lunes, 27 de octubre de 2014

Layer cake de higos y chocolate blanco

Buenos días!! Si estáis leyendo esto es que he sobrevivido a la carrera de ayer, jeje. Ha sido una experiencia genial, aunque sé que no iba preparada para ella... y se notó en diversos momentos... pero recorrerse la ciudad corriendo junto a miles de personas no tiene precio :) Y para recuperar fuerzas... qué mejor que una rica tarta??? jajajaja Esta la preparé hace un par de semanas, cuando mi higuera aún daba frutos, ayer quería salir a recoger más y de repente la pobre ya no tenía ni higos ni hojas... ayssss! Pero en el super aún los podéis conseguir, así que manos a la obra. Es un bizcocho de chocolate blanco super rico, que ya he utilizado en otras tartas y queda fenomenal. La crema, en este caso, hice algo sencillito, mascarpone batido con azúcar glass de vainilla y un poco de nata montada para aligerar, más higos frescos y tarta lista para disfrutar :D



Ingredientes (layer cake de 11 cm):

-75gr chocolate blanco
-85gr margarina
-190gr azúcar
-2 huevos
-200gr harina
-1 cucharadita de levadura
-1 cucharadita de bicarbonato
-1 pizca de sal
-250ml leche de soja
-1 higo grandote hecho papilla

-250gr mascarpone
-150ml nata
-50gr azúcar glass vainillado

Preparación:

Derretimos el chocolate, reservamos.

Batimos la margarina y el azúcar hasta que esté cremoso. Añadimos los huevos de uno en uno hasta que estén bien incorporados. Añadimos el chocolate y batimos de nuevo.

Ahora añadimos la levadura y el bicarbonato, batimos. Añadimos la harina y la leche alternándolas y batiendo entre cada adición (harina, batir, leche, batir, harina, batir...). Por último añadimos el higo (o higos si son pequeñitos) bien desmenuzamos y batimos ligeramente.

Echamos la masa en el molde (o moldes) forrado con papel antiadherente (o spray desmoldante si tenéis) y llevamos al horno precalentado a 180º durante 1 hora aproximadamente (si lo hacéis en dos moldes la mitad de tiempo, y si horneáis cada capa en un molde por separado os llevará 20 minutos aprox.). Una vez que está cocido lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para la cobertura, batimos el queso con el azúcar glass. Montamos la nata con una cucharada de azúcar hasta que esté casi firme. Mezclamos las dos cosas con una lengua de gato y listo.

Con el bizcocho frío sólo nos queda cortar los discos, rellenar cada uno con un poco de crema, poner 3 higos cortados en cuartos y hacer lo mismo en cada capa. Al terminar cubrimos todo con una capa finita de crema, en la superficie la hacemos un poco más gorda y decoramos con más higos cortados en cuartos.

Está super rica, fresquita y no excesivamente empalagosa. Espero que os animéis a probarla! :D

lunes, 20 de octubre de 2014

Pound cake de té de regaliz negro

Buenos días!! Esperemos que esta semana vaya mejor que la anterior... que terminó siendo bastante nefasta... así que mandadme todas vuestras energías positivas porque me hacen falta :( Espero que vuestra semana haya sido mucho mejor. Lo único bueno que tuvo fue este pound cake, que además gustó mucho. Es otra de las recetas que preparé para la colaboración con Tu té y tú. La verdad es que quedó muy bien, con un aroma y sabor muy concretos pero nada pesados, la cobertura es un ganache de chocolate blanco aromatizado con té que le queda de maravilla. Tiene un sabor muy peculiar y bastante otoñal o invernal, es fresco pero no como el mentolado, no sabría explicarlo... así que os tocará comprar el té para probarlo ;)



Ingredientes:

-250gr harina de trigo
-2 cucharaditas de levadura
-125gr mantequilla
-180gr azúcar
-3 huevos M
-100ml agua
-10gr té de regaliz negro

-80gr chocolate blanco
-100ml nata
-5gr té de regaliz negro

Preparación:

Infusionamos el té en el agua. Reservamos.

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremosa. Entonces añadimos los huevos, de 1 en 1 y batiendo cada vez que añadimos uno.

Añadimos la levadura y la harina y batimos bien. Entonces añadimos el agua (le quitamos el té, escurriéndolo bien para aprovechar todo el líquido), batimos hasta tener una crema homogénea.

Echamos en nuestro molde que habremos preparado previamente (yo lo forro con papel antiadherente), y lo llevamos al horno precalentado a 180º durante 30-40 minutos, hasta que al pinchar con una brocheta ésta salga limpia. Cuando esté listo desmoldamos con mucho cuidado y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Mientras hacemos la cobertura, hervimos la nata con el té un minuto. Filtramos y desechamos el té. Añadimos el chocolate en trozos (cuanto más pequeños más fácil que se funda) y mezclamos hasta que se funda por completo. Ya tendremos la cobertura, dejamos que se temple un par de minutos, que empiece a coger algo de cuerpo, pero no mucho, y entonces la echamos por encima del cake, así nos irán cayendo algunos hilillos de cobertura por los bordes que quedarán muy bonitos. Terminamos decorando con un poco de té y listo. Servir cuando el cake esté completamente frío y la cobertura haya solidificado.

lunes, 13 de octubre de 2014

Tortitas de calabaza (Pumpkin pancakes)

Buenos días!! Esta semana cambiamos de tercio, dejamos los tés a un lado, y aprovechando que ya es otoño, llega el frío, las castañas y, cómo no, las calabazas... vamos a hacer unas ricas tortitas de calabaza!! A los que me seguís sabéis que tengo predilección por añadir puré de calabaza en las masas, les da una textura increíble, tanto en panes como en bizcochos o, como hoy, tortitas. Crea una textura más esponjosa de lo habitual, con aroma y sabor, pero sin resultar excesivamente fuerte... vamos que es una delicia para el paladar y para el alma :)



Pocas cosas me gustan más que hacer tortitas un fin de semana de lluvia (o por semana... pero por cuestiones laborales ahora no me resulta posible), y ya si son de calabaza es pura locura. Las había preparado en otras ocasiones, pero no me terminaba de convencer... hoy sí, es la receta perfecta de tortitas de calabaza así que espero que os animéis a prepararlas. Además, gorditas gorditas, para hacer una perfecta torre que empapar con miel de la zona :D



Ingredientes (8 tortitas, 2 personas):

-80gr harina de trigo
-50gr harina integral (en este caso de avena)
-150gr puré de calabaza
-1 huevo M
-2 cucharadas de azúcar
-1/4 cucharadita de jengibre
-2 cucharaditas de levadura
-1 cucharada de mantequilla dulce*

-Aceite, mantequilla o margarina para la plancha/sartén

*si no tenéis mantequilla dulce tendréis que añadir una o dos cucharadas más de azúcar a la masa, para compensar

Preparación:

Ponemos la mantequilla en un bol apto para microondas y calentamos 15 segundos hasta que se derrita, batimos con unas varillas de mano. Añadimos el huevo y batimos bien, añadimos el azúcar y volvemos a batir, lo mismo con la levadura, que no queden grumitos. Añadimos la harina integral y batimos.

Es el momento de añadir el puré de calabaza (lo podéis comprar o hacerlo en casa, yo lo hago en mi ogya de lékué, pero podéis cocerlo al vapor de otra forma o cocerlo en una olla con agua, pelamos la calabaza y la cortamos en cubitos, cocemos el tiempo necesario hasta que quede blanda y luego la trituramos, si la cocéis con agua la tenéis que dejar escurrir muy muy bien), batimos bien hasta mezclar todo el pué, por último añadimos la harina de trigo, batimos bien y el jengibre, removemos y ya tenemos nuestra masa lista.

Ponemos la sartén al fuego, una que no se os peguen las cosas, le ponemos aceite/mantequilla/margarina y untamos toda la superficie. Como la masa es muy espesa nos ayudamos de una cuchara, ponemos cucharadas de masa en la sartén (la mía es grande y las hago de tres en tres, si es pequeña la que tenéis mejor id de una en una, o si no estáis acostumbrados a hacerlas), tenemos que tener un fuego medio, para que se hagan por el medio y no se nos tueste mucho la superficie. Normalmente les damos la vuelta cuando hacen burbujitas, pero al tener una masa tan espesa las burbujas no se forman, tenemos que darle la vuelta cuando el borde empieza a estar cocido y ya no es tan líquido, la masa ha empezado a cuajarse. Con ayuda de una espátula (o dos, depende de lo mañosos que seamos) le damos la vuelta y dejamos cocinar por el otro lado otro par de minutos, podemos darle más vueltas si vemos que aún no está hecha del todo. Seguimos así hasta terminar con toda la masa.

Para conservarlas calentitas yo las voy poniendo en un plato cerca del fuego, una encima de la otra, así no pierden tanto calor.

Las podéis acompañar de lo que queráis, en esta ocasión me decanté por miel que le va de maravilla a la calabaza :)

lunes, 6 de octubre de 2014

Cupcakes de vainilla y cereza

Buenos días!! Os escribo después de otro fin de semana intenso pero precioso!! Aunque acabe agotada las semanas y ayer me haya pasado gran parte de la tarde durmiendo como un oso, me compensa muchísimo las cosas en las que ando metida (trabajo, otro trabajo, doctorado, blog, colaboraciones, running...) porque me hacen inmensamente feliz, sobre todo la parte gastronómica a la que últimamente estoy dando muuuuucha salida y con la que hacía tiempo que no disfrutaba tanto, hacía tiempo que no me sentía tan feliz, y no recuerdo haberme sentido tan bien (en forma y sana) en mi vida :D

Y siguiendo con los "no recuerdo"... no recordaba lo que era hacer cupcakes!!! Porque llevaba meses sin prepararlos!! Sinceramente... creo que desde las Navidades pasadas... aysssss... esto no puede ser! Tengo que dejarme de tanta tarta y volver a ellos porque me encanta hacerlos, no me preguntéis por qué... pero me relajan, no me tensan tanto como una tarta, y quedan taaaaan monos ^^ Y estos además deliciosos, aromáticos a más no poder y todo gracias a los super tés de Tu té y tú... ¿que no sabes qué es Tu té y tú? Entonces es que te has perdido esta entrada, es una tienda de tés online con una variedad impresionante (al menos para mí, que de tés conozco lo justo, jeje) y con una chica muy maja al frente (Susana, que estaba deseando ver esta entrada :P) que estará encantada de atenderos. Este té me parece espectacular, el aroma es increíble, es duuuulce y para bizcochos y repostería en general viene de maravilla porque aporta todo el aroma y sabor de la vainilla (que nos ahorramos en aroma) y además con un toque de cereza super chulo. Estos cupcakes saben a gloria bendita, y se hacen con muy poquito té, así podremos tomarnos el resto en infusiones acompañando estos dulces :D Animaos a prepararlos que son facilitos y quedan impresionantes!!



Ingredientes (8-10 cupcakes):

-60ml leche
-10gr té rojo con vainilla y cereza
-55gr margarina
-1 huevo M
-110gr azúcar
-120gr harina
-1 cucharadita de levadura

-50gr claras de huevo
-100gr azúcar
-200gr mantequilla
-5gr té rojo con vainilla y cereza

Preparación:

Lo primero de todo es pulverizar el té, yo lo hago con un molinillo eléctrico de café y queda bastante finito.

Calentamos la leche y añadimos el té, dejamos que infusione y se temple unos 15 minutos.

Batimos en un bol la margarina con el azúcar hasta que quede cremoso. Entonces añadimos el huevo y batimos de nuevo. Añadimos la levadura y batimos.

Ahora añadimos la harina y la leche (con el té, lo echamos todo) alternándolos y batiendo entre cada adición (harina, batir, leche, batir, harina, batir...). Cuando tengamos la masa lista (rechupeteamos un poco pero con cuidado... no es cuestión de comerse la masa cruda!!! :P) la echamos en las cápsulas (yo horneo siempre dentro de un molde para cupcakes porque así mantienen la forma perfecta) y llevamos al horno (precalentado) a 180º durante 15 minutos. Cuando estén listos los quitamos del molde y los dejamos enfriar sobre una rejilla.

La cobertura es de Sugarmur, es lo que se llama un swiss meringue buttercream. Los que me conocéis sabéis que no soy nada fan de las buttercream, me empalagan y no me gustan... pero por diversos motivos que no vienen al caso tuve que buscarme nuevas coberturas, investigando llegué a esta y la verdad es que está bastante buena!!! Además, este finde he descubierto que se puede hacer también con margarina y queda perfecta igual, así que genial!!

Para hacerla ponemos las claras con el azúcar al vapor (recipiente con las claras y el azúcar sobre otro que va al fuego con agua, sin llegar a hervir, pero que el primero nunca NUNCA nunca debe tocar el agua), removemos constantemente con unas varillas, tenemos que dejarlas al vapor hasta que no notemos los granitos de azúcar. Entonces las pasamos al bol de la batidora (con varillas de globo para meter aire) y batimos hasta que el bol se enfríe. Cuando las claras estén frías habrán cogido volumen, es el momento de añadir la mantequilla (un poco blanda, pero no que se deshaga) en trocitos poco a poco, debe quedar una crema montada maravillosa que mantiene la forma de una manera espectacular. A esta crema le añadimos el té pulverizado y ya tenemos la cobertura lista.

Cuando los cupcakes estén fríos ponemos la cobertura en la manga pastelera y decoramos, terminamos coronando cada cupcake con una cereza y listo :D

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails