esta ensalada hará las delicias de todos! Lo mejor es que se prepara en un abrir y cerrar de ojos, es super fresquita, te arregla un primer plato, una guarnición o una cena ligera. Así que venga, animaos a probarla que no tiene desperdicio :D



Cómo hacer ensalada de canónigos con uvas y queso y vinagreta de miel


Ingredientes:

-Canónigos
-Uvas moradas que estén duras (mejor si son sin pepitas)
-Queso curado (yo suelo poner de oveja, de sabor fuerte, porque me encanta)
-Nueces
-Aceite de oliva virgen extra
-Vinagre de módena
-Miel

Preparación:

Ponemos los canónigos en un bol.

Cortamos las uvas a la mitad y las añadimos al bol. Cortamos el queso en lascas delgaditas, yo me ayudo de un rallador que tiene para cortar lascas, y añadimos el queso al bol. Picamos unas nueces en trozos pequeños y se las añadimos también.

Ahora hay que hacer la vinagreta, para ello en un vaso ponemos medio dedo de aceite de oliva, medio dedo de miel y una cucharadita o dos de vinagre. Mezclamos todo muy bien con un tenedor, hasta que emulsione ligeramente. Las cantidades son al gusto, si os gusta más dulce pues añadís más miel, si os gusta con más vinagre pues ponéis más vinagre, cada uno que ponga las cantidades que más se ajusten a sus gustos.

Añadimos la vinagreta a la ensalada, removemos bien y servimos inmediatamente. Podéis dejar la ensalada y la vinagreta preparadas con antelación, cada una por su parte, y mezclarlo justo al momento de servir.

Espero que os guste y sea un plato que triunfe este verano en vuestras comidas ;)

lunes, 17 de abril de 2017

Dónde comer en Madrid: Tuk tuk, La Focaccella, La venganza del Malinche y más

Buenos días!! Hoy os traigo un post que hace tiempo que quería escribir... en los últimos 2 años he viajado bastante a Madrid, principalmente por trabajo aunque también por ocio en alguna ocasión, lo que me ha permitido disfrutar de la diversa oferta gastronómica que ofrece la capital. En Galicia se come muy bien y en Compostela y alrededores tenemos restaurantes muy muy buenos y con encanto donde el producto se cuida al máximo. Esto no quita que falte diversidad, en mi opinión claro está, por lo que cuando voy a Madrid procuro buscar restaurantes de diversos tipos de comida: italianos, asiáticos, mexicanos... Y también disfrutar de una oferta de desayunos diferentes (y poco sanos por lo general, jejeje) que en Compostela no tenemos. Así que si sois de la capital u os coincide pasar por allí no os perdáis este post con los mejores sitios para desayunar, comer o cenar en Madrid... desde mi punto de vista :P

Dónde desayunar en Madrid: La Mallorquina, Cereal Hunters Café y Starbucks


Si vais a Madrid de turisteo un sitio por el que pasaréis sí o sí es Sol... por lo que si sois madrugadores os recomiendo muy mucho desayunar en La Mallorquina, lugar tradicional donde los haya con más de 120 años de historia a sus espaldas. Yo me decanté por probar una ensaimada... ya veis qué pinta... estaba deliciosa!! Ojo, id pronto... porque el encanto es desayunar en el piso superior con vistas a Sol y alrededores... pero se llena enseguida!!



La moda de las cafeterías de cereales llegó hace poco más de un año a España. Uno de los primeros locales en abrir (o el primero) fue Cereal Hunters Café, un poco apartado del centro pero si sois fans del momento desayuno de las pelis y series americanas, con cereales de miles de colores y formas... os encantará! Disponen de un gran surtido de cereales, muchos de los cuales no podemos encontrar en los supermercados españoles, además de una gran variedad de leches... e incluso puedes tomar leche de colores!! Yo me decanté por unos cereales de chocolate (no recuerdo la marca pero no los recomiendo) con bolitas de cereal y chocolate de topping y leche de avellanas coloreada de rosa... más pija/friki imposible :P



Y mi favorito... Starbucks... es imposible pasarme por Madrid y no parar en Starbucks a tomar un café y un trozo de tarta. Mi combinación favorita es el Caramel Latte con cheesecake de dulce de leche (mi favorita!! aunque la de moras también está deliciosa), pero me apasiona probar todos los cafés especiales que sacan por temporadas, como el de calabaza en otoño, los de Navidad o ahora que fui en abril y tenían uno de macadamia ultra delicioso. En cuanto a los locales, en general los cuidan bastantes, suelen ser tranquilos y agradables... me gustó especialmente uno que hay cerca del museo del Prado... suuuuper bien decorado, luminoso y tranquilo :)



Dónde comer en Madrid: Il pizzaiolo, La venganza del malinche, Tommy Mel's


Si os gusta la comida italiana una parada obligada es Il Pizzaiolo... auténticos italianos preparando auténtica comida italiana. De primero probé el pisto siciliano, que yo no sabía que se tomaba frío y parece ser que no es típico sólo de Italia, que aquí en España, al menos en algunas zonas, también se toma frío. La verdad es que en mi casa siempre se ha tomado caliente. El caso es que viene en una cesta de masa de pizza y la combinación no puede ser más deliciosa. Las pizzas... perfectas! Masa clásica italiana, finita pero crujiente. Esta es de berenjena y jamón serrano... ñammmmmm! Y la pasta fresca... ayyyyy pasta de verdad! Para pasta fresca rellena los ravioli son mis favoritos y los rellenos de espinacas y requesón son mi favoritos de entre mis favoritos (jejeje), pero en esta ocasión venían con una salsa que nunca había probado y la verdad es que está muy buena: salsa de nata, zanahoria y parmesano. Y de postre un tiramisù... pero tiramisù de verdad!!! No esa m----a que sirven en muchos restaurantes "italianos" cargada de nata a cascoporro... un tiramisù como Dios manda, de huevos, azúcar, mascarpone, savoiardi, café y licor... impresionante de bueno!! Solo le sobraba el sirope ese que pusieron por encima... para qué añadirle nada si tu postre ya es perfecto??? Menos es más! De 10 en serio, ultra recomendable y en pleno centro de Madrid.

Caponata siciliana

Pizza de berenjena y jamón serrano

Ravioli de ricotta y espinacas con salsa de zanahoria

Tiramisù de verdad
Si preferís más la comida mexicana una buena opción puede ser La venganza del malinche... caí ahí por casualidad y la verdad es que estuvo bastante bien. Tened en cuenta que no soy muy de mexicano, pero me gustó todo lo que probé. Como no sabía qué tomar pedí el menú degustación que trae un variado de sus mejores platos, lo que más me gustó fueron sus nachos (pero porque me encantan los nachos, jeje) y las fajitas. Es una franquicia y hay varios por Madrid, yo fui al que tienen cerca de Sol.

Nachos

Fajitas
Y si os gustan los nachos tanto como a mí... probad los de Tommy Mel's... son mis favoritos!! No sé si son mexicanos de verdad o no... pero para mí son los mejores en cuanto a sabor y cantidad de ingredientes, me gusta que pongan mucha crema agria, pico de gallo y guacamole!!!! A esta franquicia también he ido unas cuantas (muchas) veces porque la verdad es que la decoración me pierde... todo años 50, color azul, música chula... es perfecto!! Y la comida está muy buena también, así que si os molan este tipo de locales pues también es una visita recomendada ;)



Dónde cenar en Madrid: Tuk tuk y La Focaccella


Mi favorito de entre todos en Madrid es, sin lugar a dudas, Tuk tuk. Un restaurante de comida asiática espectacular, no sé si la comida se parece a la de su lugar de origen porque nunca he estado... pero está deliciosa!!! Me gusta la combinación de sabores, de texturas, la decoración del local (bueno, siempre voy al de Barquillo... he ido al de General Perón pero no me gustó ni el local ni la atención...), la atención... todo!! Siempre pido el mismo plato (aunque he probado otros eh!! jajaja), el Gai pad grapao kai dao, absolutamente delicioso!!!!!!! Es picante pero vale la pena soportarlo por lo rico que está... en serio... me flipa un montón!! Me encantaría aprender a prepararlo!!! Y de entrante ultra recomendable su bao de pulled pork... se deshace en la boca, tierno, suave, con una mezcla de sabores impresionante... vamos... probadlo, de verdad... os va a encantar!! En cuanto a postres las otras veces que fui tenían sus helados (polos) caseros, pero a mí la verdad es que no me convencen... Esta última vez tenían una cheesecake... y obviamente no pude resistirme. Se trata de una cheesecake de lima acompañada de unos bombones de peta zetas y chocolate blanco. Los bombones en mi opinión son accesorios y, aunque lo probé para hacer la gracia y retroceder a mí infancia, los dejé en el plato. Pero el cheesecake... delicioso! De verdad, es una versión en formato cheesecake del clásico key lime pie... abolutamente recomendable, os lo juro...  no me pagan ni me invitan a comer allí por decir estas cosas (más quisiera yo! jajajaja), pero es que soy muy fan de este sitio! :D

Gua bao de pulled pork

Gai pad grapao kai dao como te lo presentan

El gai pad sin postureos y tal y como me lo como yo :P

Cheesecake de lima (versión del key lime pie)
Y por último La Focaccella... en cuanto a decoración me super mega encanta, también está al lado de Sol y resulta ideal tanto para parar a tomarse un café/zumo/vinito como para comer a medio día o picar algo por la noche. Yo probé sus pizzas y la verdad es que no tienen nada que envidiar a las de un italiano de verdad, están muy bien hechas y el producto con el que trabajan parece bastante bueno. También probé una de sus tartas, una mega bomba de chocolate que estaba mucho más buena de lo que me habría imaginado jamás! Así que recomendable... eso sí... la experiencia que tuve con el camarero que me tocó fue desastrosa... pero por lo demás sitio más que recomendable y super cuqui ^^

Pizza de cecina y rúcula

Tarta de chocolate
Espero que os haya gustado este post y que os animéis a probar alguno de estos sitios y me contéis si os han gustado! Y por supuesto... recomendadme más!! Que seguro seguro seguro que vuelvo a Madrid ;)

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails