lunes, 11 de diciembre de 2017

Brownie navideño de chocolate con alubias (bajo en calorías y sin azúcar)

Buenos días!! Vuelvo rápidamente por aquí para dejaros una receta y para deciros que no sé cuántas más podré poner hasta Navidades, porque estoy a mil en el trabajo (de hecho os escribo esto desde Vitoria!!) así que no tengo tiempo ni de cocinar!!! El brownie que os traigo hoy es una alternativa a los dulces y postres tan calóricos (y tan deliciosos!!) que solemos tomar en Navidad, así si quieres darte un capricho pero sin pegarte un atracón de azúcar y grasas malas este brownie hecho con alubias puede ser una buena opción. Y si sigues mi blog seguro que te suena, ya hicimos un brownie con alubias aquí, este que os traigo hoy es una variante menos jugosa pero igual de deliciosa que nos permite cortar el brownie con formas navideñas, como en árboles de Navidad como estos :D No me digáis que no quedan bonitos!!! Es que el espíritu navideño me envuelve por momentos, jejeje. Lo mejor es que se hace rapidito, se mancha poco y el resultado es delicioso así que espero que os animéis a probarlo :)


Ingredientes:

-100gr harina de trigo
-230gr alubias rojas (cocidas, de bote)
-12gr stevia en granos (podéis poner azúcar normal, unos 80gr)
-1/4 cucharadita de sal
-1 cucharadita de levadura
-100ml leche de avena (o la que uséis normalmente)
-2 cucharadas de cacao puro en polvo
-Trozos de chocolate (80gr)
-Nueces al gusto (yo unos 40gr)
-Chocolate blanco para decorar (100gr, yo sin azúcar)

Preparación:

Ponemos la leche de avena en el vaso de la batidora, la stevia, el cacao, la levadura y la sal y batimos hasta que se integre. Ahora añadimos las alubias escurridas y trituramos todo hasta que quede una pasta consistente pero manejable. Añadimos entonces la harina poco a poco y la vamos integrando con ayuda de unas varillas de mano o una lengua de gato, lo que os resulte más cómodo.

Añadimos la mitad del chocolate en trozos y de las nueces a la masa, mezclamos.

Preparamos un molde cubriéndolo con papel de hornear, yo utilizo uno rectangular para que me salga el brownie bajito y poder cortar porciones con el cortador de galletas. Lo forramos con el papel de hornear y echamos la masa encima. Ponemos ahora el resto de las nueces y los chips de chocolate por toda la superficie.

Lo llevamos al horno a 190º (precalentado) durante 25-35 minutos. Necesitamos que quede bastante hecho, ya que es una masa que de por sí queda cremosa, así que no temáis dadle tiempo en el horno. Lo retiramos del horno y lo dejamos enfriar en el molde. Luego podemos desmoldarlo y cortarlo con el cortador.

Terminamos poniendo todos los trozos sobre un papel de hornear, derretimos el chocolate blanco (al microondas o al baño maría) y con un trozo de papel de hornear hacemos un cono, lo rellenamos con el chocolate derretido y cortamos la punta, decoramos todos los trozos con el chocolate blanco y dejamos enfriar. Una vez fríos ya estarán listos para degustar!! :)

lunes, 20 de noviembre de 2017

Rosas de hojaldre y manzana

Ahora que se acerca la Navidad parece que ya entran ganas de encender el horno para preparar postres deliciosos para las cenas y comidas que se acercan, al menos eso es lo que me pasa a mí. Este año no voy a tener mucho tiempo para meterme en la cocina así que me las tengo que ingeniar para hacer cosas ricas, fáciles y sobre todo rápidas, pero que sigan manteniendo el encanto y la elegancia de estas fiestas. Por eso os traigo hoy estas rosas de hojaldre, archiconocidas en la blogosfera, revistas, libros y seguro que han salido hasta en la tele! Son muuuy fáciles de hacer y el resultado es fabuloso, deliciosas y muy vistosas, no dejarán a nadie indiferente cuando pongas este postre sobre la mesa. ¿Vienes a prepararlas? :)


Cómo hacer rosas con hojaldre y frutas


Ingredientes (6 rosas):

-1 lámina de hojaldre (la mía era redonda, mejor si la conseguís rectangular)
-2 manzanas rojas pequeñas
-3 cucharadas de azúcar moreno
-1/2 cucharadita de canela
-1/2 cucharadita de jengibre
-1 cucharadita de mantequilla

Preparación:

Con antelación cortamos las manzanas a la mitad, las descorazonamos y les quitamos los extremos, las cortamos en tiras finitas y las ponemos en un bol con el azúcar. Cuando hayan pasado 1 o 2 horas el azúcar se habrá vuelto líquido, separamos la manzana y ponemos el líquido en una cazuela.

Añadimos a la cazuela la mantequilla, la ponemos al fuego hasta que se derrita, separamos del fuego y añadimos la canela y el jengibre. Removemos bien y reservamos.

Ponemos el hojaldre sobre un papel de horno, cubrimos con otro papel y estiramos un poco con un rodillo, para dejarlo algo más fino de lo que viene. Pinchamos todo el hojaldre con un tenedor, para que no hinche tanto al hornearlo. Dividimos en 6 tiras iguales a todo lo largo, cortándolo con la ayuda de un cuchillo afilado.

Cogemos una tira, con un pincel empapamos la superficie del hojaldre con la mezcla que hemos preparado, ponemos por la parte de arriba las tiras de manzana, que deben sobresalir lo justo para que se vean los pétalos. La manzana debe cubrir la mitad del ancho de la tira de hojaldre, la otra mitad se dobla hacia arriba y cubre a la manzana por ese lado. Cogemos un extremo y empezamos a enrollar hasta llegar al otro extremo. Es muy fácil, tan solo hay que tener un poco de cuidado y no presionar en exceso.

Cuando tengamos la rosa formada ponemos un poco de la mezcla de mantequilla y especias en un hueco de un molde para cupcakes, ponemos la rosa en el hueco y hacemos lo mismo con el resto. Así las rosas se cocinarán sin perder la forma, aunque podéis hornearlas también sin usar un molde.

Llevamos al horno a 180º durante 20-25 minutos, hasta que veáis que el hojaldre se ha hecho y la superficie está dorada.

Cuando estén listas las podemos dejar así o podemos cubrirlas con un poco de mermelada para darle brillo.



Espero que os gusten!!

lunes, 13 de noviembre de 2017

Brécol cocido con sofrito de ajo (hoy con huevo cocido)

Buenos días! Si seguís este blog esta receta os sonará y mucho... porque ya la publiqué en 2014 si no me equivoco, pero qué queréis que os diga... es un plato que me vuelve loca!! El brécol en general me encanta, tanto cocido como os lo traigo hoy, como en hamburguesas o incluso para hacer un "brocomole"!! Me encanta su sabor, su textura y nutricionalmente todo lo que nos aporta, así que ahora que llega el frío no dejo escapar la oportunidad para prepararlo siempre que puedo. Es una receta super sencilla, con algún cambio a la de hace unos años, pero igualmente deliciosa. Solo espero que ahora que llega el invierno os animéis a prepararla y me contéis qué os parece :D



Cómo hacer brécol o brócoli cocido con sofrito de ajo


Ingredientes (2 personas):

-2 ramilletes de brécol
-2 patatas (no muy grandes)
-2 huevos (podéis poner unos trocitos de chorizo para dar más sabor)
-1/2 cucharadita de bovril
-1 pizquita de sal
-Agua

-2 dientes de ajo
-1/3 vaso de aceite de oliva

Preparación:

Llenamos una pota con agua, la ponemos al fuego para que vaya calentando.

Mientras, pelamos y lavamos las patatas y las cortamos en trozos más bien pequeños. Cortamos también el brécol en ramilletes pequeños.

Cuando el agua esté caliente añadimos el bovril, los huevos para cocerlos, ponemos las patatas (y el chorizo en trozos si nos apetece) y encima de todo el brécol. Dejamos cocer a fuego fuerte unos 20-25 minutos, hasta que esté cocido pero tampoco mucho, más bien al dente (salvo que os guste que quede en plan pasta que luego podemos untar en el pan... ñammmmm!!).

Cuando esté listo con ayuda de un escurridor o la tapa de la olla escurrimos bien toda el agua, quitamos los huevos, los enfriamos un poco y los pelamos. Mientras ponemos en un cacito o sartén pequeña el aceite a calentar, añadimos los ajos y los doramos, cuando estén los retiramos del aceite y echamos el aceite sobre el brécol, en la olla, removemos bien para que se impregne todo y listo. Ya podemos servir nuestra comida!! :)

lunes, 6 de noviembre de 2017

Nachos de pollo

Buenos días! Volvemos a la comida mexicana, y sí, nachos de nuevo!! Es que me pirran, no os lo podéis imaginar! Y no los como a menudo porque no son muy saludables, así que cuando vi esta receta en el libro de Fit Happy Sisters sabía que la tenía que probar sí o sí. Se trata de unos nachos de pollo!! Sí, sí, habéis leído bien, de pollo, por lo tanto bajos en hidratos de carbono y altos en proteína. Si los hacéis bien en el horno quedarán crujientes y darán totalmente el pego, os lo aseguro! Lo mejor es que son muy fáciles de hacer, tan solo requieren algo de tiempo de horneado, y se pueden hacer a nuestro gusto, añadiendo las especias que más o apetezcan en ese momento. Así que venga, si queréis una alternativa más saludable de los clásicos nachos (como estos) probad esta receta! :D


Cómo hacer nachos de pollo


Ingredientes (2 personas):

-250gr pechuga de pollo limpia
-20gr queso rallado
-2 nueces peladas
-Especias al gusto (yo puse ajo, cúrcuma, pimienta y cayena)
-Sal

Preparación:

Ponemos en una trituradora todos los ingredientes y picamos hasta que nos quede una pasta homogénea.

Colocamos la pasta sobre papel antiadherente, la esparcimos bien, ponemos otro papel encima y con ayuda de un rodillo estiramos la masa hasta que quede del grosor de los nachos comerciales más o menos.

Quitamos el papel de encima, ponemos el otro sobre la bandeja de horno y horneamos (precalentado) a 200º 10 minutos, pasado el tiempo retiramos del horno, despegamos del papel y cortamos en triángulos con unas tijeras, los ponemos de nuevo en el papel y horneamos 10 minutos más.

Pasado el tiempo les damos la vuelta y horneamos otros 10 minutos más o el tiempo que haga falta hasta que estén doraditos. Y listo! Ya podemos servirlos como más nos guste :D

lunes, 30 de octubre de 2017

Cookies de avellanas y chocolate (hazelnut and chocolate cookies)

Buenos días!! Cambiamos totalmente de tercio, del salado pasamos al dulce y de lo más sano a algo... no tan sano! Pero un de vez en cuando también vale la pena darse un capricho, no? Estas galletas están.... mmmm... cómo están de buenas!! Si me seguís por instagram sabréis que llevo unas semanas haciendo bastantes galletas pero no he subido ninguna receta hasta esta porque no terminaban de convencerme... Era esa sensación cuando tienes un antojo que te apetece algo pero no das encontrado exactamente ese algo, ¿me entendéis? Es difícil de explicar... jejeje. El caso es que con estas galletas fue con las que logré quitarme el antojo. Son crujientes por los extremos y super tiernas en su interior, con un intenso sabor a avellana que me vuelve loca... y los trocitos de chocolate... ayyyy el chocolate!!! Perfectas!! Así que espero que os animéis a hacerlas porque de verdad que son para comer una y no parar hasta terminar con todas ;)


Cómo hacer cookies de avellanas con chocolate


Ingredientes (18 galletas aprox):

-100gr avellanas molidas
-80gr harina de trigo
-100gr azucar (para mí quedan bastaaaaante dulces, así que podéis probar a reducir la cantidad)
-125gr mantequilla
-1 huevo
-Pepitas de chocolate al gusto

Preparación:

En un bol batimos la mantequilla (ya blanda, a punto pomada) con el azúcar hasta que se mezclen por completo y el azúcar empiece a disolverse.

Añadimos entonces el huevo y batimos bien hasta que se integre por completo.

A continuación añadimos la harina de avellana, mezclamos y añadimos la harina de trigo, removemos bien hasta que la harina se haya integrado en la masa por completo.

Terminamos añadiendo el chocolate al gusto (también podéis poner trozos de avellanas, pasas, cualquier otro fruto seco…) y removemos para que toda la masa tenga trocitos de chocolate.

En una fuente con papel de horno colocamos nueve cucharadas de masa bien separadas (crecen bastante en el horno), las dejamos tal cual, con forma de bola sobre la bandeja y las llevamos al horno (precalentando) a 180º durante 15 minutos, hasta que veáis que los bordes se doran, entonces las sacamos a una rejilla y las dejamos enfriar por completo.

Si no sois muy mañosas es mejor que las dejéis en la bandeja del horno 5 minutos a que se templen un poco, porque recién salidas del horno están muy blanditas y se os podrían romper fácilmente.

Una vez estén completamente frías ya las podemos comer o guardar en cajas metálicas para su conservación.

lunes, 23 de octubre de 2017

Hamburguesas vegetales de alubias

Buenos días!! Hoy cambiamos de tercio y nos pasamos del dulce al salado, que ya iba tocando. Si seguís mi blog sabéis que me gustan mucho las hamburguesas, y no solo las de carne!! Las hamburguesas me parecen una forma estupenda de comer cosas de una forma diferente, ya lo he probado en diversas ocasiones, aquí os enseñaba unas de mis favoritas, las hamburguesas de brécol, y aquí las de zanahoria que sin duda son las grandes triunfadoras entre mis comensales. También hice mis pinitos con el tofu aquí. Pero para mí las mejores son las que os traigo hoy: hamburguesas de alubias con curry. Me encantan porque la textura es perfecta para mi gusto, crujiente por fuera pero cremosa por dentro, el sabor a curry me vuelve loca (y ni os cuento con un poquito de ketchup!!) y se hacen en un periquete!! Y también me gustan mucho porque se pueden adaptar de múltiples formas, las que os enseño hoy llevan pimiento, cebolla y zanahoria, pero podéis cambiarlos por cualquier otro vegetal: calabacín, calabaza, berenjena... lo que más os guste! Solo espero que os animéis a hacerlas porque son muuuuuy sencillas y el resultado no os dejará indiferentes ;)


Cómo hacer hamburguesas vegetales con alubias


Ingredientes (8 hamburguesas):

-300gr alubias rojas cocidas
-1 o 2 dientes de ajo (al gusto)
-1 huevo M
-150gr verduras cocidas o asadas (yo puse cebolla, zanahoria y pimiento rojo)
-Sal
-Pimienta
-Curry (bastante, aunque esto es cuestión de gustos)
-Pimentón dulce (un poquito, tan solo para darle color)
-4 o 5 cucharadas colmadas de harina de espelta (o trigo, avena, arroz… la que queráis)

Preparación:

En un robot de cocina ponemos las alubias cocidas con los dientes de ajo crudos y trituramos muy bien hasta formar una pasta. Pasamos esta pasta a un bol amplio.

Cocemos o asamos el pimiento (yo tenía ya el pimiento asado de otra comida y el resto lo cocí al vapor), la zanahoria y la cebolla hasta que estén al dente (a mí el pimiento me gusta que quede bien cocinado, pero la cebolla y la zanahoria al dente quedan mejor). Lo ponemos en el robot de cocina, añadimos la sal, la pimienta, el curry, el pimentón y el huevo y trituramos todo junto hasta tener una pasta más bien líquida. La añadimos al bol que teníamos con la otra pasta.

En el bol añadimos 3 cucharadas de harina (yo utilicé de espelta pero podéis utilizar la que más os apetezca) y empezamos a mezclar con una cuchara, vamos añadiendo harina y mezclando poco a poco, nos tiene que quedar una masa espesa y ligeramente pegajosa.

En la mesa de trabajo espolvoreamos más harina, ponemos una bola de masa y echamos un poco más de harina por encima, formamos la hamburguesa con las manos y la envolvemos en papel film para que mantenga la forma (solo si no las vamos a comer en el momento, en ese caso no hace falta envolverlas).

Hacemos lo mismo con el resto de masa hasta formar las 8 hamburguesas. Podemos hacerlas al momento, pasándolas por la sartén con un poquito de aceite vuelta y vuelta, un par de minutos por cada lado. O las podemos guardar en la nevera o incluso congelarlas. Si las congelamos, para cocinarlas no hace falta quitarlas antes del congelador para que se descongelen, podemos hacerlas tal cual os he explicado antes.


Están deliciosas!! Y el aspecto por fuera hasta parece que son de carne. No saben para nada a alubias, saben mucho a curry y quedan con una textura ideal. Espero que os animéis a prepararlas y me contéis qué os han parecido :D

lunes, 16 de octubre de 2017

Crema de chocolate y avellanas con calabaza (sin azúcar)

Buenos días!! Seguimos con recetas que tienen como protagonista a la calabaza!! Me encanta aprovechar los productos que están de temporada para cocinar con ellos. Y si hay algo que está en auge ahora mismo es la calabaza, en todas sus versiones!! Yo la utilizo para muchos platos, desde la ensaladilla rusa, pasando por el guiso de carne con vegetales hasta, cómo no, los postres. En general, suelo utilizarla sobre todo para panes y bizcochos, ya que aporta una textura jugosa y deliciosa a estas preparaciones, sin embargo en esta ocasión se me ocurrió ir un paso más allá. Ya había visto utilizar la calabaza para este tipo de cremas en más ocasiones, pero no sabía si realmente quedaría bien, me imaginaba que iba a dar algo de sabor... pero no!! La calabaza aporta su dulzor natural, su textura jugosa y nada de sabor!! Así que adapté mi receta de crema de chocolate y avellanas al natural, sin azúcares ni edulcorantes añadidos, añadiéndole calabaza. Además, en esta ocasión es sin lactosa, ya que como la calabaza aporta una textura cremosa, he utilizado agua para dejar la consistencia que a mí más me gusta en estas cremas. Solo espero que os animéis a probarla porque está... mmmmmmmmm!! Deliciosa!! :D



Cómo hacer crema de chocolate y avellanas con calabaza (sin azúcar ni edulcorantes)


Ingredientes (1 bote enooooorme y un poquito más):

-40gr cacao puro en polvo
-125gr avellanas
-300gr calabaza cocida (al vapor o asada, sin agua)
-120gr dátiles (yo utilizo medjoul)
-300ml agua (al gusto, se puede cambiar por leche o bebida vegetal)

Preparación:

Trituramos las avellanas hasta que se forme una pasta. Reservamos.

Ponemos la mitad del agua en una olla junto con el cacao, con una varilla removemos mientras se calienta la mezcla y se disuelve el cacao por completo.

Apartamos del fuego y añadimos los dátiles y la calabaza. Trituramos todo bien con ayuda de una batidora hasta que no queden grumos. Añadimos entonces la crema de avellanas y mezclamos de nuevo.

Ahora es el momento de ir añadiendo el resto del agua hasta conseguir la textura que más nos guste. Tened en cuenta que luego cuando la llevemos a la nevera aún quedará algo más densa.

Cuando esté a nuestro gusto la ponemos en los botes que hayamos elegidos y la dejamos enfriar, cerramos los botes con las tapas y a la nevera. Se mantiene en buen estado alrededor de una semana guardada siempre en frigorífico.

lunes, 9 de octubre de 2017

Bizccho de calabaza y chocolate especiado

Buenos días! Ya estamos a tope con la temporada de la calabaza. Adoro el verano (y la primavera si viene con buen tiempo) y lo paso fatal cuando se termina esa estación... pero entonces entra el otoño y trae cosas maravillosas como la calabaza, el pumpkin spice, las comidas con "bien de salsa" calentitas... Especialmente la calabaza me chifla, si seguís este blog sabéis que he publicado ya bastantes recetas de bizcochos, panes, brioches, muffins o cupcakes con calabaza, y es que aporta una textura super jugosa y deliciosa a las masas. Hoy traigo una nuevas versión de un bizcocho con calabaza, de chocolate porque el antojo me pudo, y super mega especiado: jengibre, canela, clavo y nuez moscada han sido mi elección para este bizcocho, pero si no os gustan podéis omitirlas, cambiarlas o poner solo alguna de ellas. Y mirad qué huevos he utilizado para prepararlo... huevos blancos!! Sí... no son una novedad... pero aquí en Galicia era imposible encontrarlos en los supermercados... hasta el otro día!! Y yo tan feliz, porque quedan preciosos en las fotos :)


¿Y solo eso? Pues no, porque siguiendo en mi línea de no tomar tanto azúcar, sal, alimentos procesados, etc., he decidido endulzar este bizcocho de manera natural, y para ello he utilizado dátiles. Os aseguro que no os imaginaríais que este bizcocho no lleva ni una pizca de azúcar añadido porque ha quedado super dulce!! Al menos para mi paladar! jeje La textura me encanta, no es un bizcocho de gran miga, es bastante compacto pero tierno en la boca, por su textura es ideal para preparar tartas de varios pisos ya que aguantará sin problemas lo que le pongamos. Así que venga, manos a la masa y vamos a la receta :D



Cómo hacer bizcocho de calabaza y chocolate sin azúcar


Ingredientes (1 bizcocho pequeño):

-30gr aceite de oliva
-175gr datiles medjoul sin hueso
-2 huevos
-150gr puré de calabaza
-50gr harina de trigo
-50gr harina de espelta
-30gr cacao
-2 cucharaditas de levadura
-1/4 cucharadita de jengibre
-1/4 cucharadita de clavo
-1/4 cucharadita de canela
-1/4 cucharadita de nuez moscada
-Pepitas de chocolate al gusto

Preparación:

Batir los huevos con el aceite hasta que se mezclen bien.

Triturar dátiles y calabaza. Añadir a los huevos y batir

Añadimos la levadura, el cacao y las especias y batimos de nuevo hasta que se integren por completo.

Ahora añadimos la harina de espelta y mezclamos bien.  Por último añadimos la harina de trigo y batimos bien hasta que nos quede una masa cremosa.

Ahora podemos añadir trocitos de chocolate a la masa, removemos bien y ponemos la masa en el molde que hayamos elegido, yo utilicé el típico molde de cake pero de silicona, para no pelearme a la hora de desmoldar ;)

Llevamos al horno a 180º precalentado durante 40-50 minutos. Cuando esté listo lo dejamos reposar hasta que esté casi frío (o frío del todo) y desmoldamos. Lo mejor es guardarlo en un recipiente hermético para evitar que se seque.


Espero que os guste y disfrutéis del intenso sabor a chocolate y el toque delicioso de las especies :D

lunes, 2 de octubre de 2017

Tortitas de zanahoria (carrot pancakes)

Buenos días!! Vuelvo con una receta de tortitas!! Parece mentira que con lo mucho que me gustan haya tardado tanto en traeros una nueva receta!! Lo cierto es que la falta de tiempo (y un poco de ganas) hacían que preparara desayunos más sencillos o que llevan menos tiempo de elaboración por la mañana... Pero aquí estoy de vuelta! A tope de energía y más con estas tortitas de zanahoria! La verdad es que la foto no les hace justicia... están mucho más buenas de lo que parece!! Pero era muuuy pronto y un día muuuuy gris y lluvioso, vamos, ideal para despertar con este desayuno ;) La receta está sacada de un libro que desempolvé hace poco: Comer en la oficina (ed. NGV), en realidad es para hacer gofres, pero yo hice tortitas y quedaron maravillosas. Me pareció una receta estupenda, con harina de espelta que da un toque muy especial y jugoso tanto a bizcochos como en este caso a tortitas. Y añadiendo zanahoria y manzana, que aportarán todos sus nutrientes y vitaminas y aportarán un dulzor natural, sin necesidad de añadir mucho más... Lo mejor es que si tenéis una batidora o picadora la masa se hace en un periquete, todo dentro y a triturar hasta que quede una masa cremosa, vamos, que no tenéis excusa para no prepara estas tortitas de zanahoria para desayunar :D


Cómo hacer tortitas de zanahoria con harina de espelta sin azúcar


Ingredientes (2 personas):

-60gr harina de espelta
-1 cucharadita de levadura
-1 huevo
-25gr mantequilla
-50gr zanahoria
-50gr manzana
-1 cucharada de coco rallado
-30ml leche
-1 cucharada de miel (opcional)

Preparación:

Como os he dicho, lo mejor es tener una picadora o utilizar la batidora, nos ahorramos el paso de tener que rayar la zanahoria y la manzana. Así que lo que hice fue derretir la mantequilla un poco en el microondas, la quito justo cuando ya empiezan a derretirse los bordes, así termino de mezclarla y queda como en punto pomada, sin estar líquida ni muy caliente.

Pongo la mantequilla en una trituradora junto con el huevo, la manzana y la zanahoria y trituro todo hasta que queda una masa más o menos homogénea. Entonces añado la levadura, la harina y el coco y trituro de nuevo para que se mezcle. Añado el coco y la leche y volvemos a triturar.

Nos debe quedar una masa líquida pero ligeramente espesa. Ponemos la sartén o plancha a calentar, utilizo un spray de aceite para engrasarla. Cuando esté caliente (fuego medio o medio-alto) ponemos un par de cucharadas de masa y vamos haciendo las tortitas, cuando burbujee y los bordes hayan cuajado le damos la vuelta con una espátula. Repetimos hasta terminar con toda la masa.

En esta ocasión acompañé las tortitas de un té y como topping un poco de mermelada de ciruelas casera que combina femonenal con ese toque ácido que tiene :D

lunes, 25 de septiembre de 2017

Tarta de queso, yogurt y kiwi berries

Buenos días!! Hoy traigo postre "exótico" por así decirlo ya que los kiwi berries todavía son algo "nuevo", especialmente para los que vivimos en Galicia, donde todos los alimentos tardan mucho más en llegar... si es que llegan! La combinación de sabores de esta cheesecake de kiwi y yogurt me encanta, el yogurt le da un punto más fresco que si fuera solo de queso, el sabor de los kiwi berries es mucho más dulces que los normales, así que quedan genial en esta tarta, y al utilizar productos bajos en grasa esta cheesecake es mucho más suave, ligera y fresca que otras. Vamos, un postre ideal para cuando nos apetece algo dulce pero no queremos sentirnos pesados después.


Sobra decir que podéis utilizar kiwis normales en lugar de kiwi berries, incluso podéis cambiar el kiwi por otra fruta de vuestra elección. También podéis hacer una cheesecake más cremosa utilizando productos que no sean bajos en grasa, será una tarta más pesada pero mucho más cremosa. En esta ocasión me he decantado por los productos con menos grasa porque quería conseguir una tarta con el mismo sabor pero mucho más ligera, la textura es casi de panna cotta o similar, tipo flan de huevo incluso. La base de galletas para mí es imprescindible, pero siempre podéis hacerla sin base si preferís que sea todavía más ligera y fresca. Vamos, que hay muchas versiones posibles de esta tarta ;)


Cómo hacer una cheesecake de yogurt con kiwi berries


Ingredientes:

-1/2 paquete de galletas tipo Digestive
-40gr mantequilla
-3 cucharadas de agua
-1 pizca de sal

-250gr queso philadelphia light
-250gr yogurt griego light
-3 cucharadas de miel u otro endulzante (o más si lo queréis bien dulce)
-150ml leche
-4 láminas de gelatina
-Kiwi berry para poner encima

-Láminas acetato para hacer los moldes (podéis hacer una tarta más grande con un molde tradicional)

Preparación:

Trituramos las galletas con la pizca de sal hasta hacerlas polvo, yo las pongo en una bolsa y las aplasto con un rodillo.

Derretimos la mantequilla, le añadimos las tres cucharadas de agua, mezclamos y lo echamos a la bolsa de las galletas. Mezclamos bien con las manos (podéis hacerlo en un bol si os resulta más fácil, yo así lo hago más rápido y mancho menos, jeje), debe quedar una textura de arena mojada.

Poner la gelatina con agua fria a remojar.

Batir el queso y el yogurt en un bol.

Calentar la leche hasta que hierva, separar del fuego y añadir las láminas de gelatina (ya blandas) escurridas, remover bien hasta que se disuelvan por completo. Añadir al bol del queso. Dejar reposar en la nevera hasta que espese un poco

Poner en una bandeja una lámina de papel antiadherente, coger el acetato y cortar tiras de la altura que queramos para las cheesecake. Enrollarlas y fijar con celo, colocarlas sobre el papael antiadherente y rellenar con base de galletas presionando bien para que quede firme la base (paso imprescindible para que no queden huecos por los que se os salga la crema de queso luego).

Sacamos la crema de queso de la nevera, batimos un poco y la añadimos por encima de la galleta, dejamos reposar en la nevera hasta que cuajen (unas 2 horas son más que suficientes).

Desmoldar las mini tartas de queso, cortar los kiwi berry y colocarlos por encima para decorar.


jueves, 21 de septiembre de 2017

Nachos mexicanos a mi manera

Siguiendo en la línea del post anterior, hoy os traigo la "receta" de los nachos mexicanos a mi manera, de receta tiene poco... porque no es más que juntar ingredientes y listo. Pero si no los habéis probado nunca así hacedlo, me encantan!! Que conste que los de carne también... bueno... es que me gustan todos... pero estos son muuuuy fáciles y rápidos de hacer, así que cuando tengo antojo de nachos y se me cruza la oportunidad de prepararlos para un picoteo con amigos pues preparo estos. La verdad es que gustan a todos y son muy versátiles, ya que si hay alguien a quien no le guste uno de los ingredientes se puede cambiar fácilmente por otro o directamente omitirlo. Por ejemplo, el pico de gallo a veces lo preparo solo con pimientos y cebolla, otras veces añado tomate también, a veces con cilantro y otras veces sin él pues no a todo el mundo le gusta su sabor. Lo mismo para la carne, a veces los preparo con jamón serrano y otras veces con bacon, pero las opciones son muchas!! Espero que os gusten :)



Cómo hacer nachos mexicanos con pico de gallo


Ingredientes:

-Nachos (los que más os guste)

-Jamón serrano o bacon (cantidad al gusto, yo suelo poner unos 50-80gr)
-Queso rallado (el que más os guste, yo suelo tirar por alguno suave, pero voy cambiando, cantidad al gusto, la necesaria para cubrir la bandeja)

-1/2 cebolla
-1 tomate pequeño
-1/2 pimiento rojo
-1/2 pimiento verde

-Brocomole
-Crema fresca (o nata espesa si no la encontráis)

Preparación:

Empezamos por el jamón serrano, lo cortamos en taquitos y lo pasamos por una sartén hasta que se dore bien, lo mismo si elegimos bacon. Cuando esté listo reservamos.

Colocamos en una bandeja de horno grande los nachos, deben quedar lo más expandidos que podamos, por eso es mejor que la bandeja de horno sea lo más grande posible. Ponemos encima bien repartido el jamón que hemos cocinado, y sobre todo ello el queso rallado, cubriendo bien todos los nachos. Llevamos al horno a 200º unos 10 minutos máximo, hasta que el queso se funda.

Mientras pasamos a hacer el pico de gallo: picamos la cebolla, el tomate y los pimientos en cubitos lo más pequeños que podamos. Los ponemos en un bol, mezclamos (podéis añadirle sal, pimienta, zumo de lima... o dejarlo así sin más!).

Cuando el queso se haya fundido sacamos los nachos del horno, ponemos el pico de gallo bien repartido por encima.  En otros dos boles ponemos el brocomole y la crema fresca. Son mis favoritos para acompañar los nachos.

Listo para servir el conjunto y que los invitados disfruten!!


lunes, 18 de septiembre de 2017

Brocomole: guacamole bajo en grasa con brócoli

Buenos días!! Hoy sigo en la línea de recetas más sanas para este último trimestre del año! Si a algo me he aficionado en el último año o dos años ha sido a la comida mexicana, cada vez me gusta más, aunque por desgracia por aquí no tenemos muchos mexicanos para poder disfrutar de esta gastronomía. Es por ello que muchas veces termino por cocinar en casa platos mexicanos (adaptados eh! Que no soy ninguna experta... y procuro adaptarlos a mis gustos ya que estamos... jeje). El guacamole me chifla... pero no es precisamente light, así que cuando vi esto del brocomole en la revista Coolt no pude evitar probarlo en casa y eso es lo que os traigo hoy! Aunque en principio pueda parecer que no va a saber a guacamole la verdad es que sí que tiene su punto!!! Obviamente el sabor del brócoli está ahí... pero a mí me encanta el brécol así que esta alternativa al guacamole tradicional me encanta!! Y es mucho más ligero así que también me sienta mejor al estómago, vamos, que os lo recomiendo sí o sí. Además, es super fácil de hacer y tampoco se tarda mucho... y si lo hacéis en una cena o comida con amigos seguro que los dejáis con la boca hiper mega abierta :D



Cómo hacer un guacamole bajo en grasas y más ligero: brocomole


Ingredientes (para cantidades industriales!! mejor hacer la mitad):

-2 ramas de brécol
-1 diente de ajo
-1 aguacate
-Cilantro fresco al gusto
-Zumo de 1 lima
-Sal
-Pimienta

Preparación:

Lo primero es cocinar el brécol, yo lo corto bien pequeñito (podéis ayudaros de una picadora) y lo cocino al vapor en el estuche de Lékué, es muy rápido y cómodo. Luego lo dejamos enfriar un rato.

Mientras picamos el ajo, pelamos el aguacate, exprimimos el zumo de la lima y cortamos las hojas de cilantro.

En un vaso de la batidora ponemos todos los ingredientes, añadimos sal y pimienta al gusto y trituramos. Podéis reservar algo de brécol, ajo, cilantro y aguacate para añadirle trocitos por el medio, si no, trituramos todo hasta conseguir una consistencia cremosa y listo.

Lo podéis comer así o dejarlo enfriar un ratito más en la nevera. Está delicioso!! Para comer con nachos, con palitos de pan, en tostas o incluso como guarnición para un pescado a la plancha... os lo aseguro! :)


lunes, 11 de septiembre de 2017

Tarta de queso, chocolate y moras (sin azúcar)

Buenos días!! Volvemos con un postre aprovechando que aún quedan algunas moras en los lugares más afortunados, porque por aquí ya prácticamente no queda ni una!! Este tipo de tartas me encantan para preparar en verano porque son fresquitas, necesitan nevera sí o sí para que aguante cuajada la tarta, pero luego se deshace en la boca con una cremosidad irresistible. La que os traigo hoy con chocolate negro no es nada empalagosa, la podéis hacer con chocolate blanco que queda extraordinariamente rica (sí, he hecho esta tarta con varios chocolate y todas han quedado de muerte!!) pero es algo más empalagosa, apta solo para amantes del chocolate blanco, jejeje. Lo mejor es que es una tarta super fácil de hacer, apenas lleva tiempo prepararla, se mancha poco y no necesita horno, vamos, que son todo ventajas. Así que espero que os animéis a hacerla y os guste tanto como nos gustó a nosotros :D



Cómo hacer una tarta cremosa de moras, chocolate y queso


Ingredientes:

-1/2 rulo galletas digestive
-70gr mantequilla
-2 cucharadas de agua
-1 pizca de sal

-200 chocolate negro (sin azúcar)
-250 queso crema
-200ml nata
-Moras al gusto (mínimo 150gr)

Preparación:

Trituramos las galletas hasta hacerlas polvo, yo lo hago metiéndolas en una bolsa y aplastándolas con un rodillo.

Derretimos la mantequilla y mezclamos con las galletas hasta que quede una textura de arena mojada, yo añado además dos cucharadas de agua para no utilizar más cantidad de mantequilla, también añadimos a esta mezcla la pizca de sal que le da un punto delicioso en contraste con el dulce que va a llevar encima. Hacemos la base de la tarta, yo forro el molde con papel antiadherente y entonces pongo encima de la base la masa de galletas, con una cuchara o con los dedos la vamos aplastando hasta cubrir toda la superficie.

Fundimos el chocolate en el microondas con cuidado de que no se queme.

En un bol aparte ponemos la nata un poco batida (mejor utilizar crema espesa), el queso y añadimos el chocolate, trituramos todo con ayuda de una batidora hasta que quede una crema uniforme.

Ponemos sobre la base de galletas la mitad de la crema que acabamos de hacer, cubrimos todo con moras y ponemos encima el resto de la crema. Ponemos más moras por encima para decorar y llevamos la tarta a la nevera un mínimo de 3-4 horas, mejor hacerla de un día para otro, así cuajará por completo y estará fresquita para tomarla :)



Espero que os guste!!!


Nota: el chocolate que utilizo es sin azúcar, pero con edulcorantes, por eso queda ya la masa algo dulce. Si para vosotros es demasiado amarga podéis endulzar la tarta con un par de cucharadas de miel. Si la hacéis de chocolate blanco, con lo dulce que es no hará falta endulzar la tarta con nada.

lunes, 4 de septiembre de 2017

Repostería saludable: sustituir ingredientes no saludables por otros más adecuados

Hoy os traigo un post que creo que puede resultar de utilidad cuando estamos tratando de comer de una forma más saludable, especialmente si somos amantes de los dulces y la repostería. Creo que este post puede ser interesante y útil porque hace poco me vi en la encrucijada de cocinar una tarta que suele hacer mi madre pero que lleva mantequilla... y quería sustituir la mantequilla por otro ingrediente más saludable, sabía que había varias opciones... pero no cuál era la más adecuada. Fruto de eso os traigo este post con receta probadas donde el cambio de un ingrediente no saludable (como la mantequilla o el azúcar) por otro más saludable (como las frutas o las legumbres) dan como resultado postres igualmente deliciosos pero mucho más sanos :)

Cómo sustituir el azúcar en un postre sin utilizar edulcorantes

En primer lugar, ahora que empezamos nuevo curso escolar y somos muchos los que nos proponemos retomar la dieta, comer más sano y eliminar ciertos ingredientes..., seguro que os interesa saber cómo podemos cambiar el azúcar en una receta por algo que no sean edulcorantes, algo más natural y que siente mejor a nuestro estómago (ojo, no digo que los edulcorantes sean malos, de hecho los consumo, pero no siempre me sientan bien, especialmente en grandes cantidades).

Una gran opción para sustituir el azúcar es añadir dátiles a nuestra receta. Bien triturados aportan todo el dulzor sin añadir sabor. Particularmente es el sustituto que más me gusta. Aunque cuidado, porque son calóricos!! Siempre será mejor que añadir azúcar refinado, pero con moderación ;)

Aquí tenéis un ejemplo de uso de los dátiles para endulzar, ni más ni menos que una crema de chocolate y avellanas, vamos, una Nocilla o Nutella sin azúcar y con todo el sabor ;)


Cómo sustituir el huevo en un bizcocho

Cuando queremos hacer un bizcocho pero no tenemos huevos, alguien es intolerante al huevo o simplemente queremos reducir el consumo de huevos o las calorías que aportan a un bizcocho, una alternativa muy buena y saludable es añadir puré de plátano. No tenemos más que tener un plátano en su punto, ni verde ni demasiado maduro, machacarlo bien hasta hacerlo puré y listo!! Aquí os dejo un ejemplo de bizcocho de chocolate estupendo ;)



Cómo sustituir la mantequilla en una tarta o brownie

El plátano no solo nos sirve para sustituir los huevos, también para evitar añadir más grasas como la mantequilla, especialmente en bizcochos o tartas como esta de manzana, que es la tarta de manzana tradicional pero mucho más ligera gracias a sustitutos como el plátano ;)

Otra opción es cambiar las grasas de la mantequilla por alubias... siiiiii... aluuuubias, no os asustéis! Las alubias dejan la textura perfecta como si añadiésemos grasas y nada de sabor, además aportará más proteínas a nuestro postre así que son todo ventajas!! Si todavía no te convence la idea de añadir alubias mira este brownie de chocolate con alubias ;)



Y no penséis que solo funciona en brownies el truco de las alubias, también lo he probado en bastantes bizcochos de tartas y el resultado es estupendo! Mira esta tarta de chocolate :D


Cómo sustituir la harina de trigo refinada en un bizcocho

Y aunque el trigo por sí mismo no es malo, es cierto que la harina de trigo refinada que compramos en el supermercado no nos aporta gran cosa nutricionalmente hablando. Así que si os animáis a cambiarla hay muchas opciones, como la harina de almendra, la harina de coco o el trigo sarraceno. A mí como más me gusta es combinando varias harinas, creo que el resultado es mejor y sobre todo delicioso!! Para muestra un botón... o dos!!

Esta impresionante tarta de zanahoria que nadie diría que no tiene gluten, ni azúcares añadidos ni lactosa!!


O este bizcocho marmolado de plátano y algarroba que está para chuparse los dedos ;)


Espero que os haya gustado este post y que estas ideas os sirvan para hacer cambios en vuestra dieta y empezar el curso y superar la vuelta de las vacaciones a tope de motivación para llevar un estilo de vida saludable :D

lunes, 28 de agosto de 2017

Tarta de zanahoria (receta paleo)

Y esta pasa a ser mi receta de postre paleo favorita y una de mis favoritas de tarta de zanahoria. Para no llevar nada de azúcar añadido y ser una tarta sin gluten está absolutamente deliciosa!! Muy jugosa, nada pesada y con todo el sabor de la tarta de zanahoria tradicional. Vamos, una pasada!! Lo mejor es que también es muy fácil de hacer, no lleva mucho tiempo preparar la masa y como cobertura si queréis ponerle yo utilizo queso fresco batido con vainilla que ya venden en el supermercado y la verdad es que le queda fenomenal, aunque solo también está muy bueno!! Así que animaos a prepararlo que es una opción más natural y saludable que la tradicional tarta de zanahoria ;)


Cómo hacer una tarta de zanahoria paleo, sin azúcar añadido ni trigo


Ingredientes:

-2 zanahorias grandes (220gr aprox)
-1 plátano (150gr con monda)
-3 huevos
-100ml aceite de oliva
-1 cucharadita de levadura
-1 cucharadita de bicarbonato
-100gr dátiles medjoul
-100gr harina de trigo sarraceno
-50gr harina de almendra
-50gr harina de coco
-150ml bebida de coco
-Nueces al gusto
-Especias al gusto (canela, nuez moscada y jengibre es lo que yo pongo)

Preparación:

Lo primero será triturar la zanahoria con un robot de cocina, cuando esté bien triturada añadimos el plátano y los dátiles y trituramos de nuevo.

En un bol batimos los huevos con el aceite hasta que se mezclen bien. Ahora añadimos toda la mezcla anterior y batimos bien con una varilla de mano. Añadimos las especias y batimos de nuevo.

Ahora añadir la levadura, el bicarbonato y las harinas intercalando con la leche y batimos con cada adición. Añadimos las nueces y removemos bien, no hace falta batir, tan solo que se mezclen en la masa. Nos quedará una masa bastante espesa, no os asustéis.

Horneamos a 180º durante unos 40-50 minutos aproximadamente. Cuando esté lista la dejamos enfriar sobre una rejilla y una vez fría podremos desmoldar sin problemas. Es ideal para comer sola o acompañada con queso fresco batido aromatizado con vainilla y miel para darle un toque dulce.

lunes, 21 de agosto de 2017

Bizcocho marmolado de plátano y algarroba (receta paleo)

Esta es otra de las recetas paleo que llevé al evento en MasSalud, un bizcocho de plátano y algarroba super fácil de hacer y delicioso!! Sin azúcar añadido (bueno... sin azúcar de mesa, que éste lleva sirope de agave y eso es azúcar) ni edulcorantes, sin gluten y sin lactosa. De sabor... delicioso!! Aunque claro, a mí me encanta el plátano... y el toque de algarroba me parece que queda genial! Ya mezclé el plátano con algarroba en este pastel y me parece que es una combinación perfecta. Si no lo habéis probado yo os animo a que hagáis este bizcocho porque queda super rico y es muy sencillo ;)


Cómo hacer un bizcocho marmolado de algarroba y plátano


Ingredientes:

-2 huevos
-1 plátano (120gr con piel)
-1 cucharadita de levadura
-50gr harina de trigo sarraceno
-30gr harina de almendra
-40gr miel o sirope de agave
-1 cucharada de algarroba

Preparación:

Batimos los huevos y la miel o sirope de agave en un bol hasta que queden bien mezclados.

Trituramos el plátano y los añadimos a la mezcla, batimos bien. Ahora añadimos la levadura y volvemos a batir.

Añadir ahora el trigo sarraceno y la harina de almendra y batir de nuevo hasta que se incorporen por completo.

Dividimos la masa en dos, a una le añadimos la algarroba y batimos bien. La otra masa la dejamos tal cual.

Ponemos en el molde las masas alternando los colores y decoramos con más plátano (opcional). Horneamos a 180º durante 25 minutos aproximadamente, hasta que al pinchar con una brocheta ésta salga sin restos de masa cruda. Una vez hecho lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar en una rejilla, luego ya podremos desmoldarlo y disfrutarlo!


lunes, 14 de agosto de 2017

Pastel de chocolate y aguacate (receta paleo)

Bueno, pues como os dije he vuelto para quedarme! Y aquí os traigo la primera de una serie de recetas de postres naturales, sin azúcares ni edulcorantes añadidos, lo que vienen siendo postres o recetas paleo, que tampoco llevan gluten ni lácteos así que apto para los intolerantes a estos dos alimentos. De las 3 recetas que os voy a traer quizá es la que menos me gustó a mí y curiosamente la que más gustó en el evento de MasSalud que os contaba aquí, vamos... que voló!! En un abrir y cerrar de ojos no quedaba nada de este pastel!! La verdad es que es super cremoso, con sabor intenso a chocolate pero nada pesado, y no se nota nada el sabor a aguacate. ¿El truco? Que el aguacate esté bien maduro ;)


Cómo hacer un pastel paleo de chocolate y aguacate


Ingredientes:

-1 aguacate maduro
-2 cucharadas de cacao puro en polvo
-2 huevos
-1 cucharadita de levadura
-150ml leche de coco
-80gr harina de trigo sarraceno
-30gr harina de coco
-80gr dátiles medjoul

Preparación:

Trituramos con una picadora o batidora el aguacate junto a los dátiles. Batimos los huevos y añadimos a la mezcla.

Ahora lo pasamos a un bol y añadimos la levadura, el cacao, la harina de trigo sarraceno y la harina de coco, alternamos con la leche y batimos entre cada adición hasta conseguir una textura cremosa, tipo mousse.

Horneamos a 180º durante 25-35 minutos. Una vez hecho lo dejamos enfriar y podemos degustarlo tal cual o espolvorear un poco de coco por encima o poner unas gotas de chocolate. Ya veis que es sencillísimo de preparar así que animaos a probarlo y ya me contaréis :D

miércoles, 9 de agosto de 2017

Curso de fotografía con Jesús Madriñán

Buenos días!!! Sí... ausente es poco... más de 1 mes sin pasar por aquí, no? Pero es que el final de "curso" ha sido de campeonato y las fuerzas ya no me daban ni para publicar en el blog, necesitaba unas vacaciones urgentemente y aquí están!!! Así que espero dejaros unos cuantos post en las próximas semanas, la mayoría serán recetas sanotas y naturales y en medio habrá alguna golosada seguro, los que me seguís en instagram ya os imaginaréis algo :P


Hoy vengo a hablaros de una experiencia genial que he podido disfrutar la semana pasada, se trata de un curso de fotografía con Jesús Madriñán, que si no lo conocéis ya tardáis en visitar su página web y en quedaros embobados mirando sus increíbles trabajos :D El caso es que a pesar de que no era un curso de "gastrofotografía" (término recién inventado por mí...) Jesús supo dar un contenido que nos sirviera a todos los participantes y a la vez era capaz de puntualizar en cada uno de los casos dándonos consejos para nuestro ámbito, en mi caso me ayudó bastante e incluso me trajo algún material que me ayudará a hacer mejores fotos en el futuro. La verdad es que fue un curso muy productivo y participativo, donde no solo aprendimos... también lo pasamos genial! Una de las prácticas era recrear obras históricas, yo elegí el cuadro de la vieja friendo huevos de Velázquez pero, como era una reinterpretación, lo que hice fue llevarlo a tiempos más modernos y en vez de freír huevos se horneaban muffins ;) Qué os parece el resultado? Conseguimos recrearlo? :P


Muchas gracias a Jesús por todos sus consejos y por la pasión que pone en su trabajo, se nota de verdad que le gusta lo que hace, lo siente de verdad y eso se nota en su trabajo y en su forma de explicar y contar las cosas. Y gracias a todos los compañeros del curso por los buenos momentos que nos hicieron pasar :D

lunes, 19 de junio de 2017

Aprendiendo sobre la vida paleo: Jornadas Mass Evolution en MasSalud Fene

Buenos días!! Hoy traigo un nuevo post de evento... pero no os vayáis tan pronto si no os interesa, que en este post os voy a hablar de 3 postres que veréis muy pronto en el blog ;) El pasado día 10 fui a las jornadas Mass Evolution en el centro MasSalud Fene. Aunque su punto fuerte o base es la fisioterapia, con este evento trataron de dar a conocer la filosofía con la que trabajan en su centro, basándose en la psiconeuroinmunología (poniendo en valor la fuerte relación que hay entre mente-cuerpo, tal y como se defiende desde la psicología por ejemplo), algo fascinante y muy interesante. Además, son defensores de llevar un estilo de vida paleo, que seguro que a muchos os suena porque se ha puesto muy de moda últimamente. No voy a tratar de explicaros aquí en qué consiste detalladamente este estilo de vida pero si os interesa no os perdáis la próxima jornada que van a realizar en MasSalud el día 1 de julio, podéis inscribiros contactando directamente con ellos.



Jornadas Mass Evolution en MasSalud Fene


Empezamos con un poco de ejercicio suave, para conocernos un poco todos (la mayoría éramos desconocidos) y empezar la mañana con buen rollo y energía. Nos explicaron en qué consistía la jornada, qué íbamos a hacer y empezaron a dar algunas pinceladas sobre su filosofía, la importancia del aquí y del ahora, de vivir tranquilos y de llevar un estilo de vida activo y saludable.


No faltó el humor durante toda la jornada ;)

Dinámicas en las que los que pierden... pagan con sudor! :P

Continuamos, cómo no, con un buen desayuno para cargarnos de energía para lo que vendría después. Aquí es donde entro yo, ya que eché una mano con la super mesa de desayuno que prepararon para la jornada. Además de un montón de frutas, aguacates, huevos cocidos, jamón serrano, cecina, frutos secos, dátiles... también hubo hueco para los dulces, de los cuales me encargué yo: bizcocho de plátano y algarroba, pastel de aguacate y chocolate y una tarta de zanahoria. Todas estas recetas están hechas sin azúcar y son sin gluten... y no os podéis imaginar lo buenas que están!!! Por supuesto próximamente veréis estos postres en el blog ;)



Pastel de chocolate y aguacate

Tarta de zanahoria y bizcocho de plátano y algarroba



La mesa de desayuno no podía estar colocada con más detalle y gusto :)

Ya con la barriga llena tocó el momento de formarse un poco, entender la importancia de llevar un estilo de vida saludable y cómo ese estilo de vida paleo puede mejorar nuestra calidad de vida. Lo que más me gustó a mí fueron dos cosas: 1) todo lo que defienden se basa en estudios científicos con datos que demuestran que esta dieta y este estilo de vida aporta beneficios a nuestro organismo y 2) que no lo imponen!!! Simplemente te enseñan y te explican lo que ellos consideran que es mejor para nosotros, pero luego tú eres libre de aceptarlo totalmente, parcialmente (siguiéndolo habitualmente y saltándotelo cuando te apetece) o pasar de ello. Esto particularmente me gustó, porque muchas veces cuando se pone un movimiento o estilo de vida de moda adquiere una forma de ser sectaria, y en este caso no es para nada así :)

Borja durante la sesión formativa

Camilo durante la sesión formativa

Y tras entender en qué consiste este estilo de vida y haberlo puesto en práctica en el desayuno, tocó ponerlo en práctica en la parte deportiva. Dividieron a los participantes en 3 niveles, en función de la dificultad o exigencia de los entrenamientos: unos se centraron más en pilates, otros hicieron bastante cardio y los últimos eran directamente unos bestias, creo que con las fotos os queda claro cuál es cada grupo :P





Y después de todo esto sólo me queda recomendaros que si os interesa llevar un estilo de vida saludable y no sabéis por dónde empezar, o ya lo lleváis pero queréis conocer mejor la vida paleo o simplemente queréis pasar una jornada super divertida y con un desayuno delicioso (jijiji), apuntaos... merece muy mucho la pena!!! :D


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails